ISO 2600: 7 principios de Responsabilidad Social

shutterstock_418286614

La ISO 2600 pretende ser una guía para la implementación de acciones de Responsabilidad Social, con el objetivo de ayudar a las organizaciones a encaminar dichas prácticas, establece 7 principios que sugiere deben ser adoptados para hacer una contribución significativa al desarrollo sostenible.

-Rendición de cuentas: toda organización debe estar dispuesta a que sus acciones sean sometidas al escrutinio público, debe rendir cuentas por los impactos económicos, sociales y ambientales de su actuación, lo cual también implica asumir responsabilidad por sus impactos negativos y el compromiso de tomar las medidas pertinentes para repararlos y evitar repetirlos.

-Transparencia: esta práctica implica la costumbre de una organización de ser transparente en aquellas acciones que pueden vulnerar a la sociedad y al ambiente y por lo cual deberían brindar toda la información que requieran las partes interesadas en un lenguaje sencillo y en formatos accesibles.

-Comportamiento ético: honestidad, equidad e integridad son los criterios por los cuales debe regirse todo el accionar de la organización, no perseguir solo el objetivo económico de la actividad comercial sino también incrementar los impactos positivos y reducir los negativos.

-Respeto a los intereses de las partes interesadas: las actividades, acciones y decisiones que se toman en la organización afectan y responden a varias necesidades de todos los actores con los que interactúa la empresa, tener en cuenta las expectativas de las partes es fundamental para fidelizar las relaciones.

-Respeto al principio de legalidad: ningún individuo y/u organización están por encima de la ley y, por ende, no tienen la potestad de actuar por fuera de sus marcos. Así, todas las instituciones deben cumplir las leyes y regulaciones aplicables, también en materia de responsabilidad social.

-Respeto a la normatividad internacional de comportamiento: una organización debería contemplar respetar la normativa más exigente aún cuando la normativa nacional a la que esté sujeta no contemple las salvaguardas sociales y medioambientales.

-Respeto a los derechos humanos: Una organización debería respetar los derechos humanos reconociendo, tanto su importancia y su universalidad. Es decir, son aplicables a todos los individuos en todos los países y culturas.

Citas tomadas de https://www.iso.org/home.html

Las 7 materias de la Responsabilidad Social contenidas en la norma ISO 2600

7-materias

La ISO (Organización Internacional para la Estandarización) desarrolla estándares voluntarios que proporcionan valor añadido a todas aquellas organizaciones que busquen mejorar aspectos clave de su desempeño, como la calidad, la ecología, la seguridad, la economía, la fiabilidad, la compatibilidad, la interoperabilidad, la eficiencia y la efectividad, entre otros[1]. Aquí las 7 materias que integran la ISO 2600 y que sirven como guía para aplicación de la Responsabilidad Social.

-Gobernanza de la organización: es el sistema por el cual una organización toma e implementa decisiones para lograr sus objetivos. En lo que respecta a la RS,la gobernanza es quizá el pilar más importante, pues es a través de su toma de decisiones que una organización puede hacer posible un cambio hacia una conducta socialmente más responsable.

-Derechos humanos: la ISO 26000 recomienda a las organizaciones que hagan un esfuerzo por conocer la normativa internacional sobre derechos humanos, incluyendo la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). El compromiso con el respeto y la protección de los derechos humanos debe existir constantemente.

Prácticas laborales: las prácticas laborales de una organización son todas aquellas prácticas y políticas que involucran a los trabajadores de la propia organización o a trabajadores subcontratados. Las políticas incluyen, por ejemplo: reclutamiento, formación y desarrollo, salud, seguridad, procedimientos disciplinarios, promoción, jornada laboral, remuneración, etc. De acuerdo con la Guía, las prácticas laborales son un eje fundamental desde el cual una organización puede influir en el contexto social.

Medio ambiente: la utilización de los recursos, la localización física y la producción de residuos y agentes contaminantes son factores que afectan la estabilidad de los ecosistemas. La ISO 26000 aconseja adoptar un enfoque holístico para abordar el tema del medio ambiente que, además de reconocer la importancia de los factores económicos, sociales, de salubridad y ambientales que se derivan de sus acciones, tenga en cuenta la ineludible interrelación que existe entre ellos.

Prácticas justas de operación: hacen referencia a la necesidad de que la organización tenga un comportamiento ético en sus relaciones con otras organizaciones, así como con sus partes interesadas. Para la ISO 26000, las prácticas justas de operación pueden ser una útil herramienta para generar resultados socialmente favorables, por ejemplo, proporcionando liderazgo y promoviendo conductas de responsabilidad social en la esfera de influencia de la organización.

Asuntos de consumidores: destaca la importancia de que la organización asuma ciertas responsabilidades con sus consumidores, brindándoles educación e información veraz sobre las estrategias de marketing y contratación, fomentando el consumo responsable y sostenible.

Participación activa y desarrollo de la comunidad: para que la responsabilidad social pueda ser desarrollada en su totalidad, la ISO 26000 propone desarrollar políticas y procesos que contribuyan al desarrollo político, económico y social de las comunidades que estén dentro de su esfera de influencia.

[1] Tomado de https://www.iso.org/home.html

 

Claves para entender la Responsabilidad Social e integrarla con éxito al negocio

Imagenes-blog-EURO

El nacimiento de los departamentos, direcciones o coordinaciones de Responsabilidad Social dentro de las compañías se estructuran en momentos diferentes, algunos nacen con la empresa, otros por su parte no se concretan hasta años después de entrada en funcionamiento, no obstante, hay varios elementos que son transversales.

-Desarrollo sostenible: Permite la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad y posibilidades de las futuras generaciones de satisfacer las suyas. Se fundamenta en cuatro pilares: sociedad, medio ambiente, cultura y economía. (UNESCO, 1987).

-Ética empresarial: Propone la adopción por parte de la compañía de principios y valores que orienten sus prácticas al mejoramiento y la calidad de vida de la sociedad, sin dejar de lado la actividad lucrativa de la empresa.

-Ciudadanía corporativa: Es un concepto a través del cual las empresas se entienden como una especie de ciudadanos con derechos y deberes, “es la contribución que hace una compañía a la sociedad, a través de sus actividades esenciales como empresa, su inversión social, programas filantrópicos, así como su trabajo con las políticas públicas” según definición del World Economic Forum.

-Gobierno corporativo: Una buena administración interna garantiza un comportamiento íntegro en la gestión, los derechos de socios y accionistas, el cumplimiento de las responsabilidades administrativas, relaciones transparentes, fluidez y confidencialidad.

-Rendición de cuentas: Es un espacio de interlocución entre los servidores públicos y la ciudadanía. Tiene como finalidad generar transparencia, condiciones de confianza entre gobernantes y ciudadanos y garantizar el ejercicio del control social a la administración, sirviendo además de insumo para ajustar proyectos y planes de acción para su realización.(Ministerio de Educación de Colombia, 2016).

Recuerda que la Responsabilidad Social constituye un activo para la imagen y la gestión de tu compañía, consulta además toda la documentación y reglamentación necesaria para la su implementación y el desarrollo de las actividades.

En nuestra Maestría en Dirección del Desarrollo Local podrás afianzar tus conocimientos acerca de la Responsabilidad Social y sus tendencias actuales. Ingresa a http://bit.ly/2pzlYiq para más información.

Prácticas sencillas para empezar a ser una empresa socialmente responsable

Economia-solidaria-726x476

El concepto de responsabilidad social ha sido interpretado y aplicado de diversas formas por cientos de empresas en el mundo, incluso en algunos países está reglamentado por normas puntuales como lo es la norma ISO 2600.

Existe el mito de que para emprender acciones socialmente responsables, se debe disponer de presupuesto y otra cantidad de recursos, pero a continuación te mostramos algunas prácticas que no requieren de grandes inversiones ni mayores esfuerzos, solo bastan muchas ganas, compromiso y empoderamiento.

-Promueve normas básicas de convivencia: asegúrate de fundamentar todo el accionar de tu compañía en normas, valores y prácticas que logren responder a las normas básicas de relacionamiento como el respeto, intégralas a la cultura organizacional y asegúrate que todos los públicos que se relacionan contigo las conozcan y practiquen.

-Identifica fundaciones u organizaciones y únete a ellas: para comenzar puedes ponerte en la tarea de buscar organizaciones que lideren programas de intervención que pueden ser de tu interés y estar alineados con la actividad de tu empresa, contáctalas, apoya sus iniciativas y aprende de ellas.

-Apadrina un parque o zona verde: busca un parque o zona verde cercana a tu empresa para intervenirlo con actividades de limpieza, paisajismo o forestación y programa actividades empresariales allí como un pic-nic para la integración de las diferentes áreas. Es importante que contactes a las autoridades para obtener los permisos necesarios.

Ahora que conoces estas prácticas empieza a practicarlas, recuerda que la responsabilidad social es una herramienta de competitividad con la que mejoras la reputación de tu compañía, generas fidelización y alianzas.

Responsabilidad Social: pasos para avanzar en su consolidación

Imagen-blog-Mayo

Sin importar la actividad comercial a la que te dediques, se hace necesario una contribución desinteresada que genere beneficios a corto, mediano o largo plazo a determinado grupo social o comunidad, estas acciones se inscriben dentro del concepto de Responsabilidad Social. Aquí unos pasos para que avances en su consolidación:

1. Buscar la sostenibilidad de le compañía contribuyendo al desarrollo y bienestar social de las comunidades en las que se desarrolla la actividad comercial.

2. Considerar las necesidades del entorno social en la definición de estrategias y toma de decisiones de la organización.

3. Definir objetivos y compromisos que sean medibles, posteriormente publicar los resultados y metas alcanzadas.

4. Velar por el respeto y la preservación del entorno mitigando posibles impactos negativos, derivados de los procesos de operación.

5. Establecer alianzas intersectoriales que, en conjunto con organizaciones de la sociedad civil y el gobierno, contribuyan al bien común.

6. Generar motivación en todos los públicos de la compañía para que se integren a los programas empresariales de inversión y desarrollo social.

Fija metas y objetivos alcanzables, empieza a trabajar para conseguirlos.

Líderes innovadores: Bill Gates

Informático y empresario estadounidense, fundador de Microsoft. Marcó el inicio de la revolución tecnológica con el ordenador personal. Es el filántropo más generoso del mundo, dedica sus esfuerzos a afrontar retos de la salud mundial y la educación pública.

Como CEO de Microsoft o como co-presidente de la fundación “Bill & Melinda Gates”, siempre se enfocó en contratar personas muy inteligentes y ponerlos a trabajar en pequeños grupos para resolver los grandes problemas.

Al preguntarle por cual fue su mejor decisión de negocios, Gates respondió: “La decisión de entrar en el negocio con Paul Allen es, probablemente, la primera de la lista de la lista, y posteriormente la contratación de un amigo (el sucesor de Gates como presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer). Es importante tener a alguien de su entera confianza, que este totalmente comprometido, que comparta su visión, pero, que también tenga un conjunto de habilidades ligeramente diferentes y que actúe como una especie de control sobre usted”.

Errores más comunes al solicitar financiación de una idea de emprendimiento

Erroes más comunes de financiación

Poner en marcha una idea de negocio es un proceso que comprende varias etapas y que logra concretarse con la inversión de capital con el cual se materializa el producto o servicio para el consumidor final. Actualmente existen varias opciones de financiación que van desde fondos privados hasta programas de los gobiernos locales e internacionales.

Ante el abanico de posibilidades, es común que los emprendedores cometan algunos errores al solicitar capital para sus ideas de negocios. A continuación te compartimos algunos de los más comunes desde la perspectiva de los financiadores, recopilados en el libro “Emprendedores en crecimiento, el reto de la financiación”, publicado por el Centro de Estrategia y Competitividad (CEC) de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, en alianza con INNpulsa Colombia y Confecámaras.

Errores

*Buscar un inversionista de capital antes del momento adecuado, antes de fortalecer su negocio y las ventas.

*No identificar el financiador correcto, ya sea un inversionista ángel, un fondo de inversión o de otro tipo. Aunque resulta exigente, es importante pasar el filtro del inversionista profesional, para recibir la inversión.

*No poder demostrar con hechos que el emprendimiento podrá ser rentable por sí mismo en un tiempo razonable.

*Falta de formalización en el emprendedor, pues al inversionista que sí quiera invertir en etapas tempranas le genera mucha angustia la falta de rigurosidad.

 *Valorar su emprendimiento en forma poco realista, en ocasiones incluso antes de vender ni tener ejecución real, lo que lleva a tener problemas en el futuro para obtener recursos en una siguiente ronda de inversión. Para un inversionista que tenga visión de largo plazo no es conveniente que más adelante la valoración no corresponda a lo que se presentó.

 *Falta de preparación y sofisticación del emprendedor desde el punto de vista financiero, limitaciones incluso para valorar la importancia del flujo de caja.

*Recuerda que la financiación es necesaria pero no suficiente, debe ser complementada por una mentalidad emprendedora y una estrategia de crecimiento que le permita al negocio permanecer en un mercado cada vez más competitivo en constante evolución.

 “Les digo a los emprendedores que lo importante no es la plata, es crear un negocio que sea estructurado. Muchas veces pecan por crear empresas que el mercado no está dispuesto a pagar por eso. El mercado es el que dice si eres exitoso o no. Preocúpense por vender, darse cuenta que el mercado está dispuesto a pagar lo que uno vende… luego llegará la plata” destaca Isabella Muñoz de la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado, ColCapital en la misma publicación.

Si haces parte del sector o has pensado en emprender te recomendamos el MBA en Emprendimiento Social y Económico con doble titulación de la universidad Rey Juan Carlos y nuestra escuela EURO-EAD. Obtén más información en http://bit.ly/2nYs4a5