Cuatro estrategias “verdes” y “limpias” para una economía incierta

Andrew L  Shapiro escribe en Harvard Business Review un artículo en el que recoge una serie de estrategias “verdes” que fomentan el ahorro “a pesar de ser verdes” es decir, no siempre la  estrategia de cuidar el medio ambiente significa invertir dinero en costosas aventuras de energía solar o eólica,,,,sino también puede ahorrar dinero utilizando el sentido común:

1.- Reducir residuos innecesarios.
Puede parecer simple pero es una estrategia pre-determinada. Wall Mart ha pedido a sus proveedores una reducción de material en envases y componentes del 5% durante los próximos 4 años. Esta medida, solamente, va a incidir en un ahorro estimado del 3 mil millones  dólares en coste de transporte durante ese período. Pero es que, además, sus proveedores ahorrarán en materias primas alrededor de 8 mil millones durante el mismo período.
El pasar de facturas en papel a facturación electrónica es otra manera de ahorrar. Verizon ha ahorrado 8 millones de dólares pasando a facturación electrónica y eliminando papel, pero además ha ahorrado 2,7 millones mas gestionando sus servicios de nóminas, entrenamientos y recursos humanos Online.

2.- Invertir en eficiencia
A pesar de que los precios del barril del petróleo han bajado sensiblemente frente al período antes de la crisis siguen siendo extraordinariamente superiores a los de 2003. Ahorrar en energía es un apuesta ganadora siempre, por eso Mc Kinsey ha desvelado que en tiempos de incertidumbre en la economía se disparan los proyectos para ahorrar energía.
a)    El empuje de proyectos medioambientales es un camino decidido y tarde o temprano tendremos que adaptarnos a nuevas fuentes de energía alternativas al petróleo.
b)    Invertir en energía ahora supondrá una menor inversión cuando se haya superado la crisis y haya que tomar decisiones a largo plazo.

3.- Desarrollar “túneles” que atraviesen la barrera de los costes
En su libro Natural Capitalism (Capitalismo “natural”), Amory Lovins, Hunter Lovins, y Pawl Hawken nos presentan esta nueva manera de pensar: Cambiar la mentalidad de conseguir un retorno en la inversión a 1, 3 o 5 años. Desarrollar ya proyectos inteligentes y eficientes que, en cada fase, requieran menor coste de capital para que el retorno sea casi inmediato.

4.- Invertir en tiempo más que en dinero.
Durante un período de economía boyante es quizá difícil tomar suficiente tiempo para pensar en detalle los proyectos sin temor a una reacción de la competencia que se anticipe a nuestros planes. Sin embargo en un período de economía en crisis cuando hay poca actividad, es el momento para planificar proyectos a largo e involucrar a muchos especialistas en el diseño de sus diferentes fases mucho antes de su implicación real, a fin de que el proyecto reúna las condiciones óptimas de eficiencia y ahorre costes desarrollando ventajas competitivas mas tarde.

Andrew L. Shapiro es fundador de GreenOrder, una firma de consultores de estrategia y dirección que desde el año 2000 asesora a diferentes corporaciones en la búsqueda de proyectos económicamente sostenibles a largo plazo..

http://blogs.hbr.org/leadinggreen/2008/10/4-lean-green-strategies-for-an.html

__________________________

Alonso Gil-Casares Satrústegui
Profesor de Isead

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s