Los siete errores más comunes a la hora de pedir crédito

Christine Comaford cosultora financiera identifica 7 errores básicos a la hora de solicitar un crédito a un banco que van desde la preparación del documento hasta las mismas relaciones interpersonales:

1. Sobrevalorar la idea de negocio.
Los emprendedores tienen una tendencia insaciable a considerar que su idea es única e incopiable. Desgraciadamente las leyes de protección de patentes describen que no puede patentar una idea sino la descripción de esa idea. Conviene no hacerse la idea de ser los únicos. Hay que mirar que competencia potencial en el mercado o en otros mercados puede existir que, a medio plazo (o a corto), competirá contra nuestro proyecto.

2.- Cortejar al financiero del banco.
De forma repetida el emprendedor se convierte en un amable y agradable proveedor con deseos de complacer todas las preguntas y deseos del financiero. Conviene comprender que el financiero del banco quiere que el proyecto salga adelante bien para hacer su propio dinero en el acuerdo. No hace falta besarle,,,,él es uno de los primeros en estar interesado si el proyecto tiene cabeza.

3.- No dar toda la información de una sola vez.
Un proyecto requiere como un buen almuerzo, de sus tiempos y de los detalles. Conviene saber qué personas deben estar involucradas en la presentación. No solo la idea es importante. La ejecución es clave y conviene cuidar todos los detalles. Conviene, por ejemplo, cuidar con esmero la confidencialidad; hacer pocas copias y numerarlas para llevar control de ellas.

4.- No sobrevalorar las cifras.
Hacer un buen pronóstico con estimados conservadores y referencias de otros productos, mercados y hábitos de consumidores / industria que apunten hacia proyecciones realistas. Presupuestos apretados y ganancias realistas puede que no generen entusiasmo inicial pero sí respeto y seguridad para quien presta el dinero.

5.- ¡Ojo con las cuentas!
Cuando se descubre una fuente de negocio es fácil caer en el entusiasmo de generar ventas rápidamente y demorar el cobro…hasta morir del éxito. Conviene mantener la vista en los cobros porque una venta hasta llegar el cobro “es un regalo”. Gastar en función de las ventas posibles es un gran error. Mejor esperar y crecer algo más despacio en períodos de incertidumbre como estos. El financiero lo valorará.

6.- Contratar cuando se justifica su coste…no cuando se adivina su necesidad.
Es mejor tener un grupo de empleados clave y un equipo de reservas cualificado para momentos excepcionales que ir creciendo en costes fijos que pongan en riesgo la estabilidad del negocio si las ventas se resienten. Contratar con cabeza es un arte empresarial y los bancos lo saben y tienen gran experiencia negativa.

7.- No generar alianzas y socios inútiles.
Socios sí. Generar una fiesta de amigos / colaboradores no. Los socios no esenciales pueden ser una fuente de desenfoque empresarial si no se controla bien para qué y cuándo van a ser necesarios. Los financieros cuando ven poco retorno a la inversión en socios se preguntan en qué otros asuntos peligrosos puede estar nuestro emprendedor involucrado que le haga perder tiempo y dinero. El plan final debería reflejar exactamente cómo vamos a asociarnos y co-comercializar proyectos y que recursos tangibles van a generarse en línea con la estrategia general.
Christine Comaford, es Consejero Ejecutivo de Mighty Ventures una firma de Venture Capital situada en NAPA California

http://www.businessweek.com/bios/Christine_Comaford-Lynch.htm

__________________________

Alonso Gil-Casares Satrústegui
Profesor de Isead

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s