Mecánica para financieros: Un punto de vista sobre el apalancamiento

Quienes hayan estudiado una carrera técnica, seguro que recuerda el título genérico de alguno de los libros que nos martirizaron durante los primeros años de carrera: “Mecánica para Ingenieros”. Nunca lo llegué a entender, nadie me pudo convencer que pudiese haber una mecánica para ingenieros, y una mecánica para no ingenieros: la mecánica es la misma para todos, y se puede aplicar a todos los órdenes de la vida. Dicho lo cual entraré en materia. Me llama la atención y por ello escribo y reflexiono sobre el problema, trato de hallar el significado de la actual crisis de deuda que nos tiene a todos en vilo, y que está haciendo que la Eurozona, y prácticamente toda Europa, a ojos de casi todos, esté viviendo la más profunda crisis de crecimiento y desarrollo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Como ingeniero, y supuestamente experto en temas comerciales y de distribución nada puedo decir o añadir al tema de la deuda, sus mecanismos financieros, su regulación y sus causas, pero si quisiera pensar en alta voz, y compartir mi sensación de lo que ésto significa y las consecuencias que a la larga puede tener, y como antes que nada, profesionalmente me sigo considerando ingeniero, lo quiero hacer de este punto de vista.
Fue el sabio de la Antigüedad, Arquímedes de Siracusa, en el siglo III a. C., a quien se le atribuye la famosa frase “dadme un punto de apoyo y moveré el Mundo”, obviamente se refería a la Palanca y al efecto que esta produce cuando se le aplica perpendicularmente una fuerza, estando aquella apoyada en un punto, es capaz de mover el cuerpo que esté en su extremo. No me cabe duda que hasta aquí tanto los ingenieros, como los no ingenieros, financieros, políticos y gestores de lo público habremos entendido el concepto y entendemos como aquello que parece muy pesado puede ser movido con la ayuda de una palanca y la aplicación de una fuerza en su extremo.
Quiero pensar, y estoy convencido de ello, que a quién por primera vez le dio por utilizar el término apalancamiento financiero pensó en este mismo efecto: el capital aportado a una empresa, a un negocio o a un estado tendría el mismo efecto que el sabio griego pensó: “Dadme un crédito, y crearé un negocio”; o “con un capital, la economía se puede mover”, y sin embargo el mundo no se mueve, la economía no crece, nada arranca y el tiempo sigue corriendo.
De lo que ya no estoy tan seguro es que hayamos reparado en algún momento del efecto del apalancamiento trasladado a nuestros entornos económicos y los resultados obtenidos. Durante un tiempo muchos éramos, los que abogábamos por la necesidad del apalancamiento financiero para crecer, bien fuera en tamaño o en resultados; y así hasta que los propios Estados decidieron apalancarse así mismos con la emisión de millones de deuda soberana para (no se sabe si desafiando los principios de la física ) financiarse así mismo.
Los resultados son evidentes y de sobra conocidos. No hace falta repetirlos ni referirse a ellos, simplemente conviene reparar en la consecuencia del efecto contrario que vemos cada día: estancamientos económicos, incremento del interés a pagar en la emisión de la prima y fuga masiva del capital que inicialmente debería apoyar el “efecto palanca de la deuda: nuestros Estados, y un sin fin de empresas, cada día más apalancadas no avanzan, sino que retroceden, se hunden: y cada día estamos más cerca de una más que probable recesión: el estancamiento de gran parte de las magnitudes macroeconómicas que significan bienestar y progreso. Contrariamente a lo pretendido por Arquímedes; “el dadme un punto de apoyo y moveré el mundo se ha convertido en lo contrario”: el apalancamiento financiero, no solo ha conseguido que el mundo se mueva sino que cada día sentimos más que el mundo se ha convertido en una carga imposible de mover: una pesadísima carga. Urge repasar esta lección de la Mecánica Clásica y estudiar a fondo la situación: el endeudamiento o la financiación ajena a sus recursos de los Estados, cada día mayor, es incapaz de mover ya nada, de generar ninguna riqueza, sino al contrario: el problema no está en la deuda o en sus tipos, sino en el resultado que ésta está provocando porque el sistema que intenta mover no reacciona al efecto de la palanca, y el problema ya no es la palanca en sí (el endeudamiento de los Estados y Empresas), sino el cuerpo o la masa que tratamos de mover, que no se mueve, y que cada día es más pesada.
Y ante esta situación, a uno simplemente le queda decir que recomendaría en todos los casos tratar de aligerar dicha carga y buscar la manera que el cuerpo se mueva una vez aplicado la fuerza a la palanca. Porque el problema no está en la palanca, sino en lo que trata de mover. Arquímedes no se equivocó, quien buscó el termino apalancamiento para llamar así al endeudamiento tampoco, y probablemente la señora Merkel de acuerdo a los principios de la mecánica clásica, séase ingeniero o no, séase financiero o no, para entender que hay palancas que no siempre podrán mover cualquier carga.

________________________________

Escrito por Jose Luis Matarranz, Profesor de ISEAD Business School

Ingeniero Industrial

6 respuestas a “Mecánica para financieros: Un punto de vista sobre el apalancamiento

  1. Norelys 02/02/2012 / 21:20

    Pues yo soy de Ciencias, he trabajado con números aunque me auno a cualquier reflexión psicoexistencial que explique estos fenómenos político/sociales/económicos…al margen de la complejidad de la crisis, estoy de acuerdo en que tiene que haber un cambio de paradigmas…por eso es que esta situación puede ser el punto de partida de muchos, muchos cambios…esto será a largo plazo y esto tiene que venir desde la propia introspección, pasar a una reflexión colectiva y traducirse a la misma dinámica que han marcado etapas y transiciones en los diferentes movimientos historicos…yo apuesto a que esto conducirá a un nuevo planteamiento mundial y superar otros modelos caducos, solo que el resultado ahora mismo es impredecible…confío en Darwin y en la capacidad de supervivencia, aunque espero que esto se de manera creativa e innovadora.

    • J. ISIDRO LOPEZ FLORES 03/02/2012 / 16:30

      Ojala y sea de manera creativa e innovadora, sin embargo esceptico sobre los posibles cambios , sostengo , que mientras los lideres no jueguen con valores morales y eticos el pobre de Don Arquimides seguira quejandose desde el mas alla por el abuso y desviacion que los hombres le dieron a su brillante invento y el pueblo consumidor, el mas afectado, continuara pagando por los estragos de este nuevo flagelo que hoy carcome al mundo financiero, porque los banqueros no han dejado de ganar, es mas, aun en bacarrota los salvatajes les han permitido continuar con una vida de derroche haciendo gala de la arrogancia por el el exito y la persecusion obstindad por el crecimentio.
      J.Isidro Lopez Flores
      Managua,Nicaragua

  2. Marian 03/02/2012 / 00:21

    Gracias por compartirlo!

  3. Norelys 03/02/2012 / 21:04

    Creo que el cambio de paradigmas pasa por el ciudadano en primera instancia que se manifiesta y se transforma en un ente activo; que asume una postura dinámica y logra gestar y aunar los esfuerzos bajo acuerdo colectivo; mientrás la culpa recaiga en los otros y los ciudadanos no se hagan parte y no se involucren de lleno dejando que sean “los factores externos y la culpa de otros”, seguiremos en lo mismo. Estas situaciones son cíclicas, la historia del mundo así lo demuestra.

  4. César Mora. 06/02/2012 / 12:35

    Analizar los recursos propios, en cauda una de nuestras empresas (fondos propios) y ver que se puede y que no se puede hacer, se combierte en esta decada en una ventaja competitiva que nos hará diferenciarnos de la competencia.

  5. fabian 18/12/2013 / 14:46

    Muy buen articulo, gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s