La realización profesional (I parte)

Escrito por Juan Dionicio Tavares, Antiguo Alumno del Master de Dirección del Desarrollo y Liderazgo de ISEAD Business School

Esta mañana me he sentido inspirado a compartir algunas ideas que considero relevantes para ayudar a alguna gente amiga que trata todos los días de sobrevivir en este mar turbulento del trabajo y a veces se frustra al no ver logrados sus sueños y aspiraciones.

He querido hablar de realización y no de éxito porque el éxito es momentáneo, es un evento temporal igual que el fracaso y generalmente es una interpretación de la realidad. Sin embargo la realización es un estado que se logra y permanece en nosotros alentándonos a seguir.

Sentirse realizado es sentirse en paz con las metas alcanzadas, habernos perdonado nuestros fracasos, sentirnos útiles y amados ante nosotros mismos. Es un sentimiento que no peligra porque no es un escalón del que podemos caer.

Este sentimiento se compara a cuando cumplimos un año más de vida. Nadie puede retroceder el tiempo y arrebatarnos lo que hemos vivido hasta esa edad, o cuando nos graduamos de la secundaria o la universidad, Es imposible que nos puedan devolver a primer grado de primaria, estamos realizados!!

Así es pues que profesionalmente, con el paso del tiempo, vamos sintiendo que nuestras experiencias profesionales nos hacen sentirnos cada vez más fuertes y capaces de lograr más y mayores metas.

Objetivos claros

Es siempre conveniente tener claro hacia donde queremos llegar, en esto estamos casi todos de acuerdo. Lo que nadie nos dijo es que la vida nos pondrá siempre escenarios diferentes a los que imaginamos cuando trazamos nuestro plan.

Mi esposa por ejemplo inició sus estudios de medicina, luego los dejó para estudiar idiomas, esto le abrió las puertas para trabajar en una empresa farmacéutica internacional en donde entró en contacto con la microbiología, hoy es estudiante de término de esta carrera y empleada en laboratorio nacional, el cual valida los medicamentos que ingresan al país y se usan en hospitales y clínicas.

Esto se vive a diario y, especialmente en Latinoamérica donde las oportunidades de empleo son tan bajas. Uno se gradúa de ingeniero y termina trabajando en un almacén. La diferencia es que algunos perciben esto como una oportunidad para innovar en campos diferentes y otros se sienten eternamente frustrados por no estar en su área profesional.

No importa los escenarios que nos ponga la vida, debemos hacer nuestro plan y modificarlo tantas veces sea necesario sin mutilar nuestros sueños y con objetivos cada vez más claros.

Fe

Nada es posible lograr sin la fe, así sea religiosa o no, es necesario creer en lo que todavía no hemos visto. La fe nos impulsa, nos anima y nos mueve a no desistir en nuestras empresas.

Debemos creer en lo que somos, en nuestra capacidad de realización y en lo que aún no hemos logrado ser. A veces debemos creer por el simple hecho de que otros también lo han logrado, muchas veces en situaciones mucho más difíciles. Otras veces debemos confiar en que, aunque nadie lo haya hecho nunca, no seremos los primeros en plantear nuevas formas que a veces parecen locuras o imposibles para los demás y nosotros mismos. Y que en caso de no lograrlo, habremos ganado al menos el conocimiento y la experiencia.

Cuando aún no sabía conducir tenía dudas de si algún día podría hacerlo porque me parecía algo muy complejo, hasta que un día pensé: cómo es que esos choferes de camiones inmensos, que deben ser diez veces más difícil de controlar, pueden saber esto que yo no sé, cuando muchas veces no son siquiera bachilleres. Entonces entendí que era un tema de fe, de decisión y confianza en mí. Me inscribí en una escuela de choferes y ya hace casi 20 años que tengo mi licencia.

Disciplina y orden

Por alguna razón que aún no entendemos, el cerebro humano se resiste a la idea de que debe establecer un orden y seguirlo de manera disciplinada. Es increíble que esto sea así aunque vemos todos los días ejemplos que confirman una y otra vez esta verdad: los deportistas siguen una rutina diaria interminable durante toda su carrera, en la iglesia se repiten las mismas oraciones y ritos todo el tiempo, el doctor nos receta un medicamento que debemos suministrar en intervalos y dosis estrictas si queremos sanarnos.

Entonces en nuestra carrera, creemos que merecemos todo porque tenemos un título colgado en la pared. Sin embargo, no cumplimos con las tareas básicas y las responsabilidades elementales como la puntualidad, el compromiso, el trabajo en equipo, la colaboración, etc.

Hoy día hay miles de herramientas para ayudarnos a ser cada vez más eficientes y eficaces en lo que hacemos, no para complacer al jefe o lograr reconocimiento y aprobación de la empresa, sino para realizarnos profesionalmente, convertirnos cada vez en un mejor ser humano que valora el trabajo y transmite optimismo y ánimo a sus compañeros, supervisores y subordinados. Esto es la realización profesional. Todos quieren trabajar con esa persona no conflictiva, colaboradora, eficiente, alegre y solidaria.

Llego temprano, tengo un programa claro de mis tareas del día, si es posible de la semana y del mes, tengo claro las responsabilidades que tengo con los demás y no les hago esperar ni les hago sentir que les hago un favor al servirles, conozco los objetivos de la empresa y ayudo a su consecución. Todo esto dentro de mis posibilidades humanas y profesionales, sin negociar mi dignidad y con la mayor de las alegrías.

____________________________________________

Escrito por Juan Dionicio Tavares, Antiguo Alumno del Master de Dirección del Desarrollo y Liderazgo de ISEAD Business School

Publicado en sedetec.blogspot.com

http://sedetec.blogspot.com/2012/02/la-realizacion-profesional-esta-manana.html

7 respuestas a “La realización profesional (I parte)

  1. Norelys 22/02/2012 / 21:07

    Mas que una bonita reflexión psico existencial, esboza ideas de la propia planificación estratégica y el auto “coaching”…Quien soy, que quiero, a dónde voy…mi misión y mi visión y la coherencia de estas en mi vida; detrás de esto debe haber también autoestima para superar los baches de la vida, optimismo para concebir oportunidades en aquellos cambios que nos alejen de nuestra zona de comodidad, integridad para nunca rendirse a tus propios principios. Indistintamente de la meta que alcances, la forma como la alcances se basa en todos estos supuestos expresados y es en mi opinión lo que genera satisfacción.
    Sin embargo, por otro lado, creo que en los tiempos actuales se precisa autocrítica y una postura poco conformista al panorama que se tiene de frente; creo que esto tiene que ser el detonante para aspirar mas y reinventarse…

    • Redacción ISEAD 23/02/2012 / 11:14

      Muchas gracias Norelys por tu comentario. Como bien dices, la meta que se alcance en determinados momentos de nuestra vida depende mucho de cómo se consiga y lo que hace llenarnos. Un abrazo

    • Juan Tavarez 23/02/2012 / 12:52

      Reinventarse!!! es un gran reto Norelys pero puede ser la clave. No aferrarse a ningún paradigma. Evaluar nuevas oportunidades. Repito, es un reto porque estamos programados para quedarnos en la zona de confort. Esto quizas por instinto de autoconservación.
      Gracias por tus comentarios.

  2. Edisson Restrepo Guzmán 23/02/2012 / 17:06

    Hola, Excelente reflexión y postura frente a la vida, estoy de acuerdo con la idea general que planteas con respecto a que para que se lleven a feliz termino el cumplimiento de nuestros objetivos personales, profesionales, familiares y sociales, se debe actuar con convicción, disciplina y sobre todo “perseverancia”. Nada en la vida es gratis, entre mayor sea la dificultad, mayor sera la gloria.
    Considero que con respecto al aspecto laboral, no solamente es dificil adquirirlo en Latinoamerica, la crisis económica es mundial, de ahí la importancia de los conocimientos que nos brinda ISEAD, cuyo enfoque no solamente es para las personas empleadas, si no también para nosotros los que buscamos cumplir nuestros propios sueños de manera independiente como empresarios. Isead es la catapulta que nos facilita las herramientas academicas para que le pongamos “acción” a todos los emprendimientos que sean factor generador de desarrollo, nos empodera facilitandonos un excelente valor agregado, que muy seguramente es nuestra ventaja competitiva frente al mercado, pero la mirada cambia o por lo menos así lo he sentido, pasamos de ser competitivos y productivos en el capitalismo salvaje, a ser empresarios en busca de utilidades, pero con mucha responsabilidad social y con la sostenibilidad en el tiempo que ofrece el gana – gana del pensamiento sistemico.
    ISEAD, es la experiencia academica que nadie sin importar la edad, sexo, condición religiosa o social o de otra índole, se puede perder; ISEAD es una realidad para profesionales que andamos buscando un “plus” en nuestras vidas y al alcance de nuestras manos,; cuenta además con una planta de “docentes de pensamiento vigente y de avanzada” y de primerísima calidad, y si a esto se le suma todos los ingredientes que de aptitud y de actitud que mencionas en tu reflexión, saldra como resultado, necesariamente un coctel apetecido por el mercado global tan necesitado de soluciones a sus carencias y dispuesto a pagar lo justo por ello. Nuevamente gracias por tus palabras de aliento y visión de futuro prometedor. Saludos, Edisson.

    • Redacción ISEAD 23/02/2012 / 17:19

      Muchas gracias Edisson por tu comentario y por tus bonitas palabras. Siempre es un placer leer algo así sobre ISEAD ya que nos anima a seguir esforzándonos en mejorar cada día para todos nuestros alumnos. Un abrazo

  3. Johnny cruceta 06/03/2012 / 22:35

    La relfexion tiene algunos valores de carácter individual, pensado en una sociedad que vende la idea de oportunidades que en verdad son mas manipuladas y mal estructuradas, por lo que entiendo que mas que vender el éxito particular debemos de tratar de vender el éxito en equipos que es a lo que se esta tildando en estos tiempos, de manera que las personas puedan formal equipo de trabajo, empresariales y de solidaridad que los hemos visto en cualquier situación adversa de la naturaleza en cualquier región, ya vender la posibilidad del éxito individual fue un modelo ya agotado. Podemos mirar los ejemplos del campesino Dominicano que desde que dejo de organizarse en los llamados sindicatos de productores son mas débiles y su desaparición es inminente

    • Redacción ISEAD 07/03/2012 / 10:45

      Muchas gracias por ofrecernos tu punto de vista sobre el artículo. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s