Nuevo artículo de nuestro Decano de ISEAD Business School, Javier Ramírez Perdiguero

perdiguero_12082013Co-Creación: una posible solución para las diversas crisis por las que atraviesa la tauromaquia.


La Co-Creación se fundamenta en las oportunidades de generación de valor mediante un acercamiento y una apertura al diálogo tanto con los clientes como con los empleados, accionistas, organismos públicos, sindicatos, grupos de presión, proveedores, analistas, líderes de opinión, medios de comunicación, etc. para hacerles partícipes en la definición de sus interacciones con la empresa.

El pasado 12 de julio, más de sesenta alumnos de la XXVIII Promoción de los Programas Master y Maestrías de ISEAD asistieron al cierre de la semana internacional en un evento en la Plaza de Toros de las Ventas.
Los alumnos, de perfil profesional ejecutivo, con experiencia en dirección empresarial y procedentes de Angola, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela, participaron con enorme interés en la conferencia – coloquio «Toros, sociedad y cultura: una perspectiva empresarial» impartida por D. Enrique Garza Grau y D. Víctor Zabala. Posteriormente, una visita guiada a la plaza y una simulación de una lidia completa realizada por dos jóvenes novilleros, David y Jorge, alumnos de la Escuela Taurina de Madrid, con toreo de salón en el mismo ruedo, dirigida por el matador de toros José Luis Bote, fue el colofón a una mañana en la que pude descubrir que la tauromaquia es una industria cultural que tiene muchas peculiaridades que la diferencian del resto de los sectores.
Si algo me quedó meridianamente claro es que, como expuso el Sr. Garza, “en el mundo de la industria taurina viven y conviven tres tipos de crisis: epistemológica, económica y de comunicación de sus valores esenciales.” Las razones que adujo fueron varias, el sector no conoce en profundidad su esencia cultural, fallan sus estructuras, marco de relaciones pésimamente regulado, intervencionismo exagerado en la actividad empresarial, toreros y empresarios cada vez menos capaces de crear sinergias con la sociedad…

Y si algo me impresionó sobremanera fue conocer a los dos jóvenes novilleros en el ruedo haciendo “toreo de salón” bajo las indicaciones del maestro José Luis Bote. Dos muchachos encantadores: Jorge, estudiante de Derecho; David, ganador del Zapato de Plata de Arnedo (La Rioja), en 2011, “haciendo lo más torero de la tarde” según recogen las crónicas. Los dos se preparan para jugarse la vida en el ruedo. Uno de los alumnos les preguntó por qué lo hacían… Tomó la palabra David, 20 años, y dijo sin titubear:

.- Siendo niño, me puse delante de una vaquilla en un tentadero y lo que sentí (señalando el estómago) me atrapó… no lo siento con nada… solo toreando.

Está lejos de mi intención entrar en el debate “toros sí – toros no”… se escapa a mis deseos. Confieso que como español (riojano-sevillano-madrileño), orgulloso de serlo, por principio “toros, sí” y luego ya veremos… Más, teniendo en cuenta que los franceses, en enero de 2011, inscribieron los toros en su lista de “Patrimonio Cultural Inmaterial” siguiendo los criterios definidos por la UNESCO, convirtiendo así a Francia en el primer país en el mundo que reconoce la tauromaquia como patrimonio cultural. El presidente del Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas, con sede en Arles, André Viard, celebraba el hecho que su país se convierta en “el primer país taurino del mundo que efectúa una gestión que, es importante subrayar, obedece exclusivamente a criterios científicos”.

Jamás había bajado al “albero”. En el “ruedo” asistí a varios conciertos de música. Nada que ver con imaginar a esos dos jóvenes novilleros haciendo el paseíllo, con un público apasionado y expectante ante la posibilidad de una tarde gloriosa… recibiendo con verónicas… un quite por saltilleras… tandas soberbias con la derecha, muy reunido, con mano baja, ligazón y temple… otra tanda derechosa jugando cadera y muñeca, arrastrando la flámula, alargando la embestida y rematando en curva… naturales de admirable limpieza y lentitud y volver con la derecha para sacar por la espalda pases cambiados… torear de frente con desmayo… después de hacer el toreo… adornarse con derechazos de rodillas… firmando la faena con ‘bernadinas’… hacerse con la plaza.

Conocer la experiencia que los clientes, en este caso espectadores, tienen al consumir los productos (bienes, servicios e ideas) de cualquier empresa u organización se está convirtiendo en una de las claves para el “negocio”; también las experiencias de los otros grupos de interés, los denominados “stakeholders”, como empleados, proveedores, autoridades locales, lobbies, etc. Según The Global CEO Study de IBM, las fuentes de ideas más significativas para las empresas son:

Empleados: 41
Business partners: 38
Clientes: 37
Consultores: 21
Competencia: 20
Asociaciones, ferias sectoriales, conferencias: 18
Departamento de ventas: 17
I+D de la compañía: 16
Universidades, académicos: 13

Fuente: IBM, The Global Ceo Study, 2006 (Porcentaje de respuestas; hasta tres posibles menciones)

Las ideas de empleados y clientes cotizan al alza” es el título del artículo de Expansión (21.11.12) de Víctor M. Osorio en el cual se recogen los proyectos y sistemas puestos en marcha por varias empresas (Endesa, IBM, Starbucks, GE, 3M, Nintendo y WL Gore) con el mismo objetivo, “aportar valor e ideas que se puedan materializar” en beneficio de la propia organización. Pero ¡ojo! hay que escucharles, no exigirles que materialicen el producto. Como recoge el artículo, Steve Jobs decía que los clientes no saben lo que quieren y que las compañías más innovadoras son aquellas con la suficiente intuición como para adelantarse a sus “necesidades”.

Después de escuchar a D. Enrique Garza afirmar:

El mayor valor del mundo del toro es lo intensamente que viven esta actividad, tanto quienes son parte del mismo, como los que se acerca a él, o simplemente disfrutan de su entorno cultural desde la distancia… Por su idiosincrasia, reúne aspectos ancestrales que son objeto del “negocio”: ocio y pasión.

…No me imagino a los Chopera, Martínez Erice, Canorea, Casas … planteando algún tipo de Co-Creación a los Fandi, Talavante, Cid, Juli, Perera, Morante, Ponce, Manzanares, Cayetano y Jiménez del fracasado G-10, y los José Tomás, Padilla, Fandiño, Mora, Rivera, Cordobés, Castella, etc. o … ¿sí?

El mundo del toro está también obligado a innovar, a realzar el papel de las vidas de los espectadores a través de la observación de sus comportamientos actuales e imaginar modos de enriquecer y mejorar sus vidas. Se innova para renovar el sentido, el significado de las decisiones, de las acciones.

Con la “mundialización” de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, que permiten mantener comunicaciones interactivas y tener acceso a un volumen de información sideralmente mayor, el papel de los clientes y el resto de grupos de interés en la “especificación” del producto y en su propia “experiencia” puede ser mucho más relevante.

Es la Co-Creación, o también el modelo denominado Innovación Abierta o crowdsourcing -colaboración abierta distribuida.

____________________________________________________

Publicado en tendencias21.net/creativo/

http://www.tendencias21.net/creativo/Co-Creacion-una-posible-solucion-para-las-diversas-crisis-por-las-que-atraviesa-la-tauromaquia_a10.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s