Funciones del liderazgo

Las funciones que debe cumplir un dirigente están debidamente determinadas en los estatutos y reglamentos pertinentes, no obstante, en términos generales, dentro del liderazgo se identifican claramente seis funciones que debe cumplir el líder, independientemente de las características y tipo de asociación.

1. Función de dirigir y orientar.- Consiste en el ejercicio de la dirección para encabezar los procesos, guiando al personal por el camino correcto y coordinando cada actividad a fin de que todos caminen por el rumbo trazado.

El líder orienta a los asociados para el trabajo en base a la línea de la organización, y para ello se mantiene en permanente comunicación y vinculación con los dirigidos. Así puede sugerir ideas para resolver los problemas y alcanzar el cumplimiento de los objetivos. En esta parte se debe tener presente que la orientación genera mejores resultados cuando se refiere a cuestiones que les interesa a las mayorías.

2. Función de participar y delegar.- Se refiere al papel protagónico que juega el dirigente en el cumplimiento de la actividad, ya no sólo orientando al personal, sino cumpliendo con una parte del programa. Cuando el principal dirigente participa en las tareas, el grupo desarrolla un elevado nivel de motivación para el trabajo.

Este estilo de liderazgo, facilita las relaciones interpersonales y eleva el nivel de confianza entre los integrantes y el dirigente, sin embargo, sino distribuye equitativamente su tiempo, el líder encontrará limitaciones para atender las otras responsabilidades. Por lo tanto, es preciso contar con una buena planificación, estableciendo los momentos claves para su participación, puesto que no es necesario que el líder asista todo el tiempo al cumplimiento de la actividad.

En lo referente a la delegación, ésta constituye en elemento primordial de motivación, porque concede la posibilidad de tomar decisiones, de dirigir una tarea, de entablar contactos. Cuando se delega se descentraliza el poder, se demuestra confianza en las personas delegadas, las mismas que ponen a prueba sus conocimientos y demuestran emotivamente sus habilidades.

La delegación permite al líder renovar sus energías y concentrarse en otros proyectos ambiciosos, esto no significa que se delega solamente tareas menos importantes, algunos colaboradores deben tener la oportunidad de realizar grandes obras, así se sentirán más satisfechos. Es recomendable que el dirigente no delegue actividades que él mismo no le gustaría realizar, sino que deben ser discutidas en el grupo para tomar consensos.

La persona que delega, entiende que no necesariamente debe hacer y estar en todo, humanamente le resulta imposible, y si no aprende a distribuir las tareas, pronto se sentirá extremadamente cansado y evidentemente será la organización que soporte los efectos negativos de ese estilo de liderar. Y por supuesto que debe aprender a delegar, porque no se trata de asignar funciones sin tomar en cuenta algunos elementos como: las habilidades del delegado y sus intereses, su tiempo disponible, los resultados en otra responsabilidad anterior y las características de los colaboradores.

Al delegar, lo primero que debe hacer es constatar que el delegado ha entendido bien en que consiste su trabajo, si tiene algunas dudas, proceda a aclararlas todas, definiendo con precisión la actividad. Hay que establecer desde el principio, los mecanismos de seguimiento y acompañamiento ocasional, métodos de coordinación, plazos para la revisión periódica y la evaluación de los resultados. Los delegados no deben realizar por sí solos ajustes a los programas, deben contar con la aprobación de quien o quienes dieron la responsabilidad. Solamente así garantiza el cabal cumplimiento del objetivo.

Se podría cumplir un papel similar al que efectúa el director técnico de un equipo de fútbol, donde a cada jugador le confiere una función determinada, estableciendo con claridad la estrategia para el equipo y la tarea del jugador. Y pese a tomar todas las medidas para el juego, el director técnico está presente durante todo el partido y si observa que alguien falla lo motiva o caso contrario decide reemplazarlo. Sea entonces como un director técnico en búsqueda del triunfo.

______________________________________

Leer completo en gestiopolis.com

http://www.gestiopolis.com/administracion-estrategia-2/funciones-del-liderazgo.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s