Judit Polgár: el entorno óptimo para desarrollar la creatividad que todos llevamos dentro

perdiguero_12082013Judit Polgár, nacida el 23 de julio de 1976 en Budapest, es la ajedrecista número 1 de categoría femenina (actualmente, la china Yifan Hou, de 20 años viene pisando muy fuerte). Lo ha sido 51 veces y la 32ª del ranking absoluto mundial (que incluye hombres y mujeres), la única mujer entre los 100 primeros, con un ELO de 2710, según la lista de la FIDE en enero de 2012 (el líder es Magnus Carlsen, 2835 NOR), habiendo llegado a ser la octava de ese mismo ranking. Recibió el título de Gran Maestro Internacional en 1991 a la edad de 15 años y cuatro meses. En ese momento, la más joven en hacerlo.

En 1994, Judit sufrió una controvertida derrota frente al entonces campeón del mundo, Gary Kasparov, el jugador con mayor puntuación de toda la historia del ajedrez. Kasparov cambió de parecer después de un movimiento perdedor e hizo otra jugada. De acuerdo a las reglas del ajedrez, un jugador no puede realizar otro movimiento después de soltar la pieza, de modo que Kasparov debió ser obligado a mantener su movimiento original, el cual le hubiera llevado a la derrota. Judit no reclamó al respecto porque dijo que no había testigos ni árbitro presentes. Ella no tenía conocimiento en ese momento de que el episodio había quedado grabado en vídeo por un equipo de TV. El director del torneo fue duramente criticado por no penalizar a Kasparov cuando se le proporcionó el video. De cualquier forma, Judit ganó una partida rápida contra Kasparov en 2002.

En 2003, Judit obtuvo uno de sus mejores resultados: una segunda posición sin derrota en la categoría 19 Corus Chess del torneo de Wijk aan Zee, Netherlands, solo medio punto detrás del indio Viswanathan Anand y un punto por delante del campeón del mundo Vladimir Kramnik.

Tal como cuenta la hermana mayor Zsuzsa, en un programa de National Geographic titulado “Cerebros Asombrosos”, sus padres, László y Klara, optaron por un método de educación en casa, hecho que les acarreó no pocos problemas con el “sistema comunista” húngaro, utilizando el esperanto como si fuera su lengua materna y la práctica del ajedrez como disciplina especializada, y obligando a sus hijas, desde pequeñas, a participar en torneos para hombres. De cualquier forma, el ajedrez no fue la disciplina que excluía todo lo demás en relación a su educación. Cada una de las hermanas tienen varios diplomas y hablan entre cuatro y ocho lenguas, además del Esperanto.
Según se narra textualmente en el citado vídeo,

“…que Zsuzsa sea un genio no es una casualidad de nacimiento. Hubo un día en que fue una niña normal de cuatro años, cuya vida fue transformada por una educación única.
A finales de los años sesenta, la familia Polgár vivía en Hungría, dentro del “Telón de Acero” de la Unión Soviética. La casa de Zsuzsa era muy humilde y su padre era un hombre con una visión excepcional, un profesional de la pedagogía. László Polgár había estudiado profundamente el origen de la genialidad de los niños. El ejemplo arquetípico fue W.A. Mozart.
Mozart ya componía a los cinco años y parecía el caso típico nacido con dones especiales. Sin embargo, László comprobó que el padre de Mozart, Leopold, era también un reputado músico que le había dado a su hijo una educación temprana y de un valor incalculable en su oficio. László decidió que la educación especializada era mucho más importante que el talento natural y él tenía un plan sorprendente que pondría a prueba su teoría.
Cuando Zsuzsa nació en 1969, el experimento de la familia Polgár ya estaba en marcha. Su padre ya había escrito un libro titulado Bring Up Genius¡ antes de contraer matrimonio. En él decía que “un genio no nace, sino que se hace”, y que “un genio es igual a trabajo más circunstancias afortunadas”. Por “circunstancias afortunadas” Lázsló quería decir el feliz hogar que crearon él y su esposa Klara. Y el trabajo duro quedó garantizado con la educación que él mismo le dio a Zsuzsa en casa.

.– Mi padre creía que el potencial de la mayoría de los niños no se usa de forma óptima. Creía que yo no iba a sacar mucho provecho yendo al colegio todos los días.

Lázsló planificó enseñarle matemáticas a Zsuzsa. Pero ella eligió su propio futuro gracias a un feliz accidente.

.– Un día sin quererlo, mientras buscaba un juguete nuevo con el que entretenerme, abrí un armario y de dentro cayó un ajedrez. Le pregunté a mi madre ¿qué es esto? Es un tablero de ajedrez y no te puedo decir mucho más porque yo no sé jugar. Pero, espera que venga papá que seguro te enseñará encantado.

No había antecedentes de brillantes jugadores de ajedrez en la familia Polgár. Sin embargo, estaba convencido de que estaba preparado para convertir a su hija en un genio de cualquier cosa, siempre que fuera una alumna aplicada.

___________________________________

Leer completo en tendencias21.net/creativo

Escrito por Fco. Javier Ramírez Perdiguero, Decano de ISEAD Business School

http://www.tendencias21.net/creativo/Judit-Polgar-el-entorno-optimo-para-desarrollar-la-creatividad-que-todos-llevamos-dentro_a28.html

2 respuestas a “Judit Polgár: el entorno óptimo para desarrollar la creatividad que todos llevamos dentro

  1. Teodoro Quesada 04/09/2014 / 17:56

    Muy interesante Javier!
    Aunque me gustaría conocer la otra cara de la moneda y todo lo que perdió por ese tipo de enseñanza.
    Seguramente haya pagado un costo alto para lograr lo que logró. Lo que habría que ver es si uno esta dispuesto a pagar ese costo.
    Abrazo grande!
    Teodoro

    • Redacción ISEAD 05/09/2014 / 11:07

      Muchas gracias, QTeo.
      Es lo que tiene que la vida de maravilloso, nos ofrece infinitos caminos. Pero, ¿qué sentido tiene pensar en lo que hemos perdido cuando decidimos ir por uno?
      Ayer por la mañana, desde mi pueblo, decidí ir a ISEAD por una ruta que no es habitual y nada más salir… pinché la rueda de mi moto. ¿Qué es lo primero que uno piensa? “Debería haber ido por mi ruta habitual… qué tonto soy” Pero pensar así es un error, porque caben infinitas posibilidades que yendo por la ruta habitual me pasaran cosas peores que pinchar la rueda o cosas mejores… ¡quién sabe!
      Conocer o imaginar la “otra cara de la moneda” como ejercicio está bien… pero no sirve para nada.
      No quiero alargarme mucho puesto que podríamos escribir páginas y páginas especulando. Es sumamente interesante el debate. Solo decirte que personalmente prefiero este tipo de educación “unos padres que dedican todos sus esfuerzos a sacar lo mejor de sus hijos” a que sea “la televisión, el video o los videojuegos” (lo que aquí llamamos “los abuelos electrónicos”) los que los educan…
      Un abrazo sideral,
      Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s