6 trucos de neuromarketing que ayudan a las marcas a triunfar

El neuromarketing es una de las nuevas palabras de moda entre la industria del marketing, gracias a sus buenos resultados y al potencial que tiene para entender qué quiere realmente el consumidor. Las marcas pueden así entender las reacciones que causan sus anuncios y, aunque los expertos suelen señalar que no se trata realmente de manipular lo que los consumidores quieren o hacer, atacar en los deseos más profundos de sus clientes para conseguir vender.
Las cadenas de supermercados están ya utilizando el neuromarketing para decisiones tan básicas como el dónde se sitúan las cosas o cómo el olfato impulsa las compras. Y, aunque aún no lo sabemos todo sobre el neuromarketing, es posible ya descubrir algunos puntos base que permiten mejorar los resultados de las marcas y de las compañías empleando el conocimiento que ya tenemos sobre nuestro cerebro.
La marca debe centrarse en las emociones
Lo que el neuromarketing ha demostrado es que las decisiones de compra no son solo cosa de nuestro yo racional. Como explican desde Inc, ante todo y ante cualquier cosa, el cerebro responde con una respuesta emocional. Poco importa que se trate de encender el ordenador a primera hora de la mañana o de tomarse un café a media mañana. Todas esas respuestas se toman en la parte bautizada como cerebro reptiliano y ahí es donde las marcas deben intentar llegar. Las marcas deben centrarse en generar esas respuestas, porque así ganaran al consumidor y conseguirán un mejor recuerdo de marca.
El reptiliano es también el que toma las decisiones rápidas y el que al final acaba inclinando la balanza en las decisiones de compra (que se toman en solo unos segundos, en realidad). “Mi teoría es muy simple: el reptiliano siempre gana. No me importa lo que me digas intelectualmente. No me importa. Dame el reptiliano. ¿Por qué? Porque siempre gana”, explica Gilbert Clotaire Rapaille, el gurú del marketing francés, como recoge Inc.
El esfuerzo de marketing debe llegar al mayor número de sentidos posible
El marketing sensorial funciona. El marketing olfativo modifica, por ejemplo, cómo percibimos a las marcas y hacen que el consumidor no se olvide de lo que ha sentido. El recuerdo de marca es mucho más intenso que el de los estímulos visuales, por ejemplo, lo que hace que las marcas se hayan lanzado ya a una guerra de olores. Lo mismo sucede con la música: la música no es solo un hilo musical para acompañar la compra, sino un elemento que puede hacer que compremos más, que seamos más rápidos o que nos entreguemos a una visita relajada y completa de una tienda.
Lo más recomendable es hacer un esfuerzo de marketing sensorial combinado: las marcas no deben quedarse con uno o con otro estímulo, sino que deben apostar por llegar al mayor número de sentidos posible para conseguir que el poder del recuerdo sea aún mucho mayor.

___________________________________

Leer artículo completo en puromarketing.com

http://www.puromarketing.com/44/23001/trucos-neuromarketing-ayudan-marcas-triunfar.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s