Diferencia entre estímulo y motivación

Nos cansamos de escuchar que se tiene que motivar a las personas para lograr metas o para pasar el día en una oficina, pero no diferenciamos que puede lograr que esa motivación se active.

La motivación puede ser un objetivo, pero él por si sólo no será suficiente para que un individuo logre llegar hasta ella, así que hace falta algo desde afuera que se llama estímulo.

Los estímulos son los que nos hacen dirigirnos a un lugar o a una meta en específico, la cual debe ser nuestra motivación. Este estímulo puede ser positivo o negativo, así que esto es exactamente lo que debemos de cuidar. En muchos casos e visto empresas determinar objetivos específicos, muy bien trazados y con una lógica de realización muy real. Sin embargo al poner los estímulos en las personas hacen que estas se desmotiven sólo por ser estos negativos.

Las palabras y frases que se usan generalmente son estímulos negativos. Ejemplo; Planificamos llegar a una meta extraordinaria este año, al darlo a conocer al personal se les exige sacrificar su tiempo libre y darlo todo por la empresa. ¿Cuál cree que es la reacción del personal? Naturalmente que desmoralizadora.

Ahora bien, si al usted lanzar este plan les comunica a sus colaboradores que esto no significará más horas de trabajo ya que eso lo tiene bajo control con el nuevo proceso diseñado, además del reclutamiento de personal extra, y que al final el 2% de las ganancias servirán de bono extra para el personal, entonces usted está transmitiendo estímulos positivos.

Los elogios a aquel empleado crápula que sólo sabe venderse delante de los jefes, que siempre está donde debe ser visto, pero que arremete contra todo el resto del equipo, eso constituye también un estímulo negativo.

Hay que tener cuidado con ese que siempre está contando chismes y llevando intriga a los superiores, ese es un elemento desmotivador y sólo ayuda a que el equipo no llegue a sus objetivos o que le sea más difícil su camino.

Los buenos profesionales no piden, no buscan, no se venden, ellos dejan que su trabajo hable por si solo, se basan en resultados. Esos individuas no temen salir de un empleo, no tienen miedo de buscar un nuevo reto y cambiar de lugar de trabajo. Eso hace que estos profesionales sean mejores pagos, estos también son los que le dan mejores y mayores beneficios a una empresa.

El estímulo no es difícil de ser fornecido, buscando lo que deja feliz a las personas y al equipo, conociendo a cada persona, así podrá saber que él espera de usted y de la empresa. Muchas veces un simple curso, un elogio, una palabra de aliento, una sonrisa, estar presente en un momento importante podrá ser el estímulo perfecto.

Un líder tiene que ofrecer respeto, atención, ética, integridad y honestidad, pero no olvide de ser el ejemplo que sus colaboradores seguirán.

_____________________________________

Publicado en degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/diferencia_entre_estimulo_y_motivacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s