Coaching de equipos de trabajo

Al hablar de Coaching hoy en día, con toda la vorágine de información que existe en los diversos medios a los que tenemos acceso, se nos viene a la mente infinidad de conceptos, escuelas y corrientes al respecto. El objetivo de este capítulo no es crear coaches al vapor, mucho menos mencionar infinidad de técnicas que se pudieran aplicar como “varita mágica” para que el desempeño de los equipos mejore significativamente de la noche a la mañana, simplemente es dotar de una guía práctica para que los líderes de un equipo de trabajo tengan claro el proceso y lo encausen, acompañando así al equipo, al logro de sus metas y sus objetivos organizacionales.

Los equipos de trabajo, son el motor principal del desarrollo de las empresas. La clave del desempeño de los equipos está en la particular dinámica de relaciones entre sus miembros. Este factor no logra ser percibido si observamos cómo cada integrante se comporta individualmente. Lo importante es cómo los miembros del equipo se comportan en conjunto en el tiempo. El Coaching de Equipos crea una base de trabajo para el autoconocimiento, direcciones claras hacia el cambio y las reglas necesarias de funcionamiento como equipo sostenible en el tiempo.

En el proceso básico de coaching que se propone, la piedra angular es el diagnóstico. Así como los médicos realizan una valoración detallada al paciente cuando el resultado manifiesto es un “síntoma” y hasta entonces recetan un medicamento; el líder deberá diagnosticar al equipo como un todo, es decir, los procesos de comunicación en el mismo, la claridad de las metas y la estructura de las tareas. Así y solo así, el líder podrá descubrir si el problema es el “síntoma” o hay algo más detrás del desempeño del equipo.

Los instrumentos de diagnóstico servirán para que la intervención en el equipo mediante el líder sea lo más acertada posible, acto seguido, el seguimiento y la medición de los resultados nos llevarán a la consecución de los objetivos y las metas planteadas.
El proceso del coaching de equipos

El mundo actual está caracterizado por el cambio constante y la globalización. Por lo tanto, las empresas se enfrentan a un arduo desafío: ¿cómo encontrar la manera de seguir siendo eficaces y productivas?

Las empresas han sido creadas para ser rentables y los equipos son la base para lograr que así sea. Hemos visto infinidad de casos en los cuales las organizaciones nacen, crecen, se desarrollan y mueren en un lapso de tiempo por llamarlo así; efímero. Lo esencial sería, encontrar una forma en la cual las organizaciones tengan una vida prolongada y constantemente renovada. Por lo tanto, sería interesante preguntarse por la “salud” del equipo en su conjunto.

Entender qué se hace y cómo se hace es primordial. Este proceso pasa por una revisión de los factores claves y de los indicadores de la productividad del equipo tales como resultados, recursos, objetivos claros, estrategias bien definidas y comunicadas, proceso de toma de decisiones definido y una coordinación de acciones entre miembros del equipo, entre otros muchos. Pero aún así hay ocasiones en que no se alcanzan los resultados esperados. ¿Cuáles son esos “intangibles” que no podemos detectar? ¿Qué otros aspectos influyen y no tomamos en cuenta?

El estado de ánimo del equipo, tanto si es motivador y enérgico como si es de miedo o de falta de compromiso, se puede palpar en el aire. El entorno y la atmósfera se generan a través de las relaciones en el equipo.

El equipo es un sistema dinámico y activo, con su propia personalidad, temperamento, clima y visión. Se desarrolla una cultura propia con valores y reglas de funcionamientos formales e informales. El sistema en sí mismo produce una gran influencia en lo que se hace y como se hace. El Coaching de Equipos trabaja con el equipo como una entidad viva, más allá de las personalidades de cada individuo y de sus relaciones. Aquí es donde se puede actuar para transformar a un equipo más allá de lo que cada individuo es.

El proceso de Coaching de Equipos que se propone, es una intervención que incide sobre la productividad y las emociones del equipo, en función un diagnóstico, como clave principal para la configuración de un equipo productivo.

_______________________________

Escrito por José Refugio Martínez Gallaga

Leer completo en gestiopolis.com

http://www.gestiopolis.com/organizacion-talento-2/coaching-de-equipos-de-trabajo.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s