Desarrollo del liderazgo a través de la competencia “solución efectiva de problemas”

urcelayArtículo de Jaime Urcelay, Profesor de ISEAD

Vuelvo otra vez sobre el tema del perfil de competencias del liderazgo (ver en este mismo blog Lideres: desarrolladores, educadores y entrenadores), un tema clave para poder acertar en el enfoque de los programas y acciones de desarrollo de la función -si es que puede llamarse así- que quizá resulta más determinante del desempeño de todo tipo de organizaciones.

Y lo hago ahora a propósito de una reciente investigación de McKinsey que me ha resultado muy clarificadora al identificar la solución efectiva de problemas como una de las cuatro competencias decisivas para el desarrollo del liderazgo (1).

Es patente que seguimos sin respuestas definitivas sobre los atributos decisivos del liderazgo, entre otras razones porque la experiencia nos enseña que la perspectiva situacional o de contexto es inseparable de su ejercicio. Pero investigaciones serias como la de McKinsey son útiles para correlacionar, en términos generales, competencias de liderazgo y éxito en su práctica.

Aportación de valor del desarrollo de la competencia solución efectiva de problemas

Que esta competencia aparezca en la investigación entre las cuatro decisivas para un liderazgo fuerte me ha ayudado a ordenar algunos de los aprendizajes de experiencias recientes de formación de managers, precisamente sobre análisis y solución de problemas.

Me refiero, muy en síntesis, a lo siguiente:

1. Es una competencia que es llave para otras competencias de liderazgo más o menos típicas. Desde luego para toma de decisiones de calidad, pero también para orientación a resultados, gestión del cambio, definición y clarificación de objetivos, innovación, perspectiva crítica, sentido estratégico, etc.

2. El trabajo para el desarrollo de esta competencia ayuda a adoptar el equlibrio deseable entre estrategia y operaciones, entre largo y corto plazo, entre visión global y visión de detalle. La falta de estos equilibrios es un verdadero talón de aquiles para muchos managers.

3. La profundización en actitudes y habilidades para la solución efectiva de problemas ayuda a descubrir y apreciar el valor de la diversidad, la multidisciplinariedad y las sinergias. Es un buen impulsor de la comunicación y la colaboración horizontal e interdepartamental, tan problemática en muchas organizaciones.

4. Igualmente es una buena herramienta para desarrollar el realismo, el hábito de la gestión basada en datos, el rigor y la utilización de indicadores. Hace, al cabo, entender el valor de la información así como el de su recopilación, estructuración y análisis sistemáticos.

5. Los procesos de análisis y solución de problemas realizados en equipo y con metodologías adecuadas son un camino eficaz para alinear a las personas, estimular su compromiso y prepararlas para la acción posterior.

En definiva, las acciones para el desarrollo de la competencia análisis y solución efectiva de problemas creo que pueden ser, si se llevan a cabo con un planteamiento adecuado, una magnífica palanca para hacer crecer, con sentido práctico, el liderazgo en cualquier organización.

____________________________________

Escrito por Jaime Urcelay, Profesor de ISEAD

http://jaimeurcelay.me/2015/07/15/jaime-urcelay-42/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s