Cómo ser extremadamente efectivo

Ser efectivo en lo que se quiere hacer es una de las claves del liderazgo y la vida. No siempre se consigue, pero es la meta de todos los que queremos que nos rinda el tiempo.

Sin efectividad no daríamos en el blanco y estaríamos desaprovechando uno de los recursos únicos y más valiosos que tenemos que es el tiempo.

Las horas del día pasan volando sólo cuando no las medimos constantemente, pero si desde que nos levantamos, les hacemos un seguimiento cuidadoso con el reloj, nos daremos cuenta de que en realidad hay tiempo para todo, entendiendo que todo son aquellas cosas que hemos decidido previamente hacer ese día; ni más ni menos.

En este post quiero compartir contigo uno de mis retos cada semana, y trata de cómo ser extremadamente efectivo. No siempre lo consigo pero es parte de lo que he aprendido y creo que puede ayudarte a ti también.

Lo primero que debemos hacer es:

1) Tener una extrema claridad del objetivo!

El rendimiento del tiempo se consigue solo cuando antes de hacer cualquier cosa, tenemos muy claro cuál es el resultado que esperamos obtener al final.

Por ejemplo, tomemos un proyecto en el que debes trabajar, lo primero cuando decides colocarte manos a la obra, es decidir si lo que quieres es adelantarlo, corregirlo, o terminarlo, es decir, qué cosa en específico te gustaría obtener.

Debes tener claridad con respecto al objetivo que buscas. No lo dejes ambiguo. Tener claro qué quieres obtener te ayuda a trabajar más libremente porque puedes entonces elegir el tiempo adecuado que le vas a dedicar durante el día.

En este momento, estoy desarrollando una Guía para mejorar precisamente la productividad, y lo que hago es dejarme bien claro qué es lo que quiero lograr cada día.

Cuando decido trabajar en este proyecto me digo hasta qué punto la voy a trabajar, si se trata de adelantar, corregir o terminar. En mi caso, estoy adelantando un tramo cada día ya que es una guía más completa, por lo que coloco el cronómetro para trabajar en ello una hora o media hora al día. Si no lo tuviese claro, y decidiera terminarlo en un solo día, seguramente me vería frustrado al final del día al darme cuenta de que no lo he podido terminar.

En cambio, cuando uno elige conscientemente hasta qué punto se va a hacer algo, nuestra mente se desprende de la presión y es más fácil trabajar sobre un proyecto y la creatividad surge de manera natural ya que no tienes la presión del tiempo.

La claridad en lo que se hace nos ayuda a dar en el blanco. Si quieres ser extremadamente efectivo, dedica unos minutos antes de empezar cualquier tarea, a elegir qué es lo que realmente quieres conseguir.

__________________________

Leer completo en catalisisliderazgo.wordpress.com

https://catalisisliderazgo.wordpress.com/2015/09/15/liderazgo-como-ser-extremadamente-efectivo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s