La cultura y clima organizacional orientadas al aprendizaje en una empresa competitiva

En estos días, las organizaciones se enfrentan a situaciones en los que apremia la necesidad de estar fortalecida internamente, para tener la capacidad de: asumir riesgos, enfrentar retos y cambios, participar activamente en la dinámica económica, empresarial y del mercado para poder sobrevivir, además de tener la habilidad de promover un aprendizaje que robustezcan las estrategias implementadas y las vivencias generadas para obtener una mayor experiencia al respecto.

Podríamos establecer diversas acciones que contribuyen al fortalecimiento interno de los recursos y elementos que se ven involucrados en sus operaciones, en esta ocasión, el enfoque de esta aportación, será tratar dos aspectos que pueden considerarse elementales para una organización que tiene la intención de permanecer en este entorno actual y desea estar aprendiendo en sus procesos de trabajo cotidiano…la cultura y el clima orientado al aprendizaje organizacional.

¿Por qué en el aprendizaje organizacional?

El aprendizaje ha cobrado un importante papel para enfocar acciones que faciliten el desarrollo de la innovación en procesos, productos y servicios, además de generar estrategias a favor del desarrollo y productividad empresarial, con los que se optimice la toma de decisiones y la capacidad de realizar cambios en la organización.
La actividad de aprender se caracteriza por ser cognitiva y procesal, en el que involucra a cada miembro de la empresa y se conjunta con un desarrollo colectivo entre los grupos y la misma organización.

El aprendizaje organizacional es un proceso que permite adquirir conocimientos y capacidades únicas, para resolver problemas y actuar a favor del crecimiento y progreso de una empresa. Este aprendizaje es enriquecido cuando los individuos y la misma organización interactúan mutuamente con la finalidad de desarrollar capacidades y talentos entre los miembros, además de tener una visión compartida basada en entendimientos personales como resultado de una permanente comunicación.

Al aprendizaje organizacional es un medio para que la empresa sea competitiva, porque dentro de ella, interrelacionan individuos que poseen experiencias, vivencias, habilidades y conocimientos concentrados a la realización de productos que generan valor, los cuales son difíciles de imitar por parte de los competidores.

Ante la idea de una ventaja competitiva sustentable, las organizaciones necesitan crear una cultura y clima que facilite el aprendizaje organizacional.

Una cultura orientada al aprendizaje

Cuando se aborda el término “cultura” en una organización, se comprende el conjunto de suposiciones, creencias, valores y normas que comprometen y aceptan los individuos de la empresa. Estos elementos culturales, son calificados por los empleados de un grupo de trabajo de tal manera que los adoptan y los hacen propios como parte de los hábitos en los que interactúan diariamente al realizar las actividades laborales, siempre y cuando hayan sido previamente difundidos, explicados y compartidos.

De esta manera establecer una cultura orientada al aprendizaje, implica primeramente, identificar el conjunto de: conocimientos, habilidades, técnicas, valores, creencias, y actitudes, que estén enfocados a darle sentido al trabajo y permitir el enfrentamiento a los cambios e incertidumbre del entorno, además de evitar los errores susceptibles a ocurrir en el desempeño de sus funciones.

Los individuos tendrán el sentido de desarrollar sus competencias dentro de un ambiente de confianza e intercambio de información colaborativa, sosteniendo creencias y normas de desempeño que fundamentan su razón de crecimiento.

Para lograr estos hábitos de aprendizaje y crecimiento, es necesario considerar a la comunicación como un medio para que los integrantes de la empresa difundan la ideología organizacional que los distingue, así como, transmitan conocimientos a través de símbolos y actitudes que enriquecen el desarrollo de competencias individuales y colectivas.

En una organización donde sus colaboradores tienen estructurado un sistema de significados compartidos, la orientación cultural hacia el aprendizaje, estará constituido por técnicas e instrumentos que: faciliten la sensibilización de la realidad que atraviesan en ese momento, y orienten las acciones para adaptarse a ella.

Al establecer mecanismos de aprendizaje organizacional, es necesario considerar elementos culturales de la empresa con el propósito de generar una apropiación de identidad por parte de sus miembros. Uno de estos elementos son los valores compartidos que ayudarán tanto a detectar, como corregir errores, y promover el aprendizaje colaborativo.

La filosofía que transmite el aprendizaje organizacional favorece el involucramiento del talento y competencias de todos los trabajadores de la empresa, ante este hecho, se requiere que el rol gerencial cambie a un rol de entrenador hasta el punto en que los colaboradores adquieran facultades para facilitar su participación en las actividades de trabajo.

___________________________

Leer completo en degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/la-cultura-y-clima-organizacional-orientadas-al-aprendizaje-en-una-empresa-competitiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s