¿Cuánto vale “El Clásico: Real Madrid-FC Barcelona?

jose_baja 20Escrito por José Luis Matarranz, Profesor de ISEAD Business School

“El Partido del Siglo de cada mes” podría estar generando un incremento de más de 200 MM de Euros en el PIB español por partido

Desde hace apenas unos poco años el llamado Clásico, partido Real Madrid – FC Barcelona o viceversa, también llamado El Partido del Siglo, aunque pueda llegarse a disputar ocho veces en menos de diez meses, es sin duda, uno de los productos estrella que España exporta al mundo entero.

Cuando un martes o un miércoles cualquiera en el cual estos monstruos de la industria deportiva vuelvan a enfrentarse, o un sábado o un domingo, vuelvan a enfrentarse, como lo han hecho el pasado 21 de noviembre, y el partido pudiera ser a una hora intempestiva y algún padre responsable le diga a sus hijos-as que hay que irse a dormir y diga aquello de : “Mejor, vete a la cama y descansa porque mañana tienes colegio y un partido de fútbol no te va a aportar nada”, nos arriesgamos a que algún “niño espabilado y resabiado” nos diga: “a mi no, pero a la maltrecha economía española sí”. Obviamente describo una situación totalmente imposible de imaginar porque ni me creo que alguno de nuestros hijos nos lo vaya a decir así, ni menos que “padres totalmente responsables amantes del fútbol” vayan a poner reparo en compartir semejante espectáculo de orden mundial con sus hijos a la hora que sea y donde sea.

Dicho lo cual, me he atrevido a formular unos pequeños números, sin mucha base científica, pero si con algo de intuición comercial para llegar a la conclusión que sin duda un Barca-Madrid o viceversa son uno de nuestros mejores productos autóctonos que España exporta y vende bien. Qué si en Estados Unidos tienen los Oscar el último domingo de febrero o la Superbowl en enero, y en Viena todos los primeros de año se celebra el mítico Concierto de Año Nuevo y son millones de seguidores los que en el mundo entero lo ven, España ofrece al mundo su mayor espectáculo y lo hace no una vez al año, ni dos, ni tres, sino hasta ocho veces, y subiendo, y subiendo en intensidad, en polémica y en emoción cada vez que se enfrentan, lo cual no está mal y si damos muestras de civismo mucho mejor, como ha sido en esta última ocasión, rindiendo homenaje a las victimas de los atentados terroristas de París, desplegando en la tribuna una bandera tricolor mientras se escuchaban las notas de La Marsellesa.

La opinión de quien escribe este breve artículo es que cada vez que se enfrentan estos dos equipos y dada la expectación que se genera, el evento es una inmensa fuente de ingresos para todos aquellos que algo tienen que ver con el espectáculo. Los hechos son los siguientes:

• En primer lugar: los propios espectadores que siguen in-situ el encuentro y llenan hasta la bandera los dos estadios, y que horas previas al evento circundan en los aledaños al estadio consumiendo y comprando; no es una gran cifra, pero a la recaudación propia por venta de entradas e ingresos por derechos de imagen, si podríamos decir que esos 80.000 ó 90.000 espectadores pueden generar del orden de tres o cuatro millones de euros, con entradas en palcos VIP por las que se llegan a pagar hasta 3.000 y 4.000 euros en plataformas de comercio electrónico. El 80% de estas entradas ya son adquiridas desde fuera de España lo cual supone viaje y estancia, bien en Madrid bien en Barcelona. Por lo que no es difícil suponer que entre desplazamientos, estancias, y demás actividades paralelas al partido se puedan estar generando en torno a los diez o doce millones de euros. A todo esto hay que sumarle los ingresos que se generan en los bares y restaurantes, en los momentos previos al partido; y los ingresos a tener en cuenta de los parkings y los taxis que facilitan el acceso y la vuelta a casa de aquellos. En resumen, entre los doce y quince millones de euros es lo que estimo que directamente puede generar la asistencia de quienes ven este espectáculo del siglo que se repite al menos dos veces al año.
• La cifra no es muy grande si la comparamos con los 50 ó 60 millones de euros que pueden generar otros tantos cuantos millones de espectadores que ven, no in-situ, el partido, pero lo hacen fuera de sus casas y que llenan los bares a lo ancho y largo de España. Pero esto no es nada si lo comparamos con el mínimo de cien millones de espectadores que ven en todo el mundo éstos choques y que seguro, aunque sea en unos pocos, despierta el gusanillo de visitar España con el sólo argumento futbolístico y rendir visita a cualquiera de los dos templos futbolísticos. Y esta es ya una realidad a tener en cuenta dentro de los ya suficiente reclamos turísticos que tiene España. Son ya miles de aficionados los que ya lo hacen y pagan el doble por entrar en las instalaciones del Nou Camp, que por ver la Sagrada Familia, o hacen del Estadio Bernabeu el segundo lugar más visitado de la capital de España, por detrás solo del Museo de Prado y por detrás del mismísimo Palacio Real o los Jardines del Retiro. Si son solo fueran cien mil nuevos visitantes los que en todo el mundo decidieran visitar España cada vez que hay un partido Real Madrid – Barcelona o viceversa visitar nuestro país, y gastar en dicho viaje al menos 1.500 euros de media, dicho deprisa y de corrido, estamos ante la nada ya cifra despreciable de otros 150 millones de euros.

Dicho lo cual, y sin considerar otros posibles impactos que este partido de fútbol tiene en el consumo de periódicos, horas de radio y TV y por consiguiente el aumento en la contratación de cuñas y anuncios de publicidad en prensa, y un incremento en general del consumo en general, podríamos decir sin miedo a equivocarnos mucho que el FC Barcelona y Real Madrid C.F, cada vez que se enfrentan generan más de 200 millones de euros, lo cual no está nada mal. Y todo ello sin contar los derechos televisivos mundialmente distribuidos (a excepción de Alemania y Reino Unido, que dan prioridad a sus ligas nacionales, Premier y Bundesliga) que no han sido tenidos en cuenta en esta estimación.

Por lo tanto, y visto lo cual, quedamos a la espera en comprobar si los partidos políticos deciden de cara a las próximas elecciones del día 20 de diciembre en España deciden incluir en sus programas entre sus medidas económicas, la disputa de este encuentro con carácter obligatorio al menos una vez al mes o quince días, a riesgo de aumentar el consumo de tranquilizantes en más de un aficionado.

________________________

Escrito por José Luis Matarranz, Profesor de ISEAD Business School

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s