¿Por qué los líderes buscan ser mejores cada día?

Que aburrido debe ser no aprender, no interesarse por algo nuevo todos los días, no querer ser mejor. Hay mucha gente que vive su vida en un estado de estancamiento intelectual, emocional, físico y espiritual. Los meses pasan y siguen pensando igual que el mes anterior.

La naturaleza nos enseña que todo cambia, que todo avanza, que todo es distinto cada vez que la observas, que aunque puedas ver una misma montaña todos los días, sabes que si la observamos más de cerca veremos que han nacido nuevas plantas y otras ya han muerto.

La vida, para que la disfrutemos realmente, debe estar llena de progreso, crecimiento, aventura, cosas nuevas, nuevos retos.

Los buenos líderes son expertos en su crecimiento, no se quedan estancados en sus éxitos pasados, sino que buscan adentrarse en nuevos desafíos que los hagan crecer. Mientras que a una persona de mentalidad promedio le asusta el cambio, a los líderes les entusiasma. Se preguntan ¿Qué habrá más allá? ¿Qué habrá detrás de esa puerta?

Admiro mucho a Jim Rohn, murió en al año 2009, no lo conocía en ese tiempo y por tanto no había leído nada de su filosofía sino hasta un tiempo después. Puedo decir que con sólo leer varias de sus frases me siento reconfortado.

Una que me gusta mucho es esta: “Si no estás dispuesto a arriesgar lo inusual, tendrás que acostumbrarte a lo ordinario”. Todos conocemos a alguien que quiere grandes cosas pero sigue haciendo lo mismo. Puede que haya logrado cosas grandes en el pasado pero ahora, es como si para el/ella el tiempo se hubiese detenido.

Pensamientos como la edad, el estado físico, ideas pre-concebidas y paradigmas que los detienen de seguir haciendo cosas buenas y mejores.

Mucha gente no sabe que Paulo Coelho, autor a quien también admiro, escribió su gran libro El Alquimista cuando tenía 41 años en 1988 y que en su primera edición sólo vendió 900 ejemplares y por ende, la editorial decidió no seguir con la publicación.

No es hasta que en 1990 publica otro libro llamado Brida y que recibe buenas críticas y esto hace que El Alquimista sea conocido y entonces llega a estar en el top de las listas como un best sellers, llegando a vender más copias que ningún otro libro en la historia de Brasil y lo inscriben en el Libro Guinness de lo récords por ser el libro más traducido (53 idiomas) hasta octubre de 2003.

¿Qué hubiese pasado si Paulo Coelho se ve demasiado viejo como para escribir el Alquimista? o ¿Qué habría sido si se hubiese colocado excusas como tantos nos colocamos en nuestra vida cuando se trata de hacer algo diferente? Muy bien dice Jim Rohn que “Las excusas son los clavos usados para construir casas de fracasos”.

___________________________

Leer completo en catalisisliderazgo.wordpress.com

https://catalisisliderazgo.wordpress.com/2016/01/17/liderazgo-por-que-los-lideres-buscan-ser-mejores-cada-dia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s