Cómo utilizar tu activo más importante: tu tiempo

Una vez has definido tu visión, tus objetivos y tus prioridades, ya sea de una forma general en tu vida o en forma de una estrategia específica para tu trabajo actual, los proyectos necesarios para alcanzar el resultado deseado van a requerir la utilización de tiempo y dinero, además de tu trabajo y/o el de un equipo de personas capacitadas para ello.

Esos recursos no son infinitos, están limitados y suelen estar compartidos por el conjunto de tus proyectos, por lo que es necesario gestionarlos con buen criterio para sacarles el máximo partido.

Una de las características del dinero es que permite almacenar y conservar valor en sí mismo. Es decir, cuando creas algo de valor con tu trabajo y luego lo transformas en dinero (lo vendes o recibes un salario por ello), ese dinero retiene el valor de tu trabajo aún cuando su efecto ya ha finalizado. Esto hace que el dinero sea mucho más tangible y, como consecuencia, más sencillo de manejar.

Según Patrick McKenzie, programador y emprendedor americano al que tengo cierta devoción, deberíamos pensar en el tiempo de la misma forma en la que pensamos en el dinero, como un activo que puede generar tanto intereses (si invertimos en él adecuadamente) como deuda (si lo gastamos sin ningún tipo de control).

Tendemos a pensar que el tiempo no posee estas características. Parece que simplemente se gasta. Sin embargo, como ocurre con el dinero, además de simplemente gastarlo, tienes la posibilidad de invertirlo, es decir, utilizarlo de manera que almacene valor en sí mismo y genere intereses más tarde.

Cuando empleas el tiempo de forma que te permita ahorrar más tiempo en el futuro, estás generando valor. Por ejemplo, si eres programador y empleas un tiempo adicional en hacer pruebas de calidad sobre el código generado, evitarás emplear posteriormente mucho tiempo en corregir errores y explicar los problemas a tus clientes. Si vendes un producto o servicio en Internet, crear una página de “preguntas más frecuentes” te permitirá ahorrar mucho tiempo respondiendo de una sola vez a las mismas dudas que tienen la mayoría de tus clientes. Si después de leer este artículo se te ocurren formas de gestionar y aprovechar mejor tu tiempo, los cinco minutos que has empleado leyéndolo podrían considerarse también una buena inversión.

En general, todo lo que implique automatizar tareas es un tiempo bien invertido. Leer, aprender o recibir clases sobre sistemas, herramientas o método que usamos cada día en nuestro trabajo también suele ser un tiempo bien empleado: nos permite hacerlo en menos tiempo y con más calidad, lo que a su vez nos permitirá ahorrar más tiempo en el futuro. El tiempo empleado en delegar tareas que otros pueden hacer mejor, en menos tiempo o a un menor coste, también genera dividendos.

Y cuidado, que no estoy diciendo que emplear el tiempo en divertirse o entretenerse sea tirarlo. Al contrario, emplear nuestro tiempo de forma equilibrada en diferentes áreas de nuestra vida es una excelente inversión, necesaria para que funcionemos correctamente, como lo es comer y dormir.

Escrito por Francisco Sáez

Leer completo en Sintentia:

http://www.sintetia.com/como-utilizar-tu-activo-mas-importante-tu-tiempo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s