Liderazgo: ¿Cómo es tu diálogo interno?

Es sorprendente lo importante que es mantener un diálogo interno con tono positivo. Por lo general, no somos tan conscientes de su importancia, pero seguramente es porque no lo hemos hecho consciente lo suficiente.

Todos los grandes líderes, empresarios, millonarios, multimillonarios, hombres y mujeres de éxito, saben que mantener una conversación positiva con ellos mismos hace la diferencia en su día a día. No una diferencia pequeña, sino una que marca el nivel de éxito o fracaso en sus tareas diarias, y por tanto de su vida entera.

Esto es así porque el diálogo interno que tenemos en un momento determinado, es producto de nuestros pensamientos en ese momento, pero resulta que éstos pensamientos no son aislados, sino que en realidad son a su vez, el producto de nuestras creencias más profundas, lo que se suele llamar sistema de creencias.

El sistema de creencias es  el entramado donde descansa todo lo que creemos acerca de nosotros mismos; nuestra auto imagen y auto estima, lo que pensamos que podemos hacer o no, o lo que es posible lograr en la vida o no, también, la manera en que pensamos que nos ven los demás.

Cada vez que hablamos con nosotros mismos, la forma, el tono, el énfasis, si nos halagamos, o nos auto culpamos, si nos lamentamos o nos felicitamos, todo, y absolutamente todo lo que pensamos en cada momento, tanto en el pensamiento superficial como en el pensamiento reflexivo, todo ese diálogo es producto de nuestras creencias.

Se puede decir que nuestro diálogo interno deja al descubierto nuestra forma de pensar, y la verdad es que si queremos lograr mayores cosas en la vida, sean las que sean, profesionales, económicas, personales, familiares, debemos empezar por mejorar ese entramado de creencias y a veces, hasta re-hacerlo por completo, cosa que tiene que ver con la Programación Neurolinguística.

Este sistema de creencias o paradigmas es diferente para cada persona, y es creado cuando somos niños, por cada vivencia, cada experiencia, cada palabra que nos dijeron, si por ejemplo, crecimos en un ambiente de apertura y oportunidades, es más probable que cuando seamos adultos seamos más arriesgados en la vida, pero si por el contrario, crecimos en una ambiente de restricciones y temores, pues cuando seamos adultos seremos más temerosos y tomaremos menos riesgos en la vida.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea algo determinante, una persona puede haber nacido en un ambiente de restricciones y siendo adulto, vencer, romper, o cambiar sus paradigmas y convertirse en una persona más arriesgada y libre, y alcanzar logros sobresalientes.

Precisamente esto es lo que han hecho la gran mayoría de los grandes líderes. No todos nacieron en ambientes de apertura, sino que más bien sus orígenes fueron duros y difíciles como los de cualquier otra persona, pero en algún momento de sus vidas decidieron que no se quedarían allí, y empezaron a hacer un esfuerzo sobrehumano por cambiar sus sistemas de creencias y se dijeron a sí mismos que nada ni nadie los detendría de soñar o hacer cosas que parecían imposibles. Un ejemplo claro, Andrew Carnegie, Henry Ford o Richard Branson.

Leer completo en catalisisliderazgo.wordpress.com

https://catalisisliderazgo.wordpress.com/2016/02/08/liderazgo-como-es-tu-dialogo-interno/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s