Incidencia en Políticas Públicas y su Práctica en Nicaragua (2ª parte)

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J.Pérez Fajardo

La incidencia en políticas públicas como práctica o proceso democrático no se ha desarrollado en Nicaragua, se hace de manera muy fragmentada o parcial y sin ninguna planeación, siendo fundamentalmente reactiva.

Por otra parte la cultura política del nicaragüense es muy pobre dejando su espacio político como ciudadanos (todos somos políticos y cualquier política pública nos afecta, lo que no somos es miembros o simpatizantes de agrupaciones partidarias que han usurpado o robado la participación política ciudadana, debido a que se les ha dejado, sin embargo la podemos recuperar si así lo queremos), dejando equivocadamente estas acciones (incidencia política) a los grupos denominados “partidos políticos”, cuyo único objetivo es conseguir el poder y la administración de la nación con un enfoque de obtener beneficios particulares partidarios o de cúpulas de los mismos, tal como lo señalan los hechos.

Una vez obtenido el poder, el siguiente objetivo del grupo partidario es mantenerse en el mismo sin importar mucho las aspiraciones de la sociedad. En otras palabras a la gran mayoría de los grupos partidarios no les interesa la incidencia en política pública para beneficio de la sociedad o la nación. Seguir leyendo

Incidencia en Políticas Públicas y su Práctica en Nicaragua (1ª parte)

En una primera etapa en un sistema democrático genuino, la incidencia política se realiza a través del proceso electoral, mediante el cual, el ciudadano no solo elige a sus gobernantes, sino que además elige las opciones que le ofrecen los candidatos en lo referente a la administración pública y lo relativo entre ellas. Sin embargo, el resultado del proceso electoral no puede modificarse y no se ha determinado un mecanismo seguro y eficiente para que los candidatos a gobernantes puedan ser obligados a cumplir las plataformas de gobierno propuestas en su campaña, de tal modo que las aspiraciones de la sociedad civil quedan al arbitrio de los gobernantes de turno. Seguir leyendo