Economía emocional y experiencia de compra

Los métodos tradicionales de marketing son cada vez menos eficaces, los consumidores exigen opciones cada vez más personalizadas y la necesidad de generar ofertas comerciales más socialmente justificadas está creciendo fuerte y sostenidamente.

Este modelo da lugar a nuevos problemas en el ámbito de la creación de valor. Los gerentes se deben enfrentar con cuestiones sociales cargadas emocionalmente y no cuentan con un conjunto de instrumentos aptos para enfrentar estos nuevos escenarios; además las compañías no tienen ninguna experiencia con estos nuevos tipos de problemas y no existe en las instituciones de educación empresarial una currícula que capacite sobre cómo enfrentar estas dificultades. La creciente relación entre “market share – participación de mercado” y “heart share – participación en el corazón”, obliga a las empresas a tener una visión compartida: focalizarse simultáneamente en la información y en la imaginación y en la razón y en la emoción. El agregado del componente emocional amplía el alcance de la competencia. Términos tales como “Economía Experiencial” o “Economía Emocional” deben considerarse en este contexto.
La creación de valor desde una perspectiva histórica

Trataremos de explorar los cambios en la creación de valor de la sociedad y analizaremos los mecanismos que subyacen a estos cambios. Hasta hace poco, el concepto de creación de valor fue interpretado únicamente en términos financieros. Hasta 1750, la agricultura era el único sector encargado de la creación de valor en la sociedad. La mayoría de la población ocupada – en ese momento, un 90% – operaba en el sector agrícola, es decir, en la “economía agrícola”, hoy ese porcentaje ha decrecido a un 5% en Europa y menos de un 3% en Estados Unidos. Durante el período de la Revolución Industrial, la mayoría de la población ocupada trabajaba en la industria (40% en su pico). En la actualidad, el proceso de automatización ha reducido esta tasa al 15%. En nuestros días el 80% de la población empleada se desempeña en el sector de los servicios y, en consecuencia, hablamos de una economía de servicios. Dada la evolución reciente de la automatización de los servicios llevada al extremo en todos los frentes, sin duda, se ha llegado ya a la culminación de esta economía. Sigue leyendo

Venda sus ideas como Steve Jobs

Aprenda cómo el presidente de Apple, Steve Jobs, se prepara para presentar sus ideas al público.

En la versión digital de Businessweek, el presidente de Apple, reveló sus técnicas para prepararse cuando va a vender sus ideas. Unas técnicas sencillas y útiles que también le pueden servir a usted.

1. Planee sus presentaciones con papel y lápiz. Antes de crear la presentación, en un tablero, haga una lluvia de ideas de lo que va a contar. Todos los elementos de las historias que Jobs vende son premeditados, planeados y conectados antes de crear cualquier diapositiva.

2. Ponga una oración a cada idea. Piense que está creando una frase para escribir en su twitter, es decir, de máximo 140 caracteres. Un ejemplo es: “The world’s thinnest notebook” (El portátil más delgado del mundo)

3. Cree un villano. Esta figura permitirá que la audiencia gire alrededor del héroe (usted y su producto o servicio). No debe ser necesariamente su competidor, en cambio, use un problema que su producto esté solucionando.

4. Enfóquese en los beneficios. Su audiencia solamente necesita saber cómo lo que usted está ofreciendo mejora sus vidas. Cada uno de sus posibles clientes tiene unas necesidades y para usted deben ser lo más importante. Sigue leyendo

Etapas de la Gestión del Cambio

La velocidad y los grandes beneficios que la tecnología brinda a las organizaciones, lleva a que constantemente se desarrollen, a nivel empresarial, proyectos tecnológicos encaminados a catapultar la productividad y ser más eficientes en términos financieros.
Sin embargo, las nuevas implementaciones no garantizan éxito por sí mismas, hace falta la voluntad del capital humano para que los proyectos salgan adelante y para que las organizaciones hallen beneficios en su inversión. Esa voluntad muchas veces se ve truncada por el temor al cambio inherente al ser humano.

Es así que todo proyecto tecnológico requiere un proceso de gestión del cambio paralelo que permita alcanzar las metas propuestas. Pero ¿qué y cómo hacer que ese cambio se de?

John Kotter, considerado como uno de los autores más importantes e influyentes del pensamiento gerencial contemporáneo, propone un Modelo de gestión del cambio en 8 pasos:

Paso 1: Cree sentido de urgencia: Para que se de un verdadero proceso de cambio hay que lograr que toda la empresa realmente lo desee, por lo que hay que desarrollar una motivación inicial ligada a un sentido de urgencia alrededor de la necesidad de cambio.

Hay que identificar potenciales amenazas y desarrollar escenarios que muestren lo que podría suceder en el futuro; examinar oportunidades que deben ser o podrían ser explotadas; iniciar debates honestos y dar razones convincentes para hacer a la gente pensar y hablar. Sigue leyendo