Importancia estratégica de la calidad total

La Calidad total es una estrategia que busca garantizar, a largo plazo, la supervivencia, el crecimiento y la rentabilidad de una organización optimizando su competitividad, mediante: el aseguramiento permanente de la satisfacción de los clientes y la eliminación de todo tipo de desperdicios. Esto se logra con la participación activa de todo el personal, bajo nuevos estilos de liderazgo; siendo la estrategia que bien aplicada, responde a la necesidad de transformar los productos, servicios, procesos estructuras y cultura de las empresas, para asegurar su futuro.

Para ser competitiva a largo plazo y lograr la sobrevivencia, una empresa necesitará prepararse con un enfoque global, es decir, en los mercados internacionales y no tan sólo en mercados regionales o nacionales. Pues ser excelente en el ámbito local ya no es suficiente; para sobrevivir en el mundo competitivo actual es necesario serlo en el escenario mundial. Para adoptar con éxito esta estrategia es necesario que la organización ponga en práctica un proceso de mejoramiento permanente. Los aspectos esenciales para la aplicación de este proceso se expondrán en la segunda sesión. Sigue leyendo

La dinámica de la mejora y la innovación

javier-rivera-latas-iseadLas organizaciones que compiten a través de productos masivos, donde hay una gran presión en la dimensión tiempo, calidad y coste, tienen un cierto interés de mejorar la eficiencia de la organización, en el sentido de mejorar el tiempo de respuesta y el tiempo que dedico a hacer las cosas, de reducir los errores en la cadena de producción y de una gestión eficiente de los sistemas de calidad de servicio. Existe, por tanto, una necesidad creciente y acuciante de dinamizar una mejora constante de la eficiencia en la organización.

La dinámica de la mejora se hace a través de pequeños detalles y es imposible llevarla a cabo desde una estructura ajena al proceso productivo. La mejora continua se basa en la adopción de pequeños cambios en la organización como la evolución de un producto con nuevos ingredientes o materiales, la optimización del servicio de atención al cliente con personal más cualificado o durante más horas, el perfeccionamiento del envasado o la distribución, etc. Sigue leyendo