El proceso de cambio organizacional, cómo gestionarlo

El proceso de cambio abarca todas las actividades dirigidas a ayudar a la organización para que adopte exitosamente nuevas actitudes, nuevas tecnologías y nuevas formas de hacer negocios. La administración efectiva del cambio, permite la transformación de la estrategia, los procesos, la tecnología y las personas para reorientar la organización al logro de sus objetivos, maximizar su desempeño y asegurar el mejoramiento continuo en un ambiente de negocios siempre cambiante.

Un proceso de cambio ocurre de forma muy eficiente si todos están comprometidos con él. En tanto, para que las personas se comprometan, ellas no pueden ser “atropelladas” por el proceso, como si fueran algo lejano del mismo, por que no son. En la verdad, el cambio ocurre a través de las personas. Y, para que se considere a las personas como parte del proceso de cambio es necesario conocer sus valores, sus creencias, sus comportamientos.

Las organizaciones y las personas que en ella están incluidas cambian continuamente. En las organizaciones, algunos cambios ocurren por las oportunidades que surgen, mientras que otros son proyectados. El término desarrollo es aplicado cuando el cambio es intencional y proyectado. Sigue leyendo

El éxito en la gestión del cambio no es un juego de azar

urcelay

Escrito por Jaime Urcelay, Profesor de ISEAD

McKinsey & Company acaba de publicar los principales resultados de su nuevo estudio sobre el cambio en las organizaciones, llevado a cabo el pasado mes de febrero. En la encuesta participaron un total de 1.662 directivos representativos de una amplia variedad de regiones, sectores, tamaño y tipos de organizaciones y áreas funcionales (1).

Las conclusiones de la investigación de la prestigiosa consultora no pueden ser más interesantes. Sintetizo a continuación, con alguna libertad, lo que me ha parecido más significativo: Sigue leyendo

10 maneras en las que los ciudadanos están cambiando la economía

Sigo trabajando en mi libro e investigando las soluciones que están surgiendo como respuesta a la crisis personal, organizativa y económica a las que nos enfrentamos. Algunas de esas respuestas parten de ciudadanos como tú, que están actuando pro-activamente para transformar la crisis en una oportunidad de cambio positivo, individualmente o de forma colectiva para transformar la economía.
10 maneras en las que los ciudadanos están cambiando la economía

A continuación encontrarás 10 maneras en que los ciudadanos están cambiando la economía: ¿Te apuntas al movimiento?

Súmate al movimiento del consumo colaborativo

Gracias a la tecnología y a internet, los ciudadanos tenemos más poder que nunca para participar e influir en la economía. Un ejemplo de ello es el movimiento del “consumo colaborativo”, en el que un grupo o colectivo de personas comparten el acceso a una serie de productos o servicios en lugar de tener la propiedad individual. Se trata de un modelo económico basado en el intercambio, en el alquiler, en el uso compartido, en el préstamo, en la re-comercialización o en la donación. Sigue leyendo

9 consejos para tener Pymes sustentables con el medio ambiente

Muchos de nosotros no somos realmente consientes de los daños que le producimos al ambiente cuando realizamos nuestras labores, como lo es el consumo excesivo de energía, prender las luces de la oficina cuando no es necesario, usamos muchos post-it para recordar pendientes, imprimimos una gran cantidad de archivos que terminan en la basura.

Tal vez como mype no le des importancia, ya que a comparación de una gran empresa tus desperdicios no son muchos, pero debemos de ser el factor de cambio y tomar acciones en favor del ambiente, lo ideal es tomar medidas enfocadas a reducir el consumo de papel, agua o energía en la oficina, lo que generar un beneficio a la empresa al momento de pagar el recibo de los servicios y además estas ayudando de reducir tu impacto ambiental.

Es momento de sumarte a la tendencia.
1. Motiva el uso de alternativas de transporte

El transporte público siempre es un problema en las grandes ciudades y Lima no es la excepción cada año va empeorando sin darnos la esperanza de mejorar, como empresario promueve que las personas que viven cerca puedan venir en bicicleta. Sigue leyendo

10 claves para la gestión de personas en el nuevo management

Casi todas las empresas se encuentran en situaciones de cambio profundo sea por sus situaciones de reestructuración, procesos de adquisiciones, cómo por los de crecimiento, o de reinvención. Las organizaciones son cada vez más complejas tanto por los negocios en los que participan, como por la entrada en nuevos segmentos, canales y geografías, lo que genera una complejidad tan relevante de gestionar que es un desafío en el día a día de los directivos. En muchas ocasiones estos procesos bien intencionados y necesarios, no generan los valores esperados, cuando no los destruyen, de hecho la mitad de los directivos acaba saliendo de las compañías, así como buenos empleados con talento. ¿Por qué?
Alguna de las enseñanzas que nos va a dejar la crisis, es que para superar el bache, las empresas necesitan, además de una buena estrategia y un buen posicionamiento, contar con un equipo, una organización bien alineada, gestionada por directivos capaces, valientes y comprometidos. Para muchas empresas que operan en sectores maduros, los equipos con talento son como nunca antes, el factor clave de éxito de sus empresas, mientras estas acabaran compitiendo en términos de calidad directiva, como ventaja competitiva diferenciadora en sus mercados.

¿Qué es el cambio?

El cambio no es un fin en sí, sino el medio por el cual una empresa busca adaptarse a un entorno que le obliga a reaccionar bajo pena de poner en peligro su continuidad. El cambio no deja de ser una estrategia reactiva, y por ello debe llevarse a cabo con cierta velocidad porque el entorno de los mercados va a seguir cambiando. Sigue leyendo

Globalización y cambio. Un nuevo contexto para las organizaciones

Cada mañana en África se despierta una gacela. Sabe que tiene que correr más rápido que el más veloz de los leones si no quiere que la mate. Cada mañana se despierta un león.

Sabe que tiene que ganar a la gacela más lenta si no quiere morir de hambre. Da igual que seas león o gacela. Cuando salga el sol, más te vale empezar a correr.

De igual forma cada día en el mundo se despiertan millones de personas para ganar su supervivencia, y una gran cantidad de ellos en distintos rincones del planeta tienen la intención de triunfar en los negocios con nuevas ideas sobre productos, servicios o procesos.
La mayoría es consciente del cambio, pero no todos son conscientes de su magnitud, profundidad, velocidad, efectos e interrelaciones.

Así todos hablan de la explosión demográfica, pero pocos son concientes de la velocidad a la cual se duplica la población en el mundo y los efectos que ello tiene en la economía, en la política, en la sociedad, en la tecnología y en la ecología entre otras cuestiones.

Cambios profundos y hasta radicales han tenido, tienen y tendrán lugar en una infinidad de aspectos, que van desde lo político, el cambio climático, las tecnologías, las ciencias y la cultura.

Nunca se produjo algo semejante. El surgimiento de una nueva tecnología está provocando un cambio tan rápido que el cambio mismo cambió. Sigue leyendo

El cambio estructural: Su importancia, factores clave, causas y formas organizativas

El gran salto cualitativo en el progreso se esta produciendo de forma exponencial originando una transformación drástica en el mundo de la política y economía, de tal manera que en este comienzo de siglo la globalización de mercados, productos, tecnología y modas es incuestionable. El crecimiento y evolución de una empresa deberá estar acompañado de los cambios necesarios en su estructura, lo cual desgraciadamente suele ser relegado a un segundo término. Son muchos los modelos o estilos de organización que podemos encontrar.

Es evidente, que el empuje primordial a este cambio tecnológico y estructural proviene de la incorporación de la informática y telecomunicación (Telemática), con lo que es factible el flujo instantáneo de información con redes electrónicas abiertas (intranet, extranet, internet). Este enorme flujo de información ha incrementado la comunicación a nivel mundial y empresarial, generando conocimiento y, por tanto, la creación y descubrimiento de nuevas tecnologías y sus aplicaciones que producen el progreso de la humanidad y el crecimiento en la competitividad de las empresas. Sigue leyendo

Sé el cambio que quieres ver en el mundo…

“Cuando era joven, quería cambiar el mundo. Descubrí que era difícil, así que intenté cambiar mi país. Cuando me di cuenta de que no podía cambiar mi país, empecé a concentrarme en mi pueblo. No pude cambiar mi pueblo y ya de adulto, intenté cambiar a mi familia. Tampoco lo conseguí. Ahora, ya de viejo, me he dado cuenta de que sólo puedo cambiarme a mi mismo. Y creo que si hace mucho tiempo hubiera empezado por cambiarme a mi mismo, podría haber tenido un impacto en mi familia. Mi familia y yo podríamos haber tenido un impacto en nuestro pueblo. Su impacto podría haber cambiando nuestro país y así podría haber cambiado el mundo”.
No esperes a mañana para empezar a cambiar.

“Se tu el cambio que quieres ver en el mundo”. Mahatma Gandhi

__________________________________

Publicado en guadalupedelamata.wordpress.com

http://guadalupedelamata.wordpress.com/2014/01/04/se-el-cambio-que-quieres-ver-en-el-mundo/

Los principios del nuevo management

Orientación a la acción

Cada vez es más peligroso quedarse en el despacho y trabajar en proyectos desde detrás de una mesa. Y no es sólo un peligro que tengan que tener en cuenta startups que apliquen la metodología Lean, también las empresas ya constituidas han de huir de estos modos. Los cambios constantes que se están produciendo en el entorno nos obliga a participar de esos cambios siendo proactivos, o bien a estar dispuestos a ir con la lengua fuera siguiendo al líder de la manada. Metodologías como el benchmarking cada vez aportan menos, porque ya no basta con seguir los pasos del líder, sino que hemos de ser capaces de encontrar nuestros propios caminos y hacer las cosas no mejor, sino diferente.

Habla Zygmunt Bauman de tiempos líquidos, en los que cada vez es más complicado asir la realidad y mucho menos comprenderla. Sólo a través de la acción podemos descubrir un entorno que al mismo tiempo vamos creando, al que nos adaptamos al mismo tiempo que lo comprendemos. Aprender haciendo se convierte en el modelo, lo que nos obliga a incluir el error como herramienta de gestión y aprendizaje. Sigue leyendo

La innovación no es un estado, es un proceso

¿Cuántos de ustedes han escuchado aquello de “ésa es una empresa muy innovadora”? ¿Cuántos han dicho (hemos dicho) que “ese producto o servicio es realmente innovador”? El 90%, y me quedo corto. Estamos acostumbrados a aplicar el adjetivo “innovador” a organizaciones u objetos cuando suponen un cambio respecto a lo que hacen otras organizaciones u objetos (productos). Daría para otro artículo el analizar si estamos aplicando semánticamente bien el concepto de Innovación, es decir, si le estamos dotando del contenido adecuado, porque a veces se definen como innovadoras algunas organizaciones que, digámoslo suavemente, no lo son. Y lo mismo ocurre con los productos y servicios.
Pero dicho esto, creo que uno de los principales problemas que genera esa identificación sustancial entre el adjetivo “innovador” y una organización, por ejemplo, es que nos olvidamos del carácter activo de la innovación. Uno no es innovador, uno hace innovación, y en cuanto que hace innovación es innovador. No es lo mismo.

Cuando hablamos de innovación lo hacemos de procesos, de acciones, enfoques, resultados… Hablamos de proactividad, de iniciativa respecto a la competencia y al mercado. Cuando denominamos que una empresa es innovadora hablamos de empresas que innovan, que “hacen innovación”. Es cierto que hay empresas con unas mejores condiciones que otras para la innovación, con mejores estructuras, con mejores conexiones internas y externas (redes), con una mejor gestión de la información… pero no podemos hablar de empresa innovadora hasta que no actúa. Mientras, como mucho, podemos hablar de empresa con unas condiciones excelentes para la innovación. Sigue leyendo