7 puntos clave del tutor en formación e-learning

Es indudable que la formación e-Learning está fuera de dudas en cuanto a la calidad. Pero bien es cierto que si debemos tener en cuenta ciertos puntos clave que diferenciarán unas escuelas de otras.

En esta ocasión, creemos que la figura del tutor, se convierte en clave cuando hablamos de formación e-Learning. En siete puntos describimos sus tareas:

  • Acompañar al alumnado en el proceso de aprendizaje orientando, proporcionando retroacción, gestionando la interacción, facilitando los recursos de aprendizaje y velando por la calidad de la formación.
  • Acoger, asesorar y orientar al alumnado favoreciendo la autonomía de su aprendizaje.
  • Gestionar los contenidos velando porque estén actualizados.
  • Realizar el seguimiento y evaluación del aprendizaje del alumnado, proporcionando feedback de la misma y revisando el programa formativo.
  • Gestionar la interacción facilitando la participación y la colaboración a través de las herramientas y espacios adecuados.
  • Facilitar el aprendizaje del alumnado diversificando las actividades, los tipos de aprendizaje y los contextos en que se producen.
  • Asegurar la calidad durante el proceso formativo midiendo expectativas, satisfacción y resultados.

Pero además, encontramos que esta figura también se convierte en clave cuando hablamos de la relación que se establece con cada alumno. El tutor, es en este caso, una figura indiscutible, ya que es la imagen de la escuela. Es la cara amable del centro de formación que estará en contacto directo con el alumno. Podrá voz a nuestra escuela, podrá entusiasmo, cercanía, empatía, etc. Unos atributos que son necesarios para que el alumno se sienta arropado, sientan que detrás de un ordenador, encuentra una persona. Sigue leyendo