La coopetición como herramienta estratégica del nuevo managament

En una economía informada y conectada las organizaciones se han dado cuenta de que para continuar en el mapa tienen que colaborar y competir a la vez. Esto que describimos, colaborar y competir a la vez, es una nueva perspectiva de negocio que se denomina coo-petición.
La coopetición supone que las compañías diseñen estrategias de colaboración-competición creando el máximo valor en el mercado a partir de capitalizar las relaciones que éstas mantienen con sus competidores, proveedores, clientes y complementadores.

Estrategias de colaboración entre compañías las ha habido siempre. Se ha comprobado que por ellas mismas no son suficientes y que, para que sean efectivas, estas estrategias de colaboración tienen que incluir la competición y además deben ampliarse al resto de actores que configuran la cadena de valor del producto o servicio.

Si miramos atrás, veremos que las estrategias de colaboración que muchas compañías habían usado entre ellas para poder competir contra otras compañías más grandes, se solían conseguir a base de someter a rígidas reglas a todos los miembros del grupo.

El resultado de la unión alrededor de reglas rígidas restaba grados de libertad creativa a cada uno de los miembros haciendo el grupo mediocre en lugar de excelente, y restándole flexibilidad y agilidad.

Además, los miembros de la unión invertían todo su tiempo y energía en defenderse de las compañías contra las cuales se habían unido en lugar de invertirlo en pensar en nuevos escenarios donde la presencia de estas compañías más grandes no fuera relevante; o dónde directamente estas compañías no estuvieran. Sigue leyendo

La era dorada de la neurociencia ha llegado al marketing

La neurociencia está entrando en su momento dorado en el mundo del marketing. Las empresas están empleando cada vez más estos recursos para entender a los consumidores y están consiguiendo resultados más eficientes ligados a lo neuro, lo que ha hecho que el interés que despierta entre las compañías sea mucho mayor y que la lista de quienes se lanzan a probarlo no pare de aumentar. Como apuntan en un estudio que han realizado en Warc sobre el tema, la neurociencia aplicada al marketing, el neuromarketing, está entrando en una especie de edad de oro.
Las empresas están empleándolo cada vez más y están recurriendo a la neurociencia de forma cada vez más recurrente para entender a los consumidores. La neurociencia, aseguran, se han vuelto mainstream, como las canciones populares, y ha dejado de estar en manos, por tanto, de unos pocos.
¿Qué es lo que ha empujado a las empresas en brazos de la neurociencia? De entrada, las marcas se están entregando a la neurociencia porque cada es más fácil encargar trabajos de prospección en este terreno y porque los costes de investigar empleando la neurociencia son cada día más asequibles. Según el informe, una investigación puede salir por unos 5.000 dólares, lo que hace que sea mucho más fácil probar técnicas neuro para testear productos o aproximaciones al cliente. Sigue leyendo