Competencias directivas en la gestión de una Organización

Uno de los temas de gestión en las organizaciones más debatidos en las últimas décadas, es el enfoque de administración por competencias y por consiguiente una preocupación en las organizaciones ha sido el conocer cuales son las competencias directivas que se deben poseer para administrar exitosamente una organización.

Podemos definir a las competencias como “todas aquellas capacidades humanas observables y medibles, necesarias para lograr un desempeño de excelencia y resultados de alta calidad. Estas capacidades incluyen tanto destrezas y conocimientos, así como también actitudes, motivación y compromiso”.

En tal sentido, numerosos investigadores de las organizaciones han planteado diversos modelos de competencias directivas en la gestión de una organización, encontrándose muchas coincidencias en ellas, por ello voy a considerar tres que a mi entender son las más relevantes: Competencias estratégicas, intratégicas y de eficacia personal. Sigue leyendo

Secretos de las Empresas Altamente Productivas (IV)

Este recorrido por los secretos de las Empresas Altamente Productivas nos conduce ahora a una de las mejores maneras de mantener el ritmo productivo, esto es, la conformación del equipo, el enfoque en el servicio y la habilidad para innovar, veamos.

8. Saber seleccionar el equipo humano

La armonía, el equilibrio y el balance que reine entre quienes integran un equipo de trabajo, asegura que se sobreviva y perdure ante las más duras condiciones.

Por esa razón al elegir a quienes se unirán a nuestro equipo de trabajo es fundamental observar detalladamente aspectos como la inteligencia relacional, valentía para superar la frustración, capacidad para aceptar la diferencia, inteligencia moral, pasión por la productividad, gusto por el cambio y habilidad para producir resultados en un sano ambiente laboral.

La credibilidad del equipo se basa en la confianza que se construya entre las personas porque ella asegura celeridad, edifica el ambiente, salvaguarda la toma de decisiones, evita excesivos controles y permite encarar el futuro.

En otras palabras, como lo hemos descubierto en estos secretos, el desafío consiste en atraer, seleccionar y entrenar a personas que reúnan altos estándares en: Sigue leyendo

El ejercicio del coaching y el desarrollo de competencias como estrategias internas de una empresa competitiva

En esta ocasión deseo aportar reflexiones obtenidas como resultado de una investigación realizada en mis actividades de trabajo, pretendiendo así, resaltar la importancia de atender el desarrollo de competencias y el ejercicio del coaching empresarial como estrategias internas que favorecerá a una organización que pretende mantenerse en un nivel competitivo aceptable de su entorno.

Primeramente, es fundamental considerar que los cambios del entorno repercuten en varios aspectos del mercado, reflejándose en hechos tales como:

a) La modificación de la visión y orientación de las empresas.
b) El incremento de las exigencias del mercado.
c) El aumento de la competencia

Esto induce a las organizaciones a poner especial cuidado en la revisión e implementación de medidas que mejoren sus actividades de trabajo, contribuyendo así, a regirse por políticas enfocadas al cumplimiento de:

a) La calidad.
b) La productividad.
c) El servicio.
d) La imagen competitiva.

Esta tarea competitiva es permanente y debe mantenerse actualizada gracias a los continuos cambios que se seguirán presentando en su ambiente. Sigue leyendo

Gestión humana y caracterización de las competencias ambientales empresariales

La Gestión por Competencias es uno de los temas de mayor difusión al interior de las áreas de Gestión Humana en las empresas; el tema ambiental, por su parte, ha ido ganando terreno también en los sistemas de gestión de calidad y trasciende los espacios normativos de las exigencias legislativas, abordando la cultura empresarial como expresión del interés por la urgencia de hacer de lo ambiental un tema que vaya más allá de la moda. La huella, que dejan las empresas en su contexto ambiental, es una responsabilidad también de las personas que participan de ella.

Las Competencias Ambientales Empresariales serán, en poco tiempo, un modelo necesario orientado a identificar los comportamientos que necesitan las empresas para que sus colaboradores se conviertan en aliados en la gran cruzada por el “desarrollo sostenible” y por asegurar un espacio vital para las generaciones que aún no llegan.

Las áreas de Gestión Humana serán las que le permitirán a la empresa identificar las Competencias Ambientales Empresariales requeridas para que el desempeño, la productividad y la competitividad estén alineados con la posibilidad de una nueva racionalidad que no está escindida ni ausente de la totalidad como alternativa.

Lo ambiental incluye la actitud de las personas y trasciende el nivel empresarial. La normatividad internacional, que se orienta a promover en las empresas una producción más limpia y menos contaminante, debe ser soportada ahora por el desarrollo de Competencias Ambientales Empresariales que promuevan comportamientos que vayan más allá de las conductas mínimas de respeto al medio ambiente, se trata de construir culturas empresariales que incluyan entre sus tradiciones la necesidad de favorecer el mantenimiento de condiciones ambientales saludables para los colaboradores actuales y futuros. Se identifica la competencia ambiental empresarial, entre otras, con la necesidad de ser sensible al uso que se da a los recursos hídricos, por ejemplo, en tomar conciencia de que la calidad del aire también es nuestro problema, el consumo de energía, el respeto por los recursos naturales presentes en la gestión, la implementación de estrategias que hagan efectiva la tarea de las R (Reciclar, Reutilizar y Reducir), entre otras alternativas de acción evaluable en las acciones de las personas en las empresas. Sigue leyendo