Dos procesos a considerar en una organización que aprende

Las organizaciones se enfrentan a un ambiente que exige realizar cambios importantes en sus procesos, productos y/o servicios, con la intención de satisfacer sus demandas. Su habilidad de respuesta se reflejará con las capacidades de adaptación y aprendizaje desarrollado internamente, si no hay un resultado favorable, seguramente caerá en una crisis de supervivencia en el entorno.

Por tal situación, es necesario que una organización, contemple la necesidad de formular e implementar estrategias que promuevan las capacidades de adaptación y aprendizaje. En esta aportación se involucran dos procesos que pueden contribuir a que la empresa y su personal, sean competitivos en un entorno cambiante y complejo.

Los dos procesos son: la auto-organización y el aprendizaje organizacional, si ambos se aplican en la empresa, se podrá reforzar el contexto de una organización que aprende. Sigue leyendo