Las brechas de la evaluación en la cooperación española al desarrollo

José María Larrú, profesor de ISEAD ha publicado este artículo sobre las siete tareas pendientes para que las evaluaciones realizadas en la política pública de cooperación al desarrollo sean influyentes.

Las brechas identificadas son i) la brecha de la pregunta evaluativa (o de los incentivos para aprender); ii) la brecha del criterio evaluativo (o la priorización de uno para evitar la generalidad inútil); iii) la brecha del tiempo, pues los calendarios entre evaluadores-investigadores y tomadores de decisión casi nunca coinciden; iv) la brecha de la publicación y difusión de las evaluaciones (incluyendo aspectos como el sesgo a publicar solo buenos resultados y los medios de comunicación a utilizar para garantizar una difusión transparente que logre una apropiación de las recomendaciones a implementar); v) la brecha del seguimiento a través de los planes de mejora, para convertir la evaluación en una inversión con retorno positivo y no en un mero gasto; vi) la brecha de la independencia multinivel o el reto es ser independiente sin quedar aislado en el sistema; vii) la batalla de las metodologías y la brecha ideológica que la subyace. Finalmente, se propone un marco normativo para ir superando estas brechas.

Si quieres leer el artículo completo puedes hacerlo a través de fundacionluisvives.org

http://www.fundacionluisvives.org/rets/22/articulos/96745/index.html

Desarrollo humano. Pieza clave para la sustentabilidad

El desarrollo humano es entendido como el proceso de expansión de las capacidades de las personas que amplían sus opciones y oportunidades. Asimismo, está íntimamente relacionado a las necesidades y anhelos que tenemos todas las personas de ser mejores, bien sea a nivel personal, profesional, como miembros de nuestras familias y de nuestra sociedad.

No obstante, no se puede hablar de desarrollo si no se hay un punto de partida o referencia y una meta trazada a alcanzar, es decir, se requiere de un previo Análisis de Brecha: ¿dónde estoy y hacia donde quiero ir?, siendo lo último, no necesariamente igual a ¿hacia dónde estoy yendo?. De allí la necesidad del Autoconocimiento como punto del partida.

Por su parte, el crecimiento individual está conformado a grandes rasgos, por seis (6) elementos principales: equidad, potenciación, productividad, sostenibilidad, seguridad y cooperación, de los que se menciona lo siguiente:

• La equidad implica que todo individuo, sin importar raza, sexo, edad, condición social, origen, religión u otro, está en el derecho de tener acceso a las mismas oportunidades para crecer como persona.

• La potenciación conlleva a reconocer el derecho de todo individuo para participar y decidir en el cómo cambiar sus vidas.

• La productividad está relacionada con participación de las personas en la generación de ingresos y en el empleo bien remunerado, invirtiendo tiempo, dinero y/o dedicación para desarrollar sus potencialidades.

• La sostenibilidad implica que el acceso a las oportunidades de desarrollo humano sean accesibles a las generaciones actuales y futuras.

• La seguridad está asociada a que la aplicación y aprovechamiento de las oportunidades del desarrollo se den de manera libre y mantenida en el tiempo. Sigue leyendo

4 Claves de la sostenibilidad

La sostenibilidad es una realidad que se consolida día a día. El cambio climático, el debilitamiento de la capa de ozono y la depredación de zonas verdes, han puesto la preocupación por el medio ambiente en el tapete, posicionándose como uno de los temas que más preocupan a la sociedad.

Muchas empresas se han vuelto parte de la tendencia por promover sistemas de producción más eficientes a nivel energético y amigable con el ambiente. Otras, en cambio, ven la sostenibilidad como una oportunidad de mejorar su reputación y ser reconocidas, por lo que realizan esfuerzos presionados por mejorar su imagen.

Para este año se vislumbran cuatro puntos sobre la sostenibilidad en la empresa, que serán las tendencias en este 2012:

Transparencia

La tendencia es medir y presentar al conocimiento público, los usos energéticos, emisiones de carbono y otras prácticas de sostenibilidad. Las mismas empresas realizan estos procedimientos y exponen los resultados de estas verdaderas auditorias de eficiencia energética. Aunque es la tendencia, la mayor parte de las compañías que ejecutan estas mediciones tienen contemplados programas que, de alguna medida, reducen el gasto energético y huella de carbono. Es decir, también ayuda a mejorar su reputación e imagen empresarial.

Estándar global

Las prioridades “verdes” en diversas ciudades y empresas multinacionales, generan la necesidad de una consistencia a nivel internacional. La existencia de un estándar global parece ser cada vez más necesario, para que a través de la definición de herramientas precisas y métodos comunes, se pueda medir y comparar dentro de cada sector, de manera más eficiente. Sigue leyendo