Las páginas de la mañana: Cómo ejercitar la creatividad que llevamos dentro

perdiguero_12082013Cuando observamos una realización creativa, casi no es necesario que alguien nos advierta de ello, si no se trata de algún hecho científico o problema matemático, por ejemplo, que solo los expertos comprenden.
Se presenta majestuosa, impactante, en todo su esplendor, aunque se trate de algo cotidiano o lo que llamamos “creatividad a saltos pequeños”… como un anuncio publicitario, si habláramos de mi entorno profesional.
En los encuentros sobre Pensamiento Creativo e Innovación que desarrollamos en Isead Business School, en las Semanas Presenciales de Tunja (Colombia) y Madrid, utilizo una analogía, “la bellota, la encina y el cerdo”, para explicar a qué se parece la creatividad y cómo se ejercita.
Estamos hablando de evidencias, les digo. La creatividad es como esta imponente encina de la foto, evidente cuando está en su esplendor… lo que ya no es tan evidente es que alguien perciba ese esplendor en una de esas dos bellotitas que en su momento fue la encina. Porque para llegar a ser ese hermosísimo Quercus ¿centenario? de la dehesa extremeña, o de la sierra de Huelva, que propicia que yo pueda dedicar ratos maravillosos a la recolección de exquisiteces gastronómicas, la “criadilla de la tierra” (Terfezia Arenaria), seta de la familia de las Tuberáceas, el gurumelo (Amanita ponderosa), que se confunde fácilmente con la oronja blanca (Amanita Verna) a pesar de sus diferencias notables, o la trufa de verano (Tuber Aestivum), muy apreciadas por los seteros como yo, primero hubo de ser bellotita y algo fundamental… Que cayera en tierra fértil, que recibiera agua y sol suficientes, y… ¿qué creen que fue también determinante? Sigue leyendo

Co-Creación: Tipos e implicaciones

perdiguero_12082013La sociedad contemporánea está protagonizando un cambio estructural en la forma en que se relacionan los individuos y las instituciones. El advenimiento de Internet y de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación han propiciado una conectividad cada vez más global de los individuos que genera nuevas interacciones y desata una fuerza participativa que va más allá de los límites de las instituciones.

En este contexto, la Co-Creación puede generar bienestar y crear riqueza a través de dichas nuevas formas de interacción y de las experiencias de los individuos que rebasan el paradigma convencional del intercambio de bienes, servicios e ideas.
Para que las organizaciones sean sostenibles en el futuro, deben institucionalizar el pensamiento co-creativo y fomentar una cultura de co-creación. Este es uno de los objetivos que tratamos de alcanzar en nuestros programas desde ISEAD Busines School.
La economía co-creativa representa por lo tanto la convergencia entre empresas del sector público, privado y social alrededor de experiencias humanas y de la aceptación del potencial creativo del individuo.

Tipos de Co-Creación

En este video muy breve,“Types of Co-Creation”, en
http://www.youtube.com/watch?v=IN35-Q76WMA Venkat Ramaswamy viene a decir (traducción no literal):

IMPLICACIONES

Co-creación e Innovación
En este mundo altamente competitivo, la innovación es el primer desafío de la mayoría de las organizaciones. Además de los esfuerzos internos que se realicen, existen diferentes iniciativas para aprovechar el talento externo, que permita traer a la organización, tener nuevas perspectivas sobre su proceso de innovación, tales como esquemas de crowdsourcing, colaboración masiva o simplemente de investigación y desarrollo (I+D). Sigue leyendo

Liderazgo, creatividad y descentralización mental

La vida de una sociedad está en función de su actividad creadora (Unesco)

1. Creatividad es capacidad y habilidad para producir cosas nuevas o para modificarlas, para innovar. Puede darse gente con un alto cociente intelectual muy creativa o poco creativa. No es asunto sólo de grado de inteligencia o del hemisferio derecho del cerebro, que se asocia a la sensibilidad, a la fantasía, a las emociones, al pensamiento “lateral” o “divergente”, que se llama así por oposición al convergente, analítico, en el que predomina el raciocinio.

2. El pensamiento demasiado sometido a la memoria, a los esquemas, a los caminos trillados se va quedando sin creatividad. Por eso hace falta desarrollar un pensamiento recursivo, innovador, que abre nuevos caminos a la inteligencia. Hay que dejar que el pensamiento y la expresión fluyan desde la persona sin encorsetarlo en esquemas predeterminados.

3. No hay que tenerle miedo a la imaginación ni dejarse arrastrar por ella. Muchas veces hay que soltarla y favorecer la espontaneidad pero buscando la disciplina, el rigor para construir.

4. Ante la mucha información, tan propia de la sociedad del conocimiento, la creatividad puede tener en ella un punto de partida o una fuente de inspiración, si se sabe aprovecharla bien, seleccionarla, entenderla y aplicarla, reflexionando con los propios modos de pensar. En este sentido la informática puede ser un instrumento muy útil para estimular la creatividad.

5. La creatividad es una de las características que más se destacan –en las encuestas entre dirigentes de todos los sectores– a la hora de definir el liderazgo. Va muy unida a la visión, los valores, la comunicación y el compromiso.
6. Resulta muy difícil pensar en el liderazgo sin creatividad o sin capacidad de innovación. La creatividad es una “ventaja competitiva perdurable” para el líder y para la empresa. Sigue leyendo

El éxito y la prosperidad depende de ti

foto-jose-duenas

Las crisis son oportunidades para ser más creativos. Una persona positiva es capaz de alcanzar sus objetivos, tener buena salud y rendir mejor en el trabajo. Aquí te presentamos algunas pautas que te permitirán concretar los proyectos que mentalices para el nuevo año.

Los ocho ingredientes del éxito

Tener éxito parte de una decisión sobre como queremos que nos vaya en el nuevo año. Una decisión es una determinación, sobre la cual no levantaremos dudas. “Yo tengo el poder de decidir que 2011 va a ser bueno, regular o malo”.  Este es el pensamiento con el que, Rolando Constante, motivador y director ejecutivo de Constante Training, empieza su explicación sobre el éxito.
Pero, ¿qué es el éxito? Para Constante, es la feliz culminación de una meta. Por este motivo, es conveniente tomarse un tiempo para definir con exactitud y precisión qué objetivos y metas tenemos para el nuevo año. Es precisamente la planificación el primero de ocho ingredientes que nos conducirán al éxito.

1 Establecer Metas
Debemos pensar en los ámbitos familiar,  personal, laboral y como parte integral de la sociedad. Es importante definir objetivos en cada una de éstas áreas. A veces nos ponemos ideales que son ambiguos. El fundamento de la meta es que sea precisa, cuantificable y medible. Si mi meta es bajar 10 kilos de peso, debo especificar lo que requiero para lograrlo: asesoría en el gimnasio, un régimen alimenticio más saludable, una rutina de ejercicios, etc. Sigue leyendo

“Poner esa idea a marchar” (2ª parte)

imagen-ideas

(Continuación…) Recogemos un artículo de la prestigiosa revista Dinero, en la que se subraya la importancia de concretar las ideas creativas que fundamentan las iniciativas empresariales y su implementación.

Emprendedores desperdiciados

Sin duda, el mundo sería mucho mejor si aprendiéramos a ejecutar nuestras ideas. Para esto, Scott Belsky propone tres aspectos esenciales: organización, comunidad y liderazgo. Después de estudiar a fondo algunas de las personalidades y compañías más creativas del planeta concluyó que, en general, comparten las mismas prácticas. “Es apasionante ver cómo las personas que constantemente hacen realidad las ideas tienen los mismos hábitos”, dice Belsky. Existe el mito de que es valioso para un creativo vivir en la luna; de que el mundo está dividido entre a quienes los dirige el hemisferio derecho o izquierdo del cerebro sin poder coexistir. Pero, como dice el profesor de Stanford, Robert Sutton, “la creatividad tiene que ver tanto con el talento como con la productividad”. Es evidente que el Talón de Aquiles del trabajo creativo es la falta de organización. En una encuesta realizada por Behance Network entre profesionales creativos de todo el mundo, tan solo 7% se consideraba una persona organizada.

La firma AMR Research suele publicar un ranking de las compañías con mejores procesos logísticos. En los últimos años, Apple ha obtenido el primer lugar, por encima de empresas como Wal-Mart o P&G. ¿Cómo una compañía que se precia de “pensar distinto” es también una de las más organizadas del planeta? “Quiéranlo o no, la organización es la mayor fuerza para hacer ideas realidad”, dice Belsky. El desafío es como tener dos sombreros. Una vez se tiene la idea hay que cambiar y empezar a planear y ejecutar. Por otra parte, Scott Belsky habla del poder de la comunidad para hacer realidad una idea. Existe la tendencia entre los emprendedores o creativos de mantener ocultas sus ideas. Sin embargo, lo que Belsky pudo demostrar con la comunidad Behance Network es la importancia de compartir para desarrollar y ejecutar ideas. Con varios ejemplos en el libro muestra como personas se unen para ganar grandes contratos. También está el caso del afamado autor Chris Anderson, editor de la revista Wired y autor de best sellers como The Long Tail y Free, quien se apoya en la gente en internet para refinar las ideas de sus libros.

Finalmente, Belsky opina que existe un vacío muy grande de liderazgo en los procesos creativos. “Para muchos, esta es una tarea que quisieran quitarse, pero la verdad prácticamente ninguna idea pude ejecutarla una sola persona”, dice el autor. Siempre existirán excusas para aplazar nuestros proyectos. Pero ser un emprendedor, dentro o fuera de una empresa, o en la vida diaria, significa poner en marcha una buena parte de esos chispazos que se nos vienen a la mente. Está en nuestras manos no desperdiciarlas.

http://www.dinero.com/edicion-impresa/management/poner-idea-marchar_72869.aspx

______________________

Pablo Fuentes
Marketing Isead

“Poner esa idea a marchar” (1ª parte)

imagen-ideas

Recogemos un artículo de la prestigiosa revista Dinero, en la que se subraya la importancia de concretar las ideas creativas que fundamentan las iniciativas empresariales y su implementación.

Dicen que más de 99% de nuestras ideas nunca se materializan. Al parecer, las personas creativas son presa de su misma creatividad a la hora de poner a marchar sus proyectos.

El joven emprendedor norteamericano Scott Belsky vive apasionado tras una meta un tanto ambiciosa: “organizar la creatividad del mundo”. Y aunque para muchos esta podría ser una utopía sin sentido, en vez de dejar esta idea en el aire, Belsky ha demostrado el poder de aterrizarla en hechos concretos. Mientras realizaba un MBA en la Escuela de Negocios de Harvard, Belsky fundó el proyecto Behance Network, una comunidad en la cual profesionales creativos, arquitectos, músicos, escritores, artistas o diseñadores comparten en internet sus propuestas logrando un mayor impacto al trabajar en conjunto y no por su propia cuenta. Cada día, millones de usuarios visitan Behance.net para hacer contactos, conseguir talento o concretar negocios.

Para Scott Belsky, un profesional creativo se define como toda persona que “genera y, en algunos casos, ejecuta ideas para vivir”. Sin embargo, tras compartir muchos años entre creativos de todo el mundo llegó a la conclusión de que “probablemente esta sea la comunidad más desorganizada del planeta”. De aquí su obsesión por traer orden al mundo de la creatividad. “Tristemente, la inmensa mayoría de las ideas mueren antes de nacer. Aquella novela que planeaba escribir, el restaurante que soñaba montar o el proyecto que nunca pudo ejecutar”, argumenta Belsky. Al respecto, el legendario inventor Thomas Alva Edison decía “la genialidad es 1% inspiración y 99% perseverancia”. Todo emprendedor o creativo conoce las dificultades para realizar cualquier idea. En su primer libro (abril 2010), Making Ideas Happen: Overcoming the Obstacles Between Vision and Reality, el autor Scott Belsky nos muestra un camino para aterrizarlas y ponerlas a marchar. Sigue leyendo