Toma de decisiones desde la perspectiva de la Psicología

La resolución de problemas significa siempre para las personas el tomar muchas decisiones
diferentes, a veces complicadas, y sabemos que cada persona afronta la toma de decisiones
de manera diferente, dependiendo de la experiencia de cada uno y de acuerdo a su criterio.
La toma de decisiones es una función fundamental pero de las más difíciles a las que se
enfrenta el ser humano; además de ser un tema muy estudiado en la psicología. Dentro de la
psicología se estudian muchos detalles como los objetivos de la toma de decisiones, los
planes que se deben realizar al tomarlas, las acciones que se toman dentro del plan, la
marcha que lleva y los resultados a los que se va llegando.

En qué consiste la toma de decisiones
Principalmente la toma de decisiones se enfoca a encontrar las soluciones adecuadas para
resolver situaciones problemáticas alas que las personas se enfrentan, donde suceden
muchos acontecimientos inciertos.
El primer paso para ayudar a una persona a que tome las decisiones correctas es hacer un
análisis de lo que hace y estudiar los elementos que lo mantienen bloqueado, una idea que
puede ser muy oportuna es basarse en modelos de toma de decisiones para saber por dónde
empezar.
El tomar decisiones es el primer paso del afrontamiento de un problema, esto quiere decir
que se empieza a hacer algo para resolver algo que nos preocupa, pero no siempre se dirige
esta preocupación a lo que nos está molestando. Sigue leyendo

Ventajas (potentes) de tener un Mentor

La figura del mentor ha existido desde hace muchos años, alguien que ayuda a otro a ver más lejos, o mejor dicho, mostrar a otro lo lejos que puede llegar si es consciente de sus capacidades y se sitúa con seriedad en la obtención de su propósito u objetivo.

La palabra “Mentor” aparece por primera vez en la obra de la Odisea de Homero. Se narra que Ulises partió a la Guerra de Troya, y designo a Mentor, su amigo, para que preparara a su hijo Telémaco, y le sucediera como Rey de Itaca. De este modo, Ulises se convirtió en padre, maestro, modelo, consejero e inspirador de Telémaco.

Es así que desde entonces se ha visto al Mentor como esa apersona que puede ayudar con su experiencia y consejos a otro, y por decirlo de algún modo, hacerle el camino más corto.

Ahora bien, no mucha gente utiliza a un mentor como algo permanente y consciente, por lo general, cada quien va por la vida según mejor le parece y haciendo lo que mejor puede hacer o sabe hacer. En muchos casos, se crea un sentido de independencia nocivo que muestra con orgullo que lo que se ha conseguido ha sido “por cuenta propia…”, “sin ayuda de nadie…”, “a mi manera…”. Sigue leyendo

¿Qué es procrastinar y por qué tu éxito depende de cuánto y cómo lo haces?

Si te preocupa tu productividad personal, la de tu grupo de trabajo o la de tu empresa, seguro que has buscado información sobre cómo mejorar y te has encontrado infinidad de veces con esa extraña palabra: procrastinación.

La procrastinación es algo a lo que te enfrentas con mayor o menor éxito cada día sin darte cuenta. Necesitas entender cómo funciona, qué elementos psicológicos hay detrás de ella y qué estrategias son las más adecuadas para combatirla con un mínimo de garantías.

Si bien la palabra procrastinar parece un anglicismo importado, lo cierto es que procede del latín (pro-, diferir, crastinus, el día siguiente) y está recogida en el diccionario de la Real Academia Española como sinónimo de diferir y aplazar. En términos muy sencillos, estás procrastinando cada vez que te dices a ti mismo “bueno, eso ya lo haré mañana”.
El fenómeno de la procrastinación empezó a ser estudiado por filósofos, psicólogos y economistas a partir de que George Akerlof escribiera en 1991 un ensayo titulado Procrastination and Obedience (“Procrastinación y obediencia”). A través de su propia experiencia—estuvo varios meses meses retrasando cada día, de forma incomprensible, una tarea que tenía que realizar—Akerlof se dio cuenta de que este fenómeno, más allá de ser un mal hábito, sobrepasaba todos los límites de la racionalidad. Sigue leyendo

Neurociencia y el estudio integral del ser

Cuando se habla de neurociencia suele hacerse referencia al conjunto de ciencias que interactúan de forma tal que pueden analizar el ser humano desde lo biológico, bioquímico, psicológico, entre otros enfoques, con el fin de estudiar – entre otras cosas – los elementos que inciden sobre la conducta. Esto a fines de comprender cosas como la forma en que nos relacionamos, las reacciones ante diversas situaciones y las particularidades asociadas a la toma de decisiones.

Considerando esto, la neurociencia permite realizar un estudio integral del ser, considerando tanto lo material como lo etéreo. En este contexto, Acevedo (2014) sostiene que “en cada persona existe un sistema de tres dimensiones: cuerpo, alma y espíritu…basta saber si se sabe gerenciar en sus tres dimensiones”. El ponente expresa que estos tres aspectos son interdependientes entre si y que requieren como partes de un todo, la atención y la dedicación para encontrar un equilibrio de las mismas. Sobre ello, refiere que en un primer nivel o dimensión, el cuerpo es la esencia vital el cual representa el componente material; luego, se encuentra el alma, la que cataloga de membrana permeable entre el cuerpo-espíritu y a su vez, la que concentra tanto la moral como la ética; es por su parte, el espíritu la fuente de energía del ser o como lo expresa “es lo más sublime que tiene el hombre”. Sigue leyendo

Consejos para mejorar la toma de decisiones

“Nada es tan difícil como tomar una decisión” Napoleón Bonaparte.

Decisión es sin duda una palabra popular y frecuentemente utilizada. Cualquier persona conoce perfectamente el significado ya que es un acto íntimamente ligado a la naturaleza humana. Se dice que decidir significa adoptar una posición. Implica dos o más alternativas bajo consideración y la persona que decide tendrá que elegir entre ellas.

Para implementar una decisión es necesario que confiemos en la decisión y en nosotros mismos, ya que ello se reflejará en los demás. Asimismo debemos delegar, es decir, conceder autoridad y responsabilidad a los subordinados. Esto nos permitirá dedicarnos a las actividades de más importancia, en tanto que las funciones detalladas y rutinarias se delegan, la responsabilidad se comparte, haciéndose más significativa, se motiva a los subordinados al hacerlos partícipes del logro de los objetivos y se les capacita en ciertas decisiones importantes. Habrá que tener mucho cuidado en qué es lo que se delega, por lo que hay que delimitar claramente la autoridad y responsabilidad delegada, preferentemente por escrito, a fin de evitar conflictos, duplicidad de funciones, fuga de autoridad; especificar claramente metas y objetivos de la función delegada; capacitar al personal en quien se va a delegar; establecer estándares de actuación de tal manera que se fomente la iniciativa, creatividad y lealtad hacia la organización; mostrar interés en el desempeño del empleado, en relación con la función delegada y reconocer el buen desempeño y confiar en los subordinados.
Un aspecto importante para la toma de una decisión es la comunicación, que debe ser clara; para ello el lenguaje en que se exprese y la manera de transmitirla deben ser accesibles para quien va dirigida; debe servir como lazo integrador entre los miembros de la empresa para lograr el mantenimiento de la cooperación necesaria con el fin de alcanzar los objetivos. Sigue leyendo

6 pasos que te ayudarán a tomar una decisión con seguridad

Son muchas las personas que me escriben porque tienen problemas para la toma de decisiones. Y es normal, nos han educado para que no fallemos al tomar decisiones, no está permitido cometer errores y eso nos impide avanzar si no sentimos seguridad. No fallar nunca es imposible, y de ahí que haya tanta gente que se queda bloqueada por el miedo cuando tiene que tomar una decisión.

Hoy te traigo 6 pasos para que cuando tengas que tomar una decisión, puedas hacerlo con seguridad y sin miedo al error.
Qué es tomar una decisión

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las opciones o formas para resolver diferentes situaciones de la vida en diferentes contextos: a nivel laboral, familiar, sentimental, empresarial. Tomar decisiones consiste, básicamente, en elegir una opción entre las disponibles, a los efectos de resolver un problema actual o potencial.
La toma de decisiones a nivel individual se caracteriza por el hecho de que una persona haga uso de su razonamiento y pensamiento para elegir una solución a un problema o cuestión que se le presente en la vida. Sigue leyendo

6 cosas a considerar para administrar mejor tu tiempo

He hablado varias veces de la importancia de saber administrar bien tu tiempo. Ya sabes que el tiempo se va llenando de obligaciones y actividades y es mejor que seas tú la que decida qué cosas llenan tu tiempo, que es lo que de verdad vale la pena para ti. No sea que te vayas llenando de obligaciones y al final se pasen los días, los meses, los años y te des cuenta de que no has hecho nada que de verdad haya sido significativo para ti.

Sé que no es fácil y menos cuando una entra en la rutina de querer acaparar muchas cosas, estar en todo y para todos y siempre con una sensación interna de prisa. Pero si de verdad quieres algunos cambios, tienes que ponerte manos a la obra, empezando por tener en cuenta estas seis cosas:

No lo puedes hacer todo a la vez. Si lo intentas, no solo no conseguirás hacerlo todo, sino que te estresarás y dejaras las cosas a medias o mal hechas. Por tanto, es hora de decidir qué vas a hacer. Proponte a partir de hoy mismo hacer menos cosas al día. Probablemente te parezca imposible con la cantidad de cosas que tienes que hacer, ¿verdad? Pero este es un paso imprescindible para aprender a valorar tu tiempo, a priorizar y, de paso, a estar más relajada. Si hoy, en lugar de hacer cuarenta cosas, decidieras hacer solo cinco (por decir un número), ¿qué cinco elegirías? No te queda otra que priorizar…

Saca tiempo todos los días para hacer algo que, para ti, merezca la pena, ya sea relativo a tus amigos, familia, tiempo libre, desarrollo personal. Si no haces algo que merezca la pena todos los días, al final tu vida habrá pasado sin pena ni gloria, como quien dice. Sigue leyendo