La clave del éxito de Steve Jobs: saber decir “no”

Cuatro años después de la muerte del fundador de Apple y figura de referencia en el mundo de la innovación tecnológica, Steve Jobs, uno de sus más íntimos amigos y compañero, Jony Ive ha desvelado cómo Jobs le ayudó a alcanzar la excelencia profesional. El truco es tan simple como decir “no”.

Según rememora Ive, esta fue la peculiar manera en la que el fundador de Apple le ayudó a centrarse en el trabajo y es que según afirma para Jobs “cuantas más veces se diga no, mejor”. De esta manera, cada día Jobs le preguntaba “¿cuántas veces has dicho hoy no?” y, aunque reconoce que nunca llegó a alcanzar el mismo nivel de concentración de su jefe, sí le hizo darse cuenta de lo satisfactorio que puede llegar a resultar pronunciar esas dos letras.

“La disciplina de ser capaz de darle la espalda a algo en lo que verdaderamente crees lleva a ver lo que es realmente relevante”, asegura Ive, pero también reconoce que aunque “es algo incómodo de hacer también es muy efectivo” y lo califica como algo “más que una práctica o un hábito, es una habilidad extraordinaria“ Sigue leyendo

Disciplina de los Líderes

En 1995 apareció en el mercado un libro que hablaba de las disciplinas de los líderes del mercado (Treacy, Michael. Wiersema, Fred; La disciplina de los líderes del mercado; grupo editorial Norma; 1995). El libro se basa en la premisa de que usted no puede ser bueno en todo al mismo tiempo. Contrariamente, deberá de seleccionar si usted es una empresa de excelencia operativa, líder de producto o de intimidad con el cliente (Customer intimancy: se refiere al acercamiento, cuidado y extrema atención del cliente).
Usted deberá de seleccionar alguna de las disciplinas como su bandera, de acuerdo con la primera regla: “proporcionar la mejor oferta del mercado sobresaliendo en una dimensión específica de valor“. La segunda regla establece: “mantener un nivel apropiado en la otras dimensiones de valor“. La tercera regla dice:”Dominar el mercado mejorando el valor año tras año“. Finalmente, la última regla comenta: “construir un modelo operativo destinado exclusivamente a proporcionar un valor insuperable”. Sigue leyendo

La realización profesional (I parte)

Escrito por Juan Dionicio Tavares, Antiguo Alumno del Master de Dirección del Desarrollo y Liderazgo de ISEAD Business School

Esta mañana me he sentido inspirado a compartir algunas ideas que considero relevantes para ayudar a alguna gente amiga que trata todos los días de sobrevivir en este mar turbulento del trabajo y a veces se frustra al no ver logrados sus sueños y aspiraciones.

He querido hablar de realización y no de éxito porque el éxito es momentáneo, es un evento temporal igual que el fracaso y generalmente es una interpretación de la realidad. Sin embargo la realización es un estado que se logra y permanece en nosotros alentándonos a seguir.

Sentirse realizado es sentirse en paz con las metas alcanzadas, habernos perdonado nuestros fracasos, sentirnos útiles y amados ante nosotros mismos. Es un sentimiento que no peligra porque no es un escalón del que podemos caer.

Este sentimiento se compara a cuando cumplimos un año más de vida. Nadie puede retroceder el tiempo y arrebatarnos lo que hemos vivido hasta esa edad, o cuando nos graduamos de la secundaria o la universidad, Es imposible que nos puedan devolver a primer grado de primaria, estamos realizados!!

Así es pues que profesionalmente, con el paso del tiempo, vamos sintiendo que nuestras experiencias profesionales nos hacen sentirnos cada vez más fuertes y capaces de lograr más y mayores metas. Sigue leyendo

El sentido común…clave en el marketing

Benjamín Franklin decía del sentido común que “es la cosa que todos necesitamos, que pocos la tienen y que ninguno cree que le falta”.

Cuanta razón en esa pequeña frase sobre algo tan trascendental para la vida humana.

Como no podía ser de otra manera, el marketing, como disciplina integradora y fundamentalmente humanística requiere de esta cualidad para conformarse como tal. De hecho es el primer mandamiento que debe respeta todo marketer.

¿Ha pensado lo útil y necesario que resulta que los seres humanos estemos de acuerdo en dónde queda arriba o abajo, derecha o izquierda, bueno o malo, qué es frío y qué es caliente o cuándo es de día o de noche?

Aunque parezca tonto, esta pregunta nos permite tener una primera aproximación para comprender que, casi sin notarlo, basamos nuestros actos e interpretaciones del mundo en un conjunto de pensamientos y normas denominadas “sentido común”.

“El concepto se compone de dos palabras: ‘común’, que es lo que caracteriza a un grupo de personas, seres vivos u objetos, y ‘sentido’, que se refiere a la percepción de estímulos a través del olfato, gusto, vista, tacto u oído, pero que también nos da una idea de orientación cuando decimos que vamos en sentido ‘contrario’ o ‘correcto’. Así, en términos generales, definimos al sentido común como aquello que comparte la especie humana”, (Marco E. Murueta Reyes)

Los seres humanos somos animales sociales por definición, es decir, que nuestra componenda se relaciona con un cuerpo social que nos hace ser.

Nuestro comportamiento siempre esta formulado, direccionado e influenciado por el pensamiento social. Nosotros no podemos separarnos del cuerpo social ya que el hacerlo nos convertimos, por definición, en nada. Sigue leyendo