¿Qué te apasiona más en la vida?

La pasión es un término que por lo general se relaciona con las parejas…con el amor hacia alguien, y aunque en esta área juega un papel muy importante para que las relaciones se aviven, es un término que tiene un gran impacto en otras áreas de la vida.

Se ha dicho que sin pasión nada grande puede lograrse. Los grandes monumentos, las grandes obras arquitectónicas, los grandes museos del mundo, han sido hechos o albergan obras que fueron hechas con gran pasión.

En el trabajo sucede lo mismo, puedes notar fácilmente cuando algún colaborador está haciendo su trabajo con pasión en comparación con otro que lo hace por el dinero que recibirá.

La pasión determina la intensidad del compromiso. Una débil pasión despliega acciones débiles, mientras que una fuerte pasión lleva a hacer cosas que al principio parecen imposibles. Sigue leyendo

El valor del entusiasmo

Todo el mundo sabe a nivel mental que el entusiasmo es importante, pero muy pocos lo valoran de verdad. Cuando vemos a una persona entusiasta nuestra reacción es variopinta: nos gusta, nos sentimos atraídos, podemos incluso sonreír… Otra posible reacción puede ser cierto rechazo porque ver a una persona entusiasta y sonriente dentro del marco actual de crisis y lamento, nos extraña y podemos pensar… ¿Y a este qué le pasa? ¿Por qué no se queja como todo el mundo? ¿Es qué le ha tocado la lotería? …

…Os diré que el entusiasmo, la alegría, la espontaneidad acompañados de otros valores humanos y, por supuesto, de un producto o servicio de calidad, puede suponer la diferencia entre que recuerden (y además positivamente) a la empresa que representas o te dejen en el olvido como un proveedor más… puede incluso suponer la diferencia entre que decidan adquirir el producto o no.

Si un empresario tan prestigioso y experimentado como Luis Bassat nos dice que fue el entusiasmo del editor lo que le hizo pasar del no inicial al sí final, creo que es importante replantearnos la importancia de valorar esta cualidad como aderezo clave y fundamental en nuestro negocio. Además, me parece digno de admiración la humildad del Sr. Bassat al reconocer que se dejó contagiar por el entusiasmo del editor. De esta manera reconoce y valora la labor del editor en un intangible que muy pocos valoran y que influye directamente en los resultados tangibles, aunque la mayoría de las veces no se asocie el entusiasmo con el logro. Además, no es lo mismo un logro desde el sufrimiento y el agotamiento que un logro desde la alegría y el entusiasmo. No es lo mismo…

Y cuando hablo de alegría y entusiasmo no me refiero a un entusiasmo sucedáneo-ficticio-forzado sino a un entusiasmo real-natural-espontáneo que solo sale cuando de verdad te gusta lo que haces y lo que vendes a pesar de los obstáculos y las críticas que puedas encontrar.

Porque realmente, no es lo mismo…

__________________________________________

Publicado en degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/no-es-lo-mismo-el-valor-del-entusiasmo