La determinación y el emprendimiento

Puedo definir la determinación como la decisión firme de hacer algo, conjugada con la valentía para hacerlo, la responsabilidad de lograrlo y la certeza de que se logrará, sin importar lo difícil que ésta sea, ni el tiempo que se requiera, ni los recursos que sean necesarios.

Es sabido que mayoría de los emprendedores no tienen el valioso recurso de la determinación en el inventario de sus cualidades. Por esa razón, muchos emprendimientos arrancan con un buen viento a favor, pero en poco tiempo la tempestad llega y en general, los emprendedores no están dispuestos a hundirse con sus barcos si fuese necesario.

Muchos emprendedores emprenden por necesidad, por lo que el objetivo principal de su emprendimiento es ayudarlos a salir de la crisis, servir de proveedor de dinero y permitirles sobrevivir. Por esta razón, el emprendimiento es visto por estas personas como un auto empleo circunstancial, más no como un emprendimiento valioso, perdurable, desarrollable y explotable. Esto se debe a que en muchas ocasiones el emprendedor tiene una visión corta y no puede ver más allá del auto salario, del sobrevivir diariamente y teniendo su propio proyecto en marcha, sigue buscando un buen empleo. Sigue leyendo

¿Sabes qué tipo de emprendedor eres?

¿Estás considerando poner tu propio negocio, establecerte por tu cuenta? Si ha salido a la luz tu carácter emprendedor, es importante, antes de nada, tener muy claro qué es exactamente lo que quieres. De esto ya he hablado muchas veces, tienes que saber a dónde vas antes de ponerte en marcha. En este caso no solo me refiero al tipo de negocio, servicios que vas a ofrecer, cliente ideal, problema que resuelves, etc. Sino a cómo encaja tu negocio con tus valores e ideales y con el estilo de vida que deseas, qué quieres que aporte a tu vida.

Tener todo esto en cuenta te ayudará a estar segura de lo que haces y a evitar perder tiempo, dinero e ilusión en un negocio que al final no te aporte lo que buscas. Todo ello porque no te habías parado a pensar en qué querías conseguir con ese negocio. Además, como siempre digo, si tienes claro lo que quieres y por qué lo quieres te será más fácil ser perseverante e insistir a pesar de los posibles reveses con que te encuentres.

Una de las cosas que te puede ayudar a definir todo lo anterior es saber qué tipo de emprendedora eres. Esto es algo que leí hace tiempo en un artículo de Kendall Summerhawk (coach estadounidense muy conocida) y que te ayudará a aclarar lo que quieres y a disipar miedos como el de que vas a tener que sacrificar algo importante para ti si quieres tener éxito. Cuando yo empecé tenía la creencia de que ya que te pones tienes que hacerlo a lo grande y conseguir el mayor éxito profesional posible. Sin embargo, en realidad no era lo que yo quería y eso me hacía sentir culpable pensando que no era lo suficientemente ambiciosa o que era algo cobarde. La distinción que hace Kendall sobre los tipos de emprendedoras me sirvió para despejar dudas y eliminar la culpabilidad. Sigue leyendo