La calidad innovadora

Trabajar con la innovación supone, hoy en día, recibir miles de impactos en forma de noticias, artículos, opiniones o imágenes que hablan sobre el tema. Hoy todo es innovación, como hace unos años todo era calidad. “Las empresas que no innovan van a morir”, se dice. “Las empresas que no apuesten por la calidad desaparecerán”, se decía. Bueno, creo que hay que poner las cosas en su contexto y en sus justos términos. Creo que la frase correcta es “las empresas que no trabajen la innovación desaparecerán”, porque no todas las empresas pueden innovar, pero sí todas pueden trabajar la innovación. Me explico, integrar en tus procesos y en tu ADN a la innovación no quiere decir que vayas a innovar. Para ello se han de dar una serie de circunstancias que al final te permitan tener una ventaja competitiva en el mercado que no siempre se consigue. Pero, sin embargo, sí es posible trabajar la innovación y, con ello, aunque no seamos capaces de conseguir resultados que se puedan considerar innovadores, sí implantar de manera permanente procesos de reflexión y mejora continua de nuestros productos y empresas. A veces en los procesos de innovación importan más los propios procesos que los resultados. Sigue leyendo

Cómo (y por qué) formular una estrategia de innovación

A diferencia de las empresas que innovan de forma puntual, las empresas innovadoras sistematizan la innovación y la convierten en algo que pasa a formar parte de su ADN, o lo que es lo mismo, de su cultura. La innovación se transforma, por lo tanto, en uno de sus elementos diferenciadores, y en un mecanismo de creación de valor que les permite ser más competitivas.

Sin embargo, convertirse en una empresa innovadora no es nada fácil. Hay que considerar que la mayoría de empresas están más pensadas para ser eficientes que para innovar. Por esta razón, y tal y como comenté en el anterior artículo “La empresa ambidiestra y la estrategia de innovación”, será clave crear las condiciones necesarias para compaginar, de forma efectiva y armoniosa, la gestión operativa (explotar eficientemente el presente para incrementar la rentabilidad actual) con la gestión innovadora (explorar nuevas oportunidades para generar una rentabilidad futura).
Para lograrlo, será fundamental disponer de las personas adecuadas y crear un entorno que fomente y apoye las conductas necesarias para innovar de forma sostenible y exitosa.

Empresa innovadora = Personas innovadoras x Entorno innovador Sigue leyendo

Innovación y diferenciación para mejorar la gestión de su empresa

Entender que lo bueno es enemigo de lo mejor, no es para personas comunes, sino para aquellos que poseen un modelo mental disruptivo y están peleados con lo que han alcanzado hasta el momento.

“Déle un nuevo rumbo a su empresa y atrévase a hacer en su mercado lo que nadie haría aún en sus condiciones de locura” Es el momento accionar para hacer un año distinto al anterior con sus clientes y en su mercado.

Si le ha ido bien, deje de hacer lo mismo, si le ha ido mal en su ejercicio pasado, cambie lo necesario para mejorar sustancialmente su relación con los clientes. Ha llegado la hora de transformar e innovar para poder alcanzar resultados distintos a los que hasta ahora nos hemos acostumbrado. En la generalidad de los casos, las empresas siguen haciendo las mismas cosas que las han llevado al éxito en el pasado, buscando la comodidad y evitar a toda costa épocas turbulentas o de cambios dramáticos. Sigue leyendo

Mi primer MOOC: un modesto ejemplo de innovación docente

Como suele ocurrir en los procesos innovadores, llevamos unos años escuchando juicios contradictorios acerca de este “modelo” de formación genuino de Internet. Salvando las distancias y el medio, se asemeja a otro tipo de formación, divulgativa en este caso, que bien trabajada –carece de formato docente– podría tener los mismos efectos educativos en cualquier individuo. Me estoy refiriendo a programas de televisión tipo Redes 2.0. Posiblemente a alguno le parezca un chiste, pero no lo es en mi visión de los diferentes segmentos educativos posibles.

 

12112014

Los MOOC´s tienen un propósito claro: llegar al mayor número de personas posibles con un binomio, profesor-institución educativa, que impacte de algún modo. El premio es un sabroso “aperitivo” gratuito del “conocimiento” que antes estaba reservado a los pocos que lo pagaban. Esta forma de promocionar la institución educativa en un mercado tremendamente competitivo, donde ya se pelea por cada alumno, lo denominan “Inbound Marketing”.

En el siguiente enlace describo cómo es mi MOOC titulado “Pensamiento Creativo e Innovación: actitud y proceso para el negocio” que se lanza el 27 de noviembre, amenizado con la música de Looking Back de Andreas Prittwitz:

https://www.youtube.com/watch?v=sfk9Teri85c

___________________________________

Escrito por Fco. Javier Ramírez Perdiguero, Decano de ISEAD Business School

Publicado en tendencias21.net/creativo

http://www.tendencias21.net/creativo/Mi-primer-MOOC-un-modesto-ejemplo-de-innovacion-docente_a32.html

La innovación no es un estado, es un proceso

¿Cuántos de ustedes han escuchado aquello de “ésa es una empresa muy innovadora”? ¿Cuántos han dicho (hemos dicho) que “ese producto o servicio es realmente innovador”? El 90%, y me quedo corto. Estamos acostumbrados a aplicar el adjetivo “innovador” a organizaciones u objetos cuando suponen un cambio respecto a lo que hacen otras organizaciones u objetos (productos). Daría para otro artículo el analizar si estamos aplicando semánticamente bien el concepto de Innovación, es decir, si le estamos dotando del contenido adecuado, porque a veces se definen como innovadoras algunas organizaciones que, digámoslo suavemente, no lo son. Y lo mismo ocurre con los productos y servicios.
Pero dicho esto, creo que uno de los principales problemas que genera esa identificación sustancial entre el adjetivo “innovador” y una organización, por ejemplo, es que nos olvidamos del carácter activo de la innovación. Uno no es innovador, uno hace innovación, y en cuanto que hace innovación es innovador. No es lo mismo.

Cuando hablamos de innovación lo hacemos de procesos, de acciones, enfoques, resultados… Hablamos de proactividad, de iniciativa respecto a la competencia y al mercado. Cuando denominamos que una empresa es innovadora hablamos de empresas que innovan, que “hacen innovación”. Es cierto que hay empresas con unas mejores condiciones que otras para la innovación, con mejores estructuras, con mejores conexiones internas y externas (redes), con una mejor gestión de la información… pero no podemos hablar de empresa innovadora hasta que no actúa. Mientras, como mucho, podemos hablar de empresa con unas condiciones excelentes para la innovación. Sigue leyendo

El impacto sistémico de la innovación y sus 8 principios básicos para el cambio

Decía yo el otro día que una organización/empresa sólo es innovadora en cuanto que innova. La innovación no es un estado, sino una actuación, no un ser, sino un hacer. Pero siendo esto cierto (al menos desde mi punto de vista) también lo es que las empresas pueden estar mejor o peor preparadas para desarrollar esa innovación. Entiendo por tanto que podemos hablar de la innovación desde dos perspectivas:

:: Hacia dentro, cuando las empresas hacen cambios internos para ser más fuertes y estar mejor preparados para desarrollar procesos de innovación. En este caso es un tipo de innovación (en procesos, estructuras, modelo…) más enfocada a permanecer en cuanto que se quiere cambiar directamente el ser de la organización.

:: Hacia fuera, cuando las empresas desarrollan procesos de innovación enfocados a los mercados. Aquí el objetivo es directamente hacer, generar cambios con impactos directos en el mercado y que nos posicione en un lugar relevante y de liderazgo.

Me interesa ahora la primera perspectiva, la innovación hacia dentro. Y aquí es interesante observar cómo este tipo de cambios no suelen, si quieren que de verdad sean efectivos, ser puntuales, sino sistémicos y con un impacto en toda la estructura y procesos internos. Sigue leyendo

Reconversión, innovación y liderazgo van de la mano en la estrategia

“Cambiar el rumbo es de sabios, pero accionar para alcanzarlo es una cuestión de liderazgo”. No importa si ha invertido años en hacer las cosas de la misma manera, siempre es un buen momento para cambiarlas y hacerlas diferentes.

¡Apáñese del talento que le rodea e invierta en ellos, pues ahí está la solución a sus problemas!. “La única ventaja sostenible en el futuro, es la rapidez para reinventarse y esto sólo es posible hacerlo, a través de la exposición del talento de su gente. ¡De ahí la importancia de la forma en cómo los lidera!

He podido constatar que las posibilidades de cambio siempre se presentan en en transcurso del tiempo. Sea de manera obligada o no, pero siempre la vida nos lleva al momento de tomar decisiones que actualizarán el contexto en el que nos movemos.

La situación que prevalece en nuestro país, no es fácil y para muchas empresas es ya un tema delicado, de ahí que necesitemos de cuantas reformas sean necesarias para volver a generar la credibilidad de las fuentes de inversión, pero sobre todo de quienes tenemos puestas nuestras esperanzas en que podemos hacer más y mejores cosas en nuestra área de influencia. Pero, ¿Cómo podemos transitar en un proceso de cambio sin lastimarnos demasiado?. Aquí le doy algunos consejos que pueden serle útiles:

1. Recupere su imagen ante la gente que trabaja con usted: Comience por ganarse de nuevo a su gente. Cambie su manera de liderar y muestre congruencia entre lo que dice y lo que hace. Ellos necesitan de creer en la persona que los dirige. Usted, es el responsable de darles rumbo y esperanza en el futuro, usted debe inspirarlos a darlo todo y más. ¡Este es su papel! Sigue leyendo

La innovación disruptiva y los nuevos modelos de negocio

Existen dos dinámicas básicas de innovación: la inducida por el mercado (market-pull) y la impulsada por la tecnología (technology-push). Ambas siguen lógicas muy diferentes.
La innovación market-pull parte de la proximidad al mercado, del estudio de las necesidades de los clientes, y de la voluntad de satisfacerlos. Sin embargo, hay que tener cuidado: un cliente, generalmente, pedirá mejoras sobre lo preexistente. Querrá lo mismo más barato, más rápido, más pequeño, más eficiente… pero básicamente, lo mismo. Difícilmente demandará un cambio radical de paradigma, o un rediseño completo de la arquitectura dominante del producto o servicio que le estamos sirviendo, pues no es su trabajo imaginarse otra realidad completamente diferente. Henry Ford dijo “si hubiera pedido a mis clientes qué querían me hubieran respondido caballos más rápidos, no coches”. Los clientes piden evoluciones de la arquitectura existente, jamás revoluciones. Por eso, la innovación market-pull es esencialmente incrementalista y de bajo riesgo. Sigue leyendo

What is Social Innovation?

 

I like the way Social innovation is enjoying growing recognition all over the world. I really think it is the future to solve many of our current social and environmental problems, but one of the main challenges is that many of us are unsure of how it happens and how to define it. Here’s a quick overview of social innovation, as developed by Social Innovation Generation.

What is Social Innovation?

Also, I have put together the definitions proposed by key researchers and actors:

A novel solution to a social problem that is more effective, efficient, sustainable, or just than existing solutions and for which the value created accrues primarily to society as a whole rather than private individuals. (Phills, Deiglmeier & Miller, 2008, p.36).

Social innovation is an initiative, product or process or program that profoundly changes the basic routines, resource and authority flows or beliefs of any social system. (Westley, 2008). Sigue leyendo

Administración del cambio: Un enfoque innovador

Se habla mucho de administración del cambio en las empresas y de la resistencia al cambio pero esta disciplina no se encuentra sistematizada con un marco teórico-práctico.

Este artículo trata algunas referencias al respecto y llama la atención sobre la perspectiva de ItegralMS (The Integral Management Society) de combinar programas de mejora continua o de desarrollo organizacional con proyectos para facilitar la administración del cambio a corto plazo, y como llevar a cabo algo tan retador.
Administración del cambio: Un enfoque innovador

El concepto de administración del cambio no ha llegado a ser entendido cabalmente pese a que el término se está utilizando cada vez con más frecuencia en entornos corporativos, si se apela al significado de cada palabra el concepto realmente se disipa en un horizonte demasiado amplio, por lo que se hace indispensable clarificar con precisión a que nos referimos con administración del cambio.

Por ejemplo, toda la administración de la empresa y metodologías de gestión, la tecnología, la comunicación, todo lo que ocurre en una organización o a nosotros mismos supone un cambio. Sigue leyendo