Masterchef o cómo innovar comercialmente

jose_baja 20Artículo escrito por Jose Luis Matarranz, Profesor de ISEAD

Que cualquier situación, que cualquier argumento y que cualquier empresa con buenas prácticas comerciales siempre quieran incrementar sus ventas, es algo que no nos debería sorprender, pero que esa venta, o al menos la prescripción de muchos productos relacionados entre sí, se realice a través de un programa de televisión, no deja de sorprendernos, cuando esos productos son el propio programa en si y superan el hecho publicitario: el reto es vender y ofrecer al público el programa de televisión en sí.

MasterChef, probablemente el talent show de cocina más famoso del mundo, es un reality-concurso culinario para cocineros aficionados, que se ha convertido para sus productores y sus operadores televisivos (la fórmula ha sido exportada a más de cuarenta países, que producen y encaran sus propias versiones) no solo en reclamo para anunciantes, sino en toda una plataforma de venta de productos relacionados bajo su marca MasterChef, ¿y lo hacen bien? Yo diría que sí, incluso con cierto sosiego, sin atosigar y con productos y servicios que incluso lo hacen más aspiracional al programa: una escuela on-line, campamentos de verano para niños y jóvenes, libros de cocina, tablets y aplicaciones digitales, etc., pero todo, repito, sea dicho de paso, con cierto orden. Sigue leyendo

10 pasos para emprender tu próximo proyecto

Muchos son los desafíos e incertidumbres que, a menudo, se presentan a la hora de emprender un proyecto. Un emprendimiento implica iniciativa y un sinnúmero de retos que para muchos pudieran parecer casi imposibles de alcanzar. Las nuevas tecnologías han dado pie a crear nuevas oportunidades de negocio, es por ello que en la actualidad los millenials (generación “Y”) se han encargado de ser partícipes, en mayor medida, de ésta práctica. Al menos 72% de ellos dicen tener como objetivo emprender su propia empresa, sin embargo ésta iniciativa requiere mucha dedicación, constancia y trabajo que pocos están dispuestos a invertir.

Es por ello que el día de hoy te traigo 10 pasos (sugeridos) para emprender tu próximo proyecto.
1. Sal de tu zona de confort

En esta área de comodidad no existe factor alguno que nos motive e incentive a llevar a cabo algo extraordinario, es decir, no fomenta la creatividad ni sale a relucir el “genio” que llevamos dentro. La zona de confort es un atentado contra el progreso; en este sentido, es preciso salir de ella ¡cuanto antes!, para de ésta manera comenzar a cambiar nuestra perspectiva y construir aquello que deseamos. Sigue leyendo

Innovación y diferenciación para mejorar la gestión de su empresa

Entender que lo bueno es enemigo de lo mejor, no es para personas comunes, sino para aquellos que poseen un modelo mental disruptivo y están peleados con lo que han alcanzado hasta el momento.

“Déle un nuevo rumbo a su empresa y atrévase a hacer en su mercado lo que nadie haría aún en sus condiciones de locura” Es el momento accionar para hacer un año distinto al anterior con sus clientes y en su mercado.

Si le ha ido bien, deje de hacer lo mismo, si le ha ido mal en su ejercicio pasado, cambie lo necesario para mejorar sustancialmente su relación con los clientes. Ha llegado la hora de transformar e innovar para poder alcanzar resultados distintos a los que hasta ahora nos hemos acostumbrado. En la generalidad de los casos, las empresas siguen haciendo las mismas cosas que las han llevado al éxito en el pasado, buscando la comodidad y evitar a toda costa épocas turbulentas o de cambios dramáticos. Sigue leyendo

Interpretar la realidad para innovar

Hace un par de años el filósofo español Santiago Zabala decía en una entrevista que “la verdad no es el resultado de determinadas descripciones, sino una consecuencia de interpretaciones productivas pero siempre incompletas”. Zabala es lo que se llama un filósofo hermenéutico, un filósofo centrado en el conocimiento del ser desde la interpretación subjetiva del mismo, buscando la objetividad, vamos, una paradoja. Esta aparente contradicción encierra, sin embargo, una importante carga de progreso en su esencia, pues supone la aparición de modelos distintos de comprender el mundo, a veces contrarios, pero racionalmente construidos y que favorecen la aparición de teorías innovadoras y potencialmente disruptivas.

El ser humano interpreta el mundo y la realidad desde su propia perspectiva. Parte para esa interpretación de unos conocimientos adquiridos y de una personalidad heredada. Recordemos la famosa sentencia de Ortega y Gasset, “yo soy yo y mis circunstancias”. Sigue leyendo

Innovar desde lo básico. Sentando las bases para crecer

Cuando trabajo con emprendedores veo cada vez más proyectos en los que la tecnología es fundamental no como herramienta, sino como fin en sí misma. Suelen ser proyectos llenos de colores, apps, funcionalidades y complejidades que parecen seguir el lema de “cuanto más mejor”. Ya lo escribí hace un tiempo en otra parte, la innovación ha de servir para resolver problemas, no para crearlos. Viene esto a colación porque desde mi punto de vista una de las claves de un buen proyecto es saber para qué sirve y, por lo tanto, qué es. Esto, que parece obvio, creo que no lo es tanto.

Recuerdo a primeros de año cómo en una serie de clases que di a varios grupos de emprendedores me sorprendió ver que había varios proyectos casi idénticos. Sí, se diferenciaban en los colores, la forma de acceder a las funcionalidades, la usabilidad y poca cosa más. Al ver esto yo me pregunté ¿de verdad saben qué están construyendo? ¿De verdad saben si ese producto es demandado por el mercado? ¿De verdad van a competir con otros productos que ofrecen lo mismo y ya están consolidados?

Creo que a la hora de construir un proyecto (producto o servicio) y desarrollar en él estrategias de innovación para su crecimiento, nos centramos demasiado en el propio producto y miramos poco alrededor. Es fundamental que seamos capaces de comprender qué necesidades estamos cubriendo para ver en qué dirección es interesante evolucionar. Es por eso por lo que trabajo con un modelo Back to Basic para diseñar ese desarrollo.

______________________________________________________

Leer el artículo completo en sintetia.com

http://www.sintetia.com/innovar-desde-lo-basico-sentando-las-bases-para-crecer/

Innovar en las cosas pequeñas

La innovación no se trata necesariamente de sacar al mercado algo completamente novedoso.

Lo que define que algo sea innovador es sí es aceptado por el mercado y éste lo remplace por algo que ya usaba hasta ese momento.

Los líderes deben aprender a usar el ojo observador para detectar qué áreas de su organización por pequeñas que parezcan, pueden innovarse y que beneficien a sus clientes.

En la mayoría de las veces no es tan fácil darse cuenta ya que siempre se han venido haciendo las cosas de la misma manera.

En este Post quiero compartir solo 3 Ideas que puedes utilizar para Innovar en las cosas pequeñas!

1) Abre tu mente a innovar!

Muchos líderes consideran que sí las cosas están saliendo bien deben mantener sus procesos intactos.

Por un lado esto es cierto, no es necesario hacer cambios cuando los clientes están contentos con los productos y/o servicios que se ofrecen.

Pero como nos enseñó Steve Jobs: “La mayoría de las veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”. Esta es una frase que debemos recordar con frecuencia sí realmente queremos que la gente exclame un gran Wow!!!.

Todos nosotros somos seres de hábitos. Nos acostumbramos a una manera de hacer las cosas y así mismo les sucede a los clientes. Sigue leyendo

Liderazgo. Diferenciación y decisión de cambio a mitad del camino

Cuando vamos a la mitad del camino y volteamos hacia atrás para ver el terreno que hemos recorrido, no siempre nos dan ganas de continuar avanzando.

Es preciso dejar de voltear para analizar los errores cometidos en el trayecto para enfocarse nuevamente en realizar de manera perfecta el sueño que hemos concebido en nuestra mente. Ganará una buena posición frente a sus clientes, si logra que su empresa sea la de valor percibido más alto contra sus competidores. ¡Esto lo hace la gente!

En momentos como los que estamos viviendo, muchas organizaciones están haciendo un alto en el camino para reflexionar si sus planes estratégicos de inicio de año, están cumpliendo su cometido.

Aunado a las condiciones políticas y económicas en el mundo en general, y en nuestro país en particular, los procesos de decisión en las empresas se ha visto detenido por la incertidumbre que ha generado la economía global lo que hace mucho más lenta la operatividad de las organizaciones.

Sin duda estos momentos de cambio evidencian, la falta de liderazgo en quienes conducen el destino de cada empresa. Están con pánico por la escasa información de futuro que tienen en sus manos y eso los mantiene vulnerables ante el entorno.

No son momentos de detenerse a pensar si lo realizado es correcto o no, son momentos de avanzar en el proyecto inicial, con algunas modificaciones si se quiere, pero sin detener el ritmo del negocio, pues la velocidad que ha adquirido durante los primeros 6 meses del año, es directamente responsable a sus procesos de alineación internos.

No espere estar corriendo a más kilómetros por hora de los que le da la condición física que ha adquirido a través del tiempo, pues ésto le puede ocasionar muchos problemas de ajuste, de presión hacia la gente y consecuentemente en una escasa productividad con relación al Plan de Negocios que se ha planteado inicialmente.

Si no se ha entrenado, hágalo ya para adquirir un mejor ritmo.

Los mercados no esperarán sus reflexiones, ellos están necesitando los cambios ahora mismo y usted debió haberse preparado para ello con mucha anticipación. Si no lo hizo, hágalo ahora para terminar su ejercicio con decoro, todavía hay tiempo. Sigue leyendo