La cultura de la transformación: rompiendo los moldes del viejo management

La transformación es la suma de la innovación y la gestión del cambio. No solamente es generar productos y servicios con valor renovado para nuestros clientes, es saber adaptarnos organizativamente y culturalmente para ello. La transformación debe ser estratégica, saber dónde va. Los líderes menores despachan la transformación con retórica y delegan el riesgo. Los líderes solventes hablan con su ejemplo personal y bajan a la arena corporativa. Sin riesgo no hay innovación, y por ende, tampoco hay transformación.
Antes, la planificación estratégica nos resolvía el despliegue corporativo desde modelos de negocio conocidos. Se trataba de ser eficiente y acertar en las personas que se ponían a ejecutar trabajos que, a grandes rasgos, se movían en pautas predefinidas. Tenía mucho mérito pero el campo de incertidumbre estaba más limitado. Pero ahora, los mercados y la propia sociedad, cambian a un ritmo que no permite planificar como antes. Las agendas se hacen más líquidas. Y lo que antes era un proceso dividido en secuencias (visión – estrategias – gestión del cambio – innovación) ahora es un solo proceso de transformación más integral y muy acelerado. Y aquí es dónde las herramientas clásicas del management hacen aguas. Sigue leyendo

Cómo convertirse en fabricante de ideas

Crear ideas no es ni mucho menos una tarea fácil. Y es que la inspiración, la materia prima de la ideas, se muestra en ocasiones esquiva. Pare reconciliarnos con las musas de la inspiración y poner en marcha máquina de las ideas, The 99 Per Centrecomienda seguir los siguientes consejos:

1. “Empieza con lo que tienes“.
2. “Nadie puede decirte lo que es mejor para ti. Sólo tú lo sabes”.
3. “El éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.
4. “Dibuja primero, piensa después”.
5. “Para. De vez en cuando, simplemente para. Da un paseo si lo necesitas. Las ideas vendrán cuando dejes de pensar sobre ello”.
6. “Comparte tu idea, involucra a otras personas, celebra con frecuencia tus éxitos”.
7. “Probablemente tu historia terminará siendo algo totalmente diferente a los que habías pensado. Aprovéchalo”.
8. “Anota tu idea. Así ya habrás empezado”.
9. “Más tiempo para decidir sin más información sólo crea ansiedad, no nuevas perspectivas”.
10. “Fracasa rápido. Se necesitan muchas ideas fallidas para encontrar una idea ganadora. No te apegues a una idea si ésta no funciona”.
11. “No hay nada bueno o malo. Lo que importa es hacerlo”. Sigue leyendo