De la opinión del consumidor a la opinión de las marcas

En el mundo de internet, una cosa muy importante ha cambiado. Todo el mundo tiene opiniones, como sucedía desde siempre, pero ahora todo el mundo puede expresarlas y puede hacer que lleguen a los demás. La red ha hecho que opinar salga del círculo inmediato y las de personas conocidas o que ya no esté solo limitado a simplemente unos pocos privilegiados que habían entrado en el circuito de los medios como opinadores. Hoy en día todo el mundo puede expresar lo que piensa y hacerlo llegar a los demás.
Y en ese nuevo orden de cosas uno de los ámbitos que más se han visto afectados son los del consumo. Los consumidores ya no solo transmiten a su entorno más cercano lo que piensan sobre los productos y las marcas que compran, sino que ahora lo suben a la red y marcan con esas opiniones las decisiones de compra de los demás. Desde el hotel que se quiere reservar para las vacaciones hasta el ordenador portátil que se quiere comprar para el trabajo, las decisiones de compra están cada vez más marcadas por las notas que los demás consumidores dan a esos productos y por las opiniones que generan sobre ellos. Sigue leyendo