Liderazgo: ¿Cuál es el patrón de éxito de los líderes? (1/2)

Todos en algún momento hemos escuchado la frase que dice ‘el éxito deja huellas’. Frase que muestra de manera muy directa que el éxito no es algo que esté reservado sólo para algunos sino que sí cualquiera sigue esas huellas, puede alcanzar el éxito en su vida también.

Sin embargo, a pesar de que la hayamos escuchado, vemos como mucha gente no parece creerla, o intentar seguir esas huellas, o investigar cuáles son para entonces poder hacer un seguimiento. Es como si quisiéramos inventar el agua fría, sin darnos cuenta que si tan sólo siguiéramos éstas huellas del éxito, nuestra vida personal y profesional, tendría un giro de 180°.

Hace varios años atrás empecé a escuchar con más fuerza esta frase, y cada vez que la oía, me quedaba pensando en qué huellas serían esas que llevan al éxito. Un día, sencillamente me decidí a juntar las piezas, empecé a investigar, leer, revisar distintas fuentes, biografías, estudios, y poco a poco fui dando con algunas huellas que iban dando un patrón.

Descubrí, como ya lo habían hecho muchas personas antes que yo, que existe un patrón para llegar al éxito, trátese de buena salud, solidez económica, relaciones personales más fuertes y sanas, tranquilidad emocional, etc. Sigue leyendo

19 ideas sobre liderazgo y gestión del cambio

Pienso que lo que expongo a continuación debe pasar a formar una parte importante de los conceptos asociados a la actual gestión de la calidad en las organizaciones, de manera especial durante un proceso de cambio organizacional. Ratifica y hace más respetable el papel del líder y el equipo de dirección.

  1. La comprensión del equipo de dirección de que retener el análisis individual en la solución de problemas mientras se toma suficiente tiempo para permitir que estos sean ventilados en lo colectivo, es la esencia del liderazgo en una empresa de aprendizaje.
  2. Los líderes deben utilizar un enfoque abierto al cambio y como prioridad necesaria reconocer la importancia de desarrollar la infraestructura imprescindible para implementar y promover este desde el interior mismo de las empresas, con particular énfasis en la gestión del conocimiento, la innovación, la tecnología y la comunicación como condición para el pleno ejercicio de la crítica y la participación de los trabajadores en el desarrollo de sus empresas y como las principales herramientas de la gestión del cambio.
  3. Los líderes deben comprender que siempre serán necesarios nuevos diseños organizacionales, una nueva filosofía, otra forma de dirigir las organizaciones o de configurarlas, que integre a las personas en una dinámica de cambio como forma de ser competitivos.
  4. El liderazgo es un proceso compartido, así la verdadera tarea de los que están en puestos de liderazgo en los procesos de cambio es la de propiciar la transición, combatir la banalidad, dar libertad a sus colaboradores, eliminar TODOS los obstáculos que puedan entorpecer el rendimiento de su equipo, cultivar la sinceridad, la amistad, el respeto, la franqueza, estructurar la organización para sustentar la eficaz y eficiente aplicación de la Política y la Estrategia, gestionar los conflictos, gestionar y mejorar los procesos, inspirar la innovación, evitar los efectos negativos de la agresividad, la ausencia de comprensión y la crítica irreflexiva en su equipo de trabajo, la discriminación y la exclusión, fomentar el diálogo, cultivar la flexibilidad, la tolerancia y la creatividad.
  5. El líder tiene que ser capaz de percibir y prever los pequeños errores y las pequeñas grietas, adelantarse a los cambios, marcar su espacio con sabiduría y respeto.
  6. Los líderes deben tener la capacidad para percibir una de las primeras manifestaciones negativas que se pueden percibir durante un proceso de cambio que consiste en cómo las personas en la organización tienden a desarrollar estrechos lazos entre sí que nada tengan que ver con la finalidad de unir esfuerzos en la dirección del mejoramiento que se plantea lograr, sino que solo serán lazos personales, basados en intereses de un momento, ya sean de negocio, personales, comerciales, financieros, económicos, arribistas; en síntesis, intereses no legitimados socialmente.

___________________________________________

Escrito por Arturo Luis Romero

Leer completo en gestiopolis.com

http://www.gestiopolis.com/19-ideas-sobre-liderazgo-y-gestion-del-cambio/

¿Con quién se relacionan los líderes?

Cuando se trata de crear relaciones de amistad y de negocios, los líderes tienen muy claro con quien quieren entablar contacto. Esto es muy particular ya que no tiene que ver con discriminar a unos y beneficiarse de otros, sino que los líderes han aprendido que las relaciones juegan un papel muy importante en su propio crecimiento.

Podríamos decir que las amistades se dan de forma aleatoria, que en cualquier parte y en cualquier momento podemos conocer a alguien y entablar una relación que se vuelva una amistad. Seguramente todos hemos conocido alguien de esta forma y que luego resulta ser un gran amigo(a), pero cuando se trata de relaciones de amistad profundas y de posibles socios de negocios, los líderes son muy cuidadosos de con quién quieren relacionarse.

Una cosa es conocer a alguien y otra muy distinta es asociarse con esa persona. Puedes conocer por mucho tiempo a una persona como amigo pero si no lo conoces como socio, puede que si te asocias a esa persona, la relación no termine marchando bien. Sigue leyendo

Liderazgo: ¿Cómo los líderes motivan a su gente?

La verdad es que motivar a otros no es tarea fácil, conlleva mucho esfuerzo y energía por parte del líder y muchas veces no se da con la llave exacta que abre la motivación en un equipo específico. Aun así, la motivación en la vida es la clave de todo éxito y es necesario dominarla si realmente queremos llegar a donde hemos planeado.

La palabra motivación es la conjugación de las palabras, motivo y acción. Cuando uno tiene un fuerte motivo en la vida, esto se convierte en el motor que lo lleva a hacer cualquier cosa, a veces hasta pudiesen parecer locuras.

Si observamos a las personas que han logrado grandes resultados, podemos ver que tenían o tienen un fuerte motivo para hacer lo que hicieron. Por ejemplo, recordemos por un momento a Nelson Mandela, su razón o motivo era lo suficientemente grande como para que dijera lo siguiente en el ya famoso Juicio de Rivonia el 20 de abril de 1964:

“He dedicado toda mi vida a la lucha del pueblo africano. He combatido la dominación blanca y he combatido la dominación negra. He acariciado el ideal de una sociedad democrática y libre, en la que todos vivan en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y que espero ver realizado. Pero, si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”. Sigue leyendo

Liderazgo: un paso más allá en la tarea de motivar (I)

urcelayArtículo de Jaime Urcelay, Profesor de ISEAD

Si hay un tema que preocupa a quienes tienen responsabilidad sobre personas y equipos es el de la motivación. O, al menos, esa es mi experiencia más directa en los talleres de formación de directivos y mandos intermedios en el mundo de la empresa. Y es que no es para menos…

Una cuestión para la que, como en todo lo que es radicalmente humano, no valen recetas ni técnicas superficiales y manipuladoras. La tan socorrida proyección en esos talleres de la escena de la motivación de vendedores de la película “El año de la garrapata” suele ser, en clave de humor, el mejor antídoto para cualquier equívoco al respecto. Sigue leyendo

Trabajo en equipo para la motivación laboral

En la siguiente investigación se hablará de la importancia que se tiene de contar con un equipo de trabajo el cual esto influirá como una motivación laboral sin ser un incentivo.

El poder trabajar en un ambiente sano, respetuoso y guiado por un buen líder es una motivación que todo trabajador necesita ya que se requiere tener un ritmo de trabajo intenso auto dirigido hacia los objetivos determinados, tener la capacidad de desarrollar, poder consolidar y dirigir al equipo de trabajo brindándoles la responsabilidad necesaria, así como una comunicación eficaz para que puedan expresar sus ideas, sus emociones y la mejor forma de poder trabajar, hay que reconocer el esfuerzo que hacen todos los miembros de la organización ya que en muchas empresas ven a los colaboradores como una máquina y no como el humano que requiere la comprensión y apoyo, sin tomar en cuenta las necesidades de las personas. Sigue leyendo

Supervisión y Liderazgo paso a paso

A medida que trabaja en el desarrollo de su capacidad de supervisión, estos simples cinco procesos pueden ayudarle a lograr su meta. Pronto se sentirá seguro en su papel de líder de un equipo de ventas. Usted sabrá cómo motivar, comunicar, crear equipos, y ayudar a enfocarse y lograr objetivos en otros.

Deseo. Comience con su deseo. Mientras que usted puede haber estado en la supervisión si usted quiere tener éxito, necesita apasionarse de su puesto de conducción. Esto es, querer hacer un gran trabajo con las personas que conduce. Si usted tiene este ingrediente clave, puede dominar todo el resto, porque el deseo está vinculado al compromiso y el éxito.

Comprométase a un curso de acción. Para ser un gran líder, debe adquirir las habilidades que hacen que la gente quiera seguirlo. Winston Churchill dijo que “el liderazgo es hacer que la gente haga lo que el líder quiera porque quieren”. Así que comprométase a tomar el tiempo para aprender y entrenar. Esté dispuesto a hacer cambios de vida y cambios en las habilidades que le harán ese tipo de líder. Sigue leyendo

10 grandes lecciones de liderazgo

Luego de 27 años dedicados a los negocios, de observar a grandes (y no tan grandes) líderes, de leer docenas de libros sobre liderazgo, y de muchos años cómo líder, el autor ha aprendido innumerables lecciones sobre que hace a un gran líder. Estas son sus 10 lecciones favoritas:

Los líderes deben:

  • Practicar la gerencia de “espectro total”: en el cual los que tienen un gran desempeño reciben el reconocimiento que merecen Y a los de bajo desempeño o se les provee coaching, o se les deja partir.
  • Enseñar, en lugar de repetir: utilizando la repetición, consistencia, lenguaje sencillo, sentido común, y lo mejor de todo, remangarse la camisa y mostrarles como se hace.
  • Ser habilitadores, no inhabilitadores: porque si no podemos confiarle a alguien las responsabilidades que corresponden con su descripción de cargo, sencillamente no deberíamos contratarlos.
  • Desarrollar un mantra tipo Zen con los objetivos de la organización: que entre en las mentes del equipo, para ver después cómo pasan grandes cosas.
  • Evitar la inercia a toda costa: de lo contrario, correrá el riesgo de ir en la dirección incorrecta. Provea siempre la aceleración necesaria para empujar el negocio hacia delante.
  • Confíar en los hechos: si no lo puede medir, no lo puede administrar. Como dijo John Adams, los hechos son “cosas obstinadas“.
  • Entender que las palabras por si solas no hacen a un líder: la presentación apropiada, la actitud, personalidad, inflexión, cadencia y estructura, deben inspirar a la acción.
  • Exhibir una mezcla de voluntad y humildad: empujar fuerte sabiendo que no tenemos todas las respuestas, con un sentido de decencia, justicia y conciencia.
  • Conocer “el secreto del trabajo” de su equipo: la pasión es la causa, la diversión el resultado.
  • Ser capaz de confundirse y hacer lo inesperado: como comenzar a cantar en una reunión. Coloque un gancho memorable a su mensaje.

________________________________________

Escrito por deGerencia.com Redacción

Publicado en degerencia.com

http://www.degerencia.com/articulo/10-grandes-lecciones-de-liderazgo

El camino ya probado para ser feliz como líder (y como persona)

Pienso que no necesitamos inventar el agua fría sino copiar lo que funciona y adaptarlo a nuestro propio estilo. Todos queremos vivir una buena vida, no solamente pasar por la tierra y ganarnos el pan, sino realmente una vida que nos guste, que al final de nuestros días podamos mirar atrás y podamos sentirnos satisfechos de lo logrado y de la clase de vida que hemos vivido.

Entonces ¿Por qué no utilizar lo que ya se ha probado que funciona? ¿Por qué no colocar en práctica las cosas que otras personas de éxito ya han corroborado que lleva a la felicidad?

Al observar la vida de otros grandes líderes de la historia y personas que han alcanzado grandes cosas en su vida, nos damos cuenta que para vivir una buena vida no hacen falta cosas extravagantes o exageradas. Muchos de ellos han mencionado que más que el dinero, lo que realmente hace una buena vida es el calor de un hogar, la cercanía de sus hijos, la satisfacción de dejar un buen nombre con integridad, buenas relaciones con sus semejantes, entre otros. Sigue leyendo

Los principios del nuevo management

Orientación a la acción

Cada vez es más peligroso quedarse en el despacho y trabajar en proyectos desde detrás de una mesa. Y no es sólo un peligro que tengan que tener en cuenta startups que apliquen la metodología Lean, también las empresas ya constituidas han de huir de estos modos. Los cambios constantes que se están produciendo en el entorno nos obliga a participar de esos cambios siendo proactivos, o bien a estar dispuestos a ir con la lengua fuera siguiendo al líder de la manada. Metodologías como el benchmarking cada vez aportan menos, porque ya no basta con seguir los pasos del líder, sino que hemos de ser capaces de encontrar nuestros propios caminos y hacer las cosas no mejor, sino diferente.

Habla Zygmunt Bauman de tiempos líquidos, en los que cada vez es más complicado asir la realidad y mucho menos comprenderla. Sólo a través de la acción podemos descubrir un entorno que al mismo tiempo vamos creando, al que nos adaptamos al mismo tiempo que lo comprendemos. Aprender haciendo se convierte en el modelo, lo que nos obliga a incluir el error como herramienta de gestión y aprendizaje. Sigue leyendo