Las claves del Branding personal que todo profesional debería conocer

El branding personal es algo más que tener un perfil en LinkedIn, o un blog; incluso existe mucho antes que internet y las redes sociales… De hecho, no es posible no tener marca personal, es algo intrínseco a nosotros; por lo que conviene trabajar y reforzar día a día, en función de nuestro objetivo.

Para definir el branding personal, podemos recurrir a las palabras que recientemente nos dejaba Pablo Adán, entendiéndolo como un “conjunto de actitudes que parten del autoconocimiento, orientadas a un posicionamiento personal, para extraer de él una serie de objetivos personales y profesionales“. Para ello, es importante tener en cuenta que:

La marca personal es responsabilidad de cada uno. Un proyecto de desarrollo personal que todos y cada uno de nosotros deberíamos llevar a cabo, pero que no todos lo hacen. Bien porque no se creen capaces (la autoestima es una de las grandes barreras a las que nos enfrentamos todos), bien porque nos escudamos bajo mil y una excusas, el típico “no tengo tiempo” es la mejor de ellas. Sin embargo, con esta falta de decisión, te estás engañando a ti mismo.

Busca en tu interior y extrae lo mejor de ti. Saca tus puntos fuertes, y trabaja para mejorar los débiles. Analiza tu entorno e identifica tanto las oportunidades que ante ti se presentan, como esas amenazas que podrían dificultar tus logros. ¿En qué eres distinto? ¿en qué destacas por ser mejor? Sigue leyendo

Tu marca personal (Personal branding)

El término Marca Personal o Branding Personal se relaciona con establecer una identidad como persona. Se lo asocia al trabajo que se realiza con las marcas comerciales, donde se cuida la imagen del producto o de la empresa. Este concepto no es moderno, pero con el devenir de los cambios sociales, se necesitó que las personas sean algo más que un curriculum vitae, donde se establece los estudios cursados y los datos personales.

Las personas necesitaban realizar un cambio, y ¿Cómo podían ser recordadas por los demás? ¿Qué podían utilizar para convertirse en personas que se diferenciarán del resto del grupo?

Acá es cuando comienza el trabajo de la Marca Personal, es el profundo sentimiento de querer ser recordados, que los identifiquen como personas especiales, desean comunicar lo que hacen o sus profesiones. Ahora bien, ¿la marca personal solo se relaciona con diferenciarse o con sobresalir?

¿Consideras que cambiar tu imagen exterior es suficiente? tener un lindo traje y tarjetas de presentación especial ¿es crear tu marca personal? Lamentablemente para los que consideran que es suficiente, les tengo que decir que no es así. Se puede pedir asesoramiento de imagen o contratar una persona para que te cambie el look y parezcas una persona diferente a la que la gente había conocido.

Pero para establecer una marca personal hace falta muchos más elementos que estos. Sin dudas que tener una linda imagen cuidada, vestir bien, ponerse un reloj de diseño o zapatos a la moda, a la gente le llama la atención, pero tienes que trabajar mucho más para que realmente te conviertas en una marca personal.

Si observamos a las personas que son sus propias marcas, podemos apreciar que no solo tienen una excelente imagen exterior, sino que ellos se diferencian por otras cosas que van más allá de esta fase superficial.

Todo esto sería el envoltorio, lo más importante es el contenido. Entonces ¿cómo podemos empezar a delinear esta marca personal?

En primer lugar, no pienses que una marca se establece superficialmente, para dejar esa huella que tu deseas en los demás, para diferenciarte, tienes que cambiar tu manera ver las cosas. Es un trabajo profundo que tienes que dedicarle tiempo y paciencia, no se produce de golpe, es un trabajo interno que se reflejará en tu exterior. Sigue leyendo