Eres mejor líder de lo que piensas…

John C. Maxwell, el formador de liderazgo N° 1 del mundo, comenta en su libro Liderazgo 101, que cada uno de nosotros influye en por lo menos diez mil personas durante el transcurso de nuestra vida. Imagínate por un momento a ti mismo impactando a éste gran número de personas con cada contacto, palabras y acciones que haces a diario de forma directa o indirecta.

La gran mayoría de las veces no somos conscientes de nuestro propio impacto en otros pero seamos conscientes o no, lo hacemos. Por supuesto en algunas personas influimos más y en otras menos.

Tener un impacto o una influencia en otros es una gran responsabilidad, podemos tener una influencia positiva o negativa, no sólo con lo que decimos sino también, y más importante aún, con la manera en que lo decimos; con ese componente No Verbal que representa casi el 93% de nuestra comunicación. Por eso, Peter Drucker decía “Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”.

Si consideramos la afirmación hecha por John Maxwell nos damos cuenta de que cada día, en cada situación grande o pequeña, estamos influyendo a una gran cantidad de personas, ahora bien, la pregunta es ¿Cómo quieres influir, dejando un sabor que impacte o un sabor insípido? Sigue leyendo

Cómo construir una marca personal

La Marca personal (en inglés Personal Branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse uno mismo como una marca, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. El concepto surgió como una técnica para la búsqueda de trabajo sea por primera vez o sea como cambio de carrera o profesión, pero cada vez es más utilizada por profesionales liberales y trabajadores autónomos en sectores muy intensivos en capital humano.

 

Hoy os ofrezco algunos consejos sencillos que os pueden ayudar a iniciaros en la construcción de un marca personal:

Márcate una estrategia: Una marca personal significa ser recordado por algo, lo que implica la necesidad de ser memorable y de posicionarse como experto en algún campo. Cuanto más especializado sea nuestro posicionamiento, más fácil resultará hacernos recordar. Los principales pasos para construir esta estrategia podrían ser: Sigue leyendo

Aprende a trascender

Decimos que hay que dar trascendencia al trabajo que hacemos, para significar que no se debe quedar simplemente en los resultados materiales, económicos o intelectuales, porque pensamos que ese algo tiene que ir más allá, debe estar dotado de una significación, de un sentido que supera todas aquellas significaciones.

Cuando algo trasciende es porque va más allá de nosotros mismos. Podemos hablar de trascendencia en el conocimiento o en el querer, precisamente porque no se quedan en el sujeto que conoce o que quiere, sino que se dirigen a lo que está fuera de él, a las cosas o a las otras personas.

También se habla de conceptos trascendentales, propios de todo ser, como la verdad, la belleza y la bondad porque trascienden a un ser en concreto y se pueden aplicar a todos.

Algunos ejemplos

La trascendencia es dimensión de la vida humana, pero no se reduce a ella. Una forma de experimentarla es, por ejemplo, la vivencia del dolor. No lo sabemos explicar claramente, pero lo sentimos profundamente. Sigue leyendo

Fidelización de clientes para PYMES

Las pequeñas y medianas empresas tienen algunas ventajas naturales a la hora de retener y fidelizar clientes frente a las grandes corporaciones: son más flexibles, pueden dar respuestas más rápidas, suelen ofrecer un trato más cercano y personal al cliente, y suelen estar mejor preparadas para ofrecer un servicio o producto personalizado.

En el consejo de esta semana nos vamos a centrar en las posibilidades que tienen las PYMES para fidelizar mejor a sus clientes, y vamos a articular esa fidelización en torno a dos ejes: vincular (trabajando con las emociones y la relación directa con los clientes), y sorprender (a través de mecanismos que permitan superar las expectativas del cliente). En la primera parte de este artículo, nos centraremos en el eje de la vinculación, mientras que dejaremos para la segunda parte lo relativo al manejo de las expectativas de los clientes. Sigue leyendo

¿Cómo aumentar tu productividad (El Cuaderno de Sueños) Parte 3/3

En las dos entradas anteriores ¿Cómo aumentar tu productividad (y tu tiempo)? y ¿Cómo aumentar tu productividad (La Hoja de Ruta)? comenté sobre dos mecanismos que puedes utilizar para que tu tiempo diario y semanal se estire mucho más de lo que tal vez actualmente estás aprovechando.

Hoy quiero dejarte la última herramienta que puedes empezar a usar cada semana para que tu productividad anual se incremente de manera exponencial. Se trata del Cuaderno de Sueños, que no es más que una especie de mapa que utilizas para guiarte en el progreso de tus metas y así obtener los resultados (el tesoro) que deseas.

Compra un cuaderno sencillo y divídelo de acuerdo al número de tus prioridades de vida que tengas o las metas que quieras alcanzar, deja un espacio de varias hojas en blanco para cada una de ellas; luego escribe para cada una, las acciones que consideras puedes empezar a hacer desde hoy mismo y durante la siguiente semana para acercarte a cada uno de tus sueños.

Escribe acciones sencillas, como llamadas telefónicas, búsquedas de información por Internet, contactos con amigos, emails que debas escribir, y toda aquellas tareas que puedas hacer de manera práctica. Luego, haz el compromiso contigo mismo de que cada fin de semana apartarás un mínimo de una (01) hora, bien sea el sábado o el domingo, para hacer un repaso de las tareas realizadas y así colocar nuevas tareas que puedas hacer la próxima semana para seguir avanzando.

Si logras hacer de esta actividad un hábito cada fin de semana, verás con el tiempo los inmensos avances que logras sin casi darte cuenta. Semana tras semana estarás realizando tareas sencillas que están íntimamente ligadas con tus más profundos sueños y propósito de vida. Sigue leyendo

¿Cómo es un día en el mundo de la economía hiperconectada?

Las redes sociales, los dispositivos wearables, el neuromarketing… ¿Qué tienen en común todos ellos? Pues que son algunos de los ingredientes que componen la denominada era de la hiperconectividad.

SAP, multinacional alemana experta en proporcionar aplicaciones y servicios de tecnologías a empresas, ha elaborado una infografía en la que se desarrolla un día normal en la vida de Álex, un chico que forma parte del mundo de la economía de red en la que todo está conectado. Aunque hasta hace no mucho esta historia podía sonar a ciencia-ficción, lo cierto es que hoy en día es casi una realidad, ya que de acuerdo a las estimaciones de SAP, para el año 2020 habrá 2.500 millones de personas conectadas a redes sociales, 75.000 millones de dispositivos conectados y 65 billones de dólares en comercio global.

El protagonista de la infografía comienza su día montándose en un coche sin conductor (como los que prepara Google) que cuenta con un GPS de última generación que incluso proporciona información en directo sobre el tráfico para optimizar el viaje. Durante el trayecto, Álex aprovecha para consultar su agenda y susredes sociales a través de alguno de sus dispositivos sincronizados. Al llegar a su destino, el coche es capaz de buscar su propia plaza de aparcamiento. Sigue leyendo