Masterchef o cómo innovar comercialmente

jose_baja 20Artículo escrito por Jose Luis Matarranz, Profesor de ISEAD

Que cualquier situación, que cualquier argumento y que cualquier empresa con buenas prácticas comerciales siempre quieran incrementar sus ventas, es algo que no nos debería sorprender, pero que esa venta, o al menos la prescripción de muchos productos relacionados entre sí, se realice a través de un programa de televisión, no deja de sorprendernos, cuando esos productos son el propio programa en si y superan el hecho publicitario: el reto es vender y ofrecer al público el programa de televisión en sí.

MasterChef, probablemente el talent show de cocina más famoso del mundo, es un reality-concurso culinario para cocineros aficionados, que se ha convertido para sus productores y sus operadores televisivos (la fórmula ha sido exportada a más de cuarenta países, que producen y encaran sus propias versiones) no solo en reclamo para anunciantes, sino en toda una plataforma de venta de productos relacionados bajo su marca MasterChef, ¿y lo hacen bien? Yo diría que sí, incluso con cierto sosiego, sin atosigar y con productos y servicios que incluso lo hacen más aspiracional al programa: una escuela on-line, campamentos de verano para niños y jóvenes, libros de cocina, tablets y aplicaciones digitales, etc., pero todo, repito, sea dicho de paso, con cierto orden. Sigue leyendo