Eficiencia y eficacia personal

Durante décadas la expectativa de que seamos efectivos y eficientes siempre existió y éramos conscientes de que las personas que no cumplían con uno u otro requerimiento nunca tendrían muchas esperanzas en el mundo laboral, la expectativa era que nosotros nos preocupáramos por el corto plazo, mientras que nuestra organización se ocupara del largo plazo.

De cierto modo, la organización se preocupaba de que estuviéramos constantemente actualizados y capacitados para los desafíos futuros, pero éramos nosotros los que teníamos que ver como aplicar esto a nuestro cargo particular. O de pedir ayuda a nuestro superior inmediato si era necesario.

Obviamente, esto último sigue siendo una expectativa. Pero, como las organizaciones no están en condiciones ni dispuestas a asegurar el trabajo a largo plazo a nadie, están cada vez menos interesadas en preocuparse de todo lo relacionado con nuestro desempeño futuro. Después de todo, si uno no cree que vaya a poder recuperar una inversión, ¿por que estaría interesado en invertir?
Esto, por supuesto, no implica que la capacitación vaya a desaparecer. Lo que significa es que cada vez más, ésta va a estar relacionada con los resultados a corto plazo y menos con el desarrollo continuo. Sigue leyendo

Experience Marketing para Emprendedores

ignacio-marotoDesde hace algún tiempo la gestión centrada en el cliente está expresándose en nuevas tendencias, que a menudo escuchamos bajo fórmulas como experience marketing, o customer experience marketing (CEM). En el mundo actual, donde hay una oferta tan grande y una competencia tan fuerte, ya no basta siempre con tener un excelente producto o servicio a un precio muy reducido; hoy muchas empresas procuran que el cliente pueda disfrutar de la experiencia de compra o de uso del producto, con el objetivo final de que recomiende la marca a otras personas.

Esto es el experience marketing, en el que, además de las técnicas usuales en el marketing, nos ocupamos del diseño de toda la interacción con el cliente, de tal manera que le generemos determinadas emociones que le lleven a recomendar nuestro producto o servicio. Una buena muestra del concepto la tenéis en el siguiente vídeo:

 

¿Cómo puede aplicar estas técnicas un emprendedor? Evidentemente, no todos los productos y servicios se prestan con la misma facilidad al marketing experience. Obviamente, es más fácil explotar el potencial emocional de productos como la alta joyería o la alta perfumería, que en sectores como puede ser la maquinaria industrial. No obstante, con el adecuado conocimiento del cliente, siempre podremos encontrar algún elemento de la oferta de valor experiencial que nos diferencie, y que permita crear en él emociones que le puedan llevar posteriormente a recomendarnos. Sigue leyendo

Retos de los gerentes para los mercados contemporáneos

Competir en el mercado en éstos tiempos, exige no sólo aprender a diferenciarse, sino a hacerlo posible antes de los demás. ¡O se anticipa o le quitan su porción en el mercado de sus narices!

No cabe duda que el mundo de los negocios y la vida misma cambian a cada instante. He estado insistiendo prácticamente todo el año de la gran necesidad que tenemos como personas y como empresas de continuar cambiando y diferenciándonos fuerte para tener una sólida posición en el mercado.
Meditando sobre el concepto de la diferenciación me surgió la pregunta:

¿Y qué caso tiene o con qué objeto nos diferenciamos si lo hacemos más tarde que los demás?. Esto es precisamente lo que quiero comentar con ustedes en éste artículo. La importancia del tiempo.

Para tener una posición competitiva en el mercado, ya no basta con tener parámetros de calidad por encima de los competidores, no basta incluso con alcanzar indicadores de productividad por encima de lo inicialmente presupuestado, no basta tampoco con tener un departamento de innovación o desarrollo de nuevos productos intentando hacer lo que nadie hace. Si no agregamos la variable del tiempo a nuestros procesos de acción, ¡no llegamos a ningún lado!

Ciertamente la diferenciación es crucial e importante y seguiré insistiendo que pensar lo impensable, y hacer lo que pocos o nadie se atreve nos da la gran oportunidad de ser únicos para nuestros Clientes, pero alcanzar éste cambio fuera de tiempo finalmente ya no tiene importancia. Es necesario Anticiparnos a los demás para poder ganar la carrera por el mercado en un palmo de narices o nos quedaremos viendo como otros nos ganan la carrera porque lo han hecho antes que nosotros. Sigue leyendo

Gerencia y éxito de una marca. Planning para integrar ideas y conceptos de marca

Actualmente la pregunta relacionada con el manejo de una marca, producto o servicio no es ¿cómo se puede resolver el problema de la marca a través del marketing o de la publicidad?, sino ¿cómo puedo comunicar las características, beneficios y satisfacciones que una marca proporciona al consumidor?.

Considero que cualquiera que sea el método que utilicemos para hacer llegar el mensaje al consumidor, sin restarle importancia a la estrategia utilizada, y para que la comunicación sea efectiva, primero debemos analizar detalladamente los elementos que tenemos y posteriormente concretarlos en un sólo concepto a través del plannig. Ya que es fundamental buscar una idea novedosa y vanguardista que nos permita transmitir la esencia de la marca, posicionándose de manera inmediata en la mente del consumidor.

La esencia de ésta ardua labor reside en la necesidad de entender al consumidor, al cliente y a la marca con un solo objetivo, el descubrir un insight poderoso que nos permita crear un plan de comunicación exacto, entendible y efectivo, cuyo impacto sea eficaz y perdurable, que explote las imágenes, sentimientos y las necesidades del mercado.

Es ésta, la tarea de un planner quien además tiene la labor de guiar o facilitar este proceso a través de una aplicación creativa e inteligente de su conocimiento sobre el mercado y el consumidor, así formará un nexo que una el conocimiento de la marca, la empresa y la audiencia.

El planner debe realizar el plan de comunicación con el conocimiento de cómo los clientes consumen la idea y hacen una doble apropiación del mensaje; entendiendo a la perfección el rol y la efectividad de cada medio, por público, objetivo y por categoría; así como, conocer cómo y cuándo deben ser utilizados cada uno de los medios para alcanzar las metas de la marca o cliente. Sigue leyendo

La necesidad de definir una estrategia que se anticipe a los cambios

El entorno de muchas empresas hoy en día no es muy diferente entre las localidades del planeta: repentinamente se encuentran con un mercado altamente competitivo, globalizado, con una nueva manera de hacer negocios, con una tecnología que avanza vertiginosamente y una brecha significativa entre sus competidores, sumado a ello un entorno macroeconómico de gran incertidumbre. Lo determinante ante esta situación, es reaccionar a tiempo; detectar la brecha, redireccionar la estrategia –formularla en algunos casos– , desarrollar competencias e identificar los factores clave de éxito del negocio.
En los actuales momentos donde el factor permanente es el cambio, el principal desafío de las empresas es la definición estratégica, éste aspecto debe responder y debe estar alineado a las nuevas formas de competencia surgidas por el cambio en las condiciones económicas nacionales e internacionales. Los procesos de apertura y desregulación, obligan a las empresas a enfrentar modalidades de competencia global con otras empresas nacionales y del exterior. En consecuencia, para permanecer, y aún más, crecer en el mercado, las empresas se ven obligadas a considerar en su estrategia todos los niveles de acción. En términos generales la estrategia debe contemplar el siguiente enfoque:

Orientación de negocios: A través del diseño de una estrategia de portafolio, que permita penetrar y desarrollar el mercado y los nuevos productos.
Diversificación e integración: Esto implica el desarrollo de una perspectiva de procesos y capacidades.
Estructura de Negocios: Enmarcado hacia la visión de que cada negocio genere valor para la corporación como un todo.
Orientación de Gestión: Liderazgo. Define prácticas en términos de relación con clientes externos e internos con la connotación de compromiso. El objetivo es entregar al cliente una mayor calidad. Diferenciarse.
Orientación de Cambio: Significa promover una permanente innovación dentro de la organización para que se desarrollen nuevas y mejores prácticas de negocios, incluyendo las herramientas gerenciales y las innovaciones tecnológicas. Sigue leyendo

En el branding, para gustos los colores

El branding es un ingrediente esencial en la estrategia de toda marca. Es aquello que hace destacar a las marcas por encima del resto y que les aporta una voz y un rostro reconocibles entre sus rivales en el mercado. Tener una marca fuerte es sinónimo de tener una fuerte presencia en el mercado y la clave para sacar “músculo” en el branding es a menudo algo tan simple como apostar por uno u otro color.

La elección de los colores de una marca, aquellos que aparecen en sus logotipos, en sus productos, en sus webs y en su landing pages, determinan en buena medida la personalidad que ésta transmite al consumidor. De hecho, entre el 60 y el 80% de las decisiones de compra del consumidor son influidas por el color de los productos. El color más utilizado por las marcas en sus estrategias de branding es el azul (33%), seguido del rojo (29%), el gris (28%) y el amarillo (13%). De todos modos, y pese a la amplitud de la gama cromática, el 95% de las marcas utiliza sólo uno o dos colores. Estos y otros datos son compilados por Column Five y Marketo en una interesante infografía, que se sumerge en las profundidades del matrimonio formado por el branding y el color: Sigue leyendo

¿Cómo distinguir clientes offline de los online?

Una buena estrategia de marketing digital debe considerar también a los consumidores que no tienen una presencia activa en internet.

En un mundo cada vez más conectado, se hace difícil pensar que aún hay clientes que no utilizan Internet para informarse acerca de un producto o conocer las novedades de una marca.
Es verdad. Este tipo de consumidores se conocer como clientes offline y no están presentes dentro de Internet. Es por eso que las estrategias de marketing no sólo deben concentrarse en lo digital o apuntar a las redes sociales (Facebook y Twitter, entre otras), sino que también dirigir sus esfuerzos en captar a estos usuarios a su marca o producto sin tener que usar las herramientas digitales.

De este modo, tu plan de marketing debe complementar las estrategias offline y online, como lo señala Dolores Vela, Social Media Strategist. Para elaborar este programa, debes estudiar cuál es tu mercado y dónde está tu posible clientela: si en Internet o fuera de ésta.

Vela agrega que el marketing en los medios sociales es un canal nuevo a través del que se llevan a cabo una serie de estrategias y tácticas de mercadeo diferentes al marketing tradicional, donde nuestro producto tiene “mercado” o “audiencia” en Internet. Sigue leyendo