Mitos y realidades sobre cómo introducirse en mercados exteriores

ignacio-maroto

Escrito por Ignacio Maroto, Profesor de ISEAD Business School

Al hablar de la internacionalización de nuestra empresa, tradicionalmente los no expertos en la materia pensaban de inmediato en la constitución de filiales, o en la exportación directa a través de agentes y distribuidores. Hoy en día, sin embargo, parece estar en boca de muchos que la mejor manera de introducirse en un país es con la venta internacional a través del canal Internet, utilizando la red como un escaparate de nuestros productos abierto al mundo entero. En este post voy a intentar discriminar qué tipo de orientaciones a la internacionalización funcionan y cuáles no, qué alternativas existen para internacionalizar que no se basen en presencia directa en el país de destino, y qué factores deberemos tener en cuenta para escoger la forma concreta de internacionalización más adecuada a nuestro negocio.

Mitos y realidades de la Internacionalización

Lo cierto es que ni por estar en Internet vamos a estar preparados para vender en el exterior, ni la apertura de filiales es el único modo de consolidar una presencia física en el extranjero. Llegados a este punto, me gustaría desmontar un cierto mito que parece existir en torno a la exportación: Que nos compren desde el exterior no es exportar. Sigue leyendo

Mitos y realidades sobre cómo introducirse en mercados exteriores

ignacio-marotoAl hablar de la internacionalización de nuestra empresa, tradicionalmente los no expertos en la materia pensaban de inmediato en la constitución de filiales, o en la exportación directa a través de agentes y distribuidores. Hoy en día, sin embargo, parece estar en boca de muchos que la mejor manera de introducirse en un país es con la venta internacional a través del canal Internet, utilizando la red como un escaparate de nuestros productos abierto al mundo entero. En este post voy a intentar discriminar qué tipo de orientaciones a la internacionalización funcionan y cuáles no, qué alternativas existen para internacionalizar que no se basen en presencia directa en el país de destino, y qué factores deberemos tener en cuenta para escoger la forma concreta de internacionalización más adecuada a nuestro negocio.

Mitos y realidades de la Internacionalización

Lo cierto es que ni por estar en Internet vamos a estar preparados para vender en el exterior, ni la apertura de filiales es el único modo de consolidar una presencia física en el extranjero. Llegados a este punto, me gustaría desmontar un cierto mito que parece existir en torno a la exportación: Que nos compren desde el exterior no es exportar.

¿Cuándo funciona una estrategia de internacionalización? El mejor paso no es buscar una salida a nuestros inventarios cuando flojea la demanda nacional. El éxito suele venir marcado por una estrategia a largo plazo que se asiente sobre una ventaja que se consolide con el acceso a los mercados exteriores. Esto es algo que lógicamente cuesta dinero y tiempo, pero que puede servir de base para una senda de crecimiento de nuestro negocio más sólida, que no dependa de la buena marcha de la economía de nuestro país. Sigue leyendo