¿Conoces cuáles son las 4P del Logro?

Todos queremos lograr cosas, obtener resultados que nos satisfagan y nos hagan sentir que estamos creciendo en la vida. Para algunos esos resultados pueden ser un viaje que quieren hacer para vacaciones mientras que para otros puede ser terminar sus estudios, otros querrán llevar sus empresas a un nuevo nivel de crecimiento, y para otros será tener mejores relaciones personales.

Lo cierto es que no siempre es fácil conseguir lo que queremos, nos esforzamos, tratamos, insistimos y al final resulta que no obtenemos lo que queríamos; en algunos casos, llegamos bastante cerca y nos hace sentir mejor. ¿Pero qué se necesita para lograr esas cosas que tanto queremos?

Sea lo que sea que quieras lograr, hay ciertas cosas básicas que tenemos que hacer para poder obtener lo que queremos, bien sea que estemos empezando en nuestro crecimiento como líderes o tengamos un camino de éxitos recorridos. Sigue leyendo

Así piensan los ‘ganadores’

Todo el mundo quiere saber qué tienen aquellas personas extraordinarias; aquellas que consiguen resultados que a nosotros también nos gustaría conseguir. Si uno les observa, estudia y analiza, puede encontrar muchas pistas interesantes que son indicativas de lo que se debe y no debe hacer. Aquí van algunas de esas pistas que te pueden ser útiles:
1.- Piensan en grande

Saben que no existen los límites, sólo las limitaciones, que no son sino creencias mentales incrustadas en nuestro inconsciente producto del entorno en el que nos hemos desarrollado. La frontera que separa lo posible de lo imposible es una simple creación de la mente. Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no puedes lograrla.

2.- Parten con una estrategia de salida

Tienen un sentido claro de dirección, lo que les permite concentrar todas las energías hacia ese lugar, sin desperdiciar tiempo y recursos, con personas, situaciones o decisiones que no suman. Dicho de otra manera: o vemos el final del camino (sabemos hacia dónde vamos) o nos dejamos llevar por los acontecimientos (a donde ellos quieran llevarnos). Sigue leyendo

No olvides las motivaciones en tú camino

Cuando te canse el camino, recuerda qué fue lo que te hizo iniciar tu andar.

El caminar por la vida, sin duda alguna, presenta tramos donde el cansancio físico, mental o espiritual hacen muy pesado el avanzar, es en ese momento donde el sentido común debe llevarnos a tomar las decisiones que nos permitan, sin dejar de avanzar, recobrar las fuerzas necesarias para continuar nuestro andar.

Imagínate un viaje de varios días con temperaturas congelantes, con vientos que te azotan constantemente, con una falta creciente de oxigeno y con un esfuerzo cada vez más exigente, esto es lo que vivió Sir Edmund Percival Hillary durante su ascenso durante varios días de 8.848 metros al Everest, del cual alcanzó su cima el 29 de mayo de 1953.

Al igual que el ejemplo anterior, durante nuestra vida enfrentamos retos que en ocasiones parecen insalvables y que no son conquistados de manera inmediata sino que requieren días e incluso en ocasiones años. De la misma forma que el ejemplo anterior, esa lucha requerirá por salud física, mental y espiritual, el que se tomen descansos en el inter con la finalidad de recargar fuerzas.
El tema del descanso, del detener un momento la marcha, de tomarse un respiro, es un tema que pocas veces se aborda en las cuestiones de motivación ya que las mismas están enfocadas en dinamizar a la persona para que alcance la meta, pero un buen entrenador, un buen líder, un buen guía sabe que es necesario e incluso indispensable el tomarse un descanso y esto por una razón muy práctica: el rendimiento no es el mismo estando cansados. Sigue leyendo