7 ideas para que empieces a pensar fuera de la caja

¿Cómo podemos pensar en ideas más creativas o fuera de la caja?

La respuesta está en la forma como funciona nuestro cerebro. La caja son los hábitos, la cultura, las rutinas y los conocimientos que conforman nuestra vida y mediante los cuales vemos el mundo.

Si quieres aumentar tus posibilidades de obtener una idea revolucionaria, vas a tener que romper la caja. Conocer y hablar con gente diferente, viajar a otras geografías, probar nuevos productos, y lo más importante, tener una mente abierta a estímulos diferentes.

Aquí tienes algunas ideas que puedes aplicar en tu vida personal para encontrar estímulos nuevos y diferentes:

  1. Lee un periódico, revista o libro que normalmente nunca leerías.
  2. Escucha una emisora de radio diferente a las que siempre escuchas o elige un programa de televisión que normalmente no verías.
  3. Coge una ruta diferente a tu trabajo o utiliza un medio de transporte que tradicionalmente no usas; te sorprenderás de las cosas nuevas que verás.
  4. Visita nuevos lugares
  5. Organiza “tours” entre distintas áreas de la empresa, para explorar qué conexiones se pueden hacer entre lo que aparentemente son departamentos u operaciones distintas.
  6. Planea almorzar con personas de otras partes del negocio con las que normalmente no te relacionas. Habla con ellas sobre un asunto en el que estés trabajando y pídeles su punto de vista sobre algo en lo que estés trabajando.
  7. Habla con gente de otras empresas, otras profesiones, otros países, otro estatus social, otra cultura, otro sexo, otra religión u otra edad a la tuya.

En todas estas actividades, observa con detenimiento lo que pasa a tu alrededor, abre tu mente a nuevos estímulos y toma nota de las ideas. También puedes crear un Diario de ideas, en este post te doy algunas claves para hacerlo. Sigue leyendo

¿Cómo utilizar tu conocimiento y tu tiempo para ser efectivo?

Ya reconocemos la importancia que tenemos los seres humanos y nuestro tiempo para poder alcanzar las metas definidas por los diferentes grupos, equipos y organizaciones.

Hoy quiero compartir de forma breve algo que he experimentado sobre el impacto que tiene lo que aprendemos día tras día, es decir el conocimiento que vamos construyendo desde la experiencia que vivimos sobre la efectividad de lo que emprendemos.

Se trata de optimizar el tiempo, haciendo las cosas muy bien hechas, permitiéndonos dejar un aporte valioso a la sociedad y generando oportunidades de crecimiento a quienes nos rodean en los diferentes ámbitos en los que nos desenvolvemos, sean de orden personal, familiar, social o laboral.

Todo el tiempo estamos aprendiendo cosas nuevas, sin referirme a los conceptos y teorías que nos comparten en la academia, por donde casi todos hemos pasado algún día; este aprendizaje del que quiero hablar es completamente diferente, es lo que los abuelos llamarían la escuela o la universidad de la vida, en donde podemos construir lo que somos y lo que perciben de nosotros las personas con las que compartimos algún espacio. Sigue leyendo

Las 10 Características que debe cumplir cualquier meta para que sea efectiva

La semana pasada compartí las razones de por qué los grandes líderes se aferran a las metas, escribí que les ayudan a subir de etapa, les enganchan a sus sueños, les ayudan a hacerles seguimiento, y sobre que les hacen ser mejores personas y líderes. Ya podemos ver claramente por qué ningún gran líder estaría dispuesto a dejar de lado la importante (y laboriosa) tarea de establecer sus metas.

En este Post, que viene siendo como una segunda parte, compartiré las 10 características principales que los grandes líderes toman en cuenta cuando escriben sus metas para hacer que realmente sean efectivas y no se queden como declaraciones del mes de Enero solamente.

Lo que quiero que hagas es que escojas cualquier meta que tengas y la hagas pasar por esta especie de Filtro de Metas y se convierta en precisamente eso, un filtro por donde hagas atravesar cada una de tus metas a partir de ahora y verificar si cumple o no los 10 requisitos esenciales. Si no los cumple, ya sabrás dónde está fallando tu meta y la puedes fortalecer con estrategias más claras.

Imagino que muchos aspectos de la lista ya los estarás colocando en práctica, si es así, excelente, en caso contrario, estoy seguro que este filtro te servirá enormemente como a mí mismo me ha ayudado. Sigue leyendo

¿Cómo encontrar un propósito de vida y definir un objetivo profesional?

Cuando no sabes qué hacer con tu vida profesional porque te encuentras estancado, bloqueado, atascado… es seguramente porque has perdido el rumbo y no sabes qué camino tomar o qué hacer ante las nuevas circunstancias de la vida. En algún momento incluso puede que hayas dejado de lado tu propósito de vida, o que incluso necesites reformular lo que quieres de la vida. Ese es el primer paso para seguir adelante y posteriormente poder definir un objetivo profesional coherente.
Encontrar un propósito de vida

Friedrich Nietsche dijo que “Quien tiene porqué vivir encontrará siempre un cómo” para referirse a la necesidad de encontrar un propósito por el que vivir. La clave está en buscar cuáles son las motivaciones y prioridades de nuestra vida, aquellas razones que dan sentido a nuestra vida. Sigue leyendo

¿Cómo plantear tus metas para el éxito?

Generalmente el éxito es el resultado de una estrategia personal o profesional. Para crear esa estrategia debemos crear una visión sobre nuestro futuro deseado y debemos seleccionar muy cuidadosamente las metas que nos servirán de guía en el camino hacia al éxito. El tener una meta débil nos puede dar un resultado débil o una mejora temporal; el tener la meta correcta nos puede impulsar a lograr algo extraordinario y a sustentar nuestro desarrollo a mediano y largo plazo.
Algunos elementos de las metas

En el ámbito laboral es común la práctica del planteamiento de metas, ya que es parte del plan anual de resultados. De la misma forma al plantearse metas en otras esferas de la vida, intervienen varios de los factores que se utilizan en las metas de negocios. En ambos casos para que una meta funcione, a grandes rasgos hay que: definir claramente lo que se quiere lograr, establecer una fecha límite para lograrlo, desarrollar un plan de acción, traducirlo en pasos claros, proponer una estrategia para monitorear el progreso y tener clara cuál será la recompensa al conseguir los resultados.
El tipo de meta hace la diferencia

Vamos a revisar 2 diferentes tipos de metas: las Metas por Aversión y las Metas por Aspiración. Sigue leyendo

El arte de establecer metas realistas

Establecer los objetivos es un arte y una ciencia en partes iguales. Mucha gente cree que solamente determinar las metas no es suficiente, no funciona. Si tienes un negocio, no puedes darte el lujo de crear metas que no funcionan. Es necesario que trabajes con eficacia y necesitas de objetivos que te ayuden a realizarla.

Aquí esta una gran forma de crear buenas metas para tu área laboral y mantenerte en ese rumbo. Estas metas te recordarán las cosas que tienes que hacer con cada uno de tus objetivos:

– Deben ser específicas: tu objetivo tiene que estar deliñado de tal manera que quede claramente definido en tu mente. Decir, por ejemplo, que deberías trabajar más, no es una meta que te mantendrá enfocado. Sin embargo, si dices: “voy a trabajar un máximo de 8 horas por día”, este si es un objetivo mucho más específico.

– Las metas deben ser medibles: Esto está estrechamente relacionado con el punto anterior, con la salvedad de que incluye la manera de asegurarte de que estas transitando por el buen camino. Decir por ejemplo: “quiero ganar más dinero” no es un objetivo medible, pero si dices: “quiero ganar 5000 euros por mes” este si es un objetivo claro, es medible. Es fácil para ti porque lo veras al final del mes o en el plazo que te has establecido.

– Deben ser metas recurribles: tu objetivo debe ser algo que tú necesitas hacer para alcanzar tu meta. Si tu deseas aumentar tus ingresos este año, no es una postura realista decir: “este año voy a ganar la lotería”, porque esta situación se escapa de tu control, no sabes si vas a ganar o no la lotería, aquí juega la suerte. Sin embargo, si dices: “voy a esforzarme en las ventas, llamaré a 10 personas todos los días”, esto es algo que tú puedes lograr porque es una decisión propia sobre tus responsabilidades.

– Tus metas deben ser realistas: los objetivos que son realmente alcanzables son los mejores y al mismo tiempo te motivan a realizarlos. Te sentirás mejor contigo mismo cuando alcances constantemente tus objetivos, no deben ser tan difíciles como para que nunca llegues a ellos. Sigue leyendo