3 consejos que le convencerán de que la neurociencia es la gran aliada del marketing

A lo largo de los últimos años la neurociencia ha ido consiguiendo un papel más destacado dentro del sector del marketing y la publicidad. La razón la encontramos en que los profesionales del sector cada vez valoran más poder conocer que siente los consumidores ante sus productos y campañas y determinar que reacciones provocan estas en los mismos.

La neurociencia ha demostrado que la mayor parte de nuestra toma de decisiones es automática, intuitiva e instintiva a través de la parte de nuestro cerebro conocida como Sistema 1, responsable de las respuestas rápidas. Una vez se ha lanzado esta respuesta entra en juego el Sistema 2 de nuestro cerebro, encargado de racionalizar esas decisiones. Sigue leyendo

¿Cómo es un día en el mundo de la economía hiperconectada?

Las redes sociales, los dispositivos wearables, el neuromarketing… ¿Qué tienen en común todos ellos? Pues que son algunos de los ingredientes que componen la denominada era de la hiperconectividad.

SAP, multinacional alemana experta en proporcionar aplicaciones y servicios de tecnologías a empresas, ha elaborado una infografía en la que se desarrolla un día normal en la vida de Álex, un chico que forma parte del mundo de la economía de red en la que todo está conectado. Aunque hasta hace no mucho esta historia podía sonar a ciencia-ficción, lo cierto es que hoy en día es casi una realidad, ya que de acuerdo a las estimaciones de SAP, para el año 2020 habrá 2.500 millones de personas conectadas a redes sociales, 75.000 millones de dispositivos conectados y 65 billones de dólares en comercio global.

El protagonista de la infografía comienza su día montándose en un coche sin conductor (como los que prepara Google) que cuenta con un GPS de última generación que incluso proporciona información en directo sobre el tráfico para optimizar el viaje. Durante el trayecto, Álex aprovecha para consultar su agenda y susredes sociales a través de alguno de sus dispositivos sincronizados. Al llegar a su destino, el coche es capaz de buscar su propia plaza de aparcamiento. Sigue leyendo

6 trucos de neuromarketing que ayudan a las marcas a triunfar

El neuromarketing es una de las nuevas palabras de moda entre la industria del marketing, gracias a sus buenos resultados y al potencial que tiene para entender qué quiere realmente el consumidor. Las marcas pueden así entender las reacciones que causan sus anuncios y, aunque los expertos suelen señalar que no se trata realmente de manipular lo que los consumidores quieren o hacer, atacar en los deseos más profundos de sus clientes para conseguir vender.
Las cadenas de supermercados están ya utilizando el neuromarketing para decisiones tan básicas como el dónde se sitúan las cosas o cómo el olfato impulsa las compras. Y, aunque aún no lo sabemos todo sobre el neuromarketing, es posible ya descubrir algunos puntos base que permiten mejorar los resultados de las marcas y de las compañías empleando el conocimiento que ya tenemos sobre nuestro cerebro.
La marca debe centrarse en las emociones
Lo que el neuromarketing ha demostrado es que las decisiones de compra no son solo cosa de nuestro yo racional. Como explican desde Inc, ante todo y ante cualquier cosa, el cerebro responde con una respuesta emocional. Poco importa que se trate de encender el ordenador a primera hora de la mañana o de tomarse un café a media mañana. Todas esas respuestas se toman en la parte bautizada como cerebro reptiliano y ahí es donde las marcas deben intentar llegar. Las marcas deben centrarse en generar esas respuestas, porque así ganaran al consumidor y conseguirán un mejor recuerdo de marca. Sigue leyendo

Neuromarketing no es lo mismo que hacer un marketing diferente

Cada vez es más frecuente oír hablar sobre el neuromarketing, el cómo la parte emocional de nuestro cerebro, la irracional, impacta a la hora de comprar y, por consecuencia, en la forma de hacer marketing.

Neuromarketing, una bonita palabra que quizás genere en la mente de quien lo oye la idea de que el marketing avanza hacia algo más bonito, lejos de la venta funcional de productos fríos, de utilidad y valor únicamente racional.

Espejismo de esta realidad puede ser también pensar que, al buscar las empresas incidir en cierta manera en lo emocional y lo experiencial, nos encontremos en una nueva fase, una nueva etapa que aleje a las empresas y a su marketing de lo puramente capitalista y consumista, basada más en alcanzar la rentabilidad y riqueza de los propietarios de las grandes marcas, que en dar satisfacción plena y armonizada a todas las personas que rodeen el quehacer de una empresa o negocio. Sigue leyendo

Las claves del neuromarketing vistas desde dentro

¿Cómo funciona el neuromarketing? ¿Qué es lo que buscan estos estudios científicos? ¿Para qué sirven? ¿Qué diferencia hay entre el eye-tracking y la resonancia magnética? Estas preguntas y muchas más son las que MarketingDirecto.com fue a resolver a InsideBrain en Madrid de la mano de Francisco Arribas y otros expertos en neuromarketing para vivir y probar la neurociencia aplicada a la publicidad en su centro madrileño.

“Algunas campañas están tan bien hechas que generan una sensación común, paralela, te van llevando como un baile”, aseguraba Francisco Arribas. Unas sensaciones que tienen mucho que ver con las áreas emocionales, ya que cuando un estímulo está vinculado a una emoción positiva lo que se hace es construir a favor, algo que se va a hacer a medio y largo plazo, en lugar de trabajar sobre áreas más racionales o pragmáticas que cualquier marca puede arrebatarle a otra en un momento dato. De esta forma, lo perceptible y lo sensorial conforman una tercera dimensión en la que el sentido percibido tiene más fuerza que el sensorial. Sigue leyendo

Ghost Marketing: Una breve aproximación al concepto

El mercadeo es una herramienta indispensable no sólo para el mundo empresarial. Salvo casos únicos y muy particulares, la afirmación “lo que no se promociona no se vende” es una realidad. Todos los productos o servicios deben pasar por una etapa de divulgación y promoción, de acercamiento, de contacto con los clientes potenciales, en proceso o ya captados de cada quien, a fin de incentivar su uso o consumo, de lo contrario un buen producto o un excelente servicio puede pasar desapercibido por ignorar esa sencilla regla.

El mercadeo, como casi todos sabemos, tiene diferentes variaciones, por lo que tenemos el mercadeo directo, masivo, neuromarketing (relativamente nuevo) y otros tantas versiones que persiguen un fin común: influir en la toma de decisión del cliente y orientarla a consumir un producto o un servicio en particular, ajustado, obviamente, a sus necesidades y expectativas o a las que se le puedan crear de manera artificial.

Pero, para nadie es un secreto que el cliente ha ido evolucionando casi a la par de las estrategias mercadotécnicas y, lo que fue un ejercicio muy parecido a “encantar serpientes” se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para propios y extraños pues ahora el cliente es más exigente, menos crédulo y conocedor de lo que quiere y desea para sí. Sigue leyendo