La formación a través de una pantalla

Parece que va quedando atrás ese tiempo en el que una profesora te sacaba a la pizarra a resolver un problema de matemáticas o a señalar el complemento directo de una frase. Esa época en la que los alumnos iban cargados con la mochila llena de libros y cuadernos y que a más de uno les ha ocasionado algún problemilla de espalda. Hoy en día los alumnos más jóvenes así como los que ya no lo son tanto, han visto como la educación ha evolucionado (en el caso de los segundos) en la forma así como en los métodos utilizados.
Cualquier estudiante, joven o viejo, puede tener acceso a una gran cantidad de información de manera inmediata, independientemente de donde se encuentre y del momento que sea. Y lo hacen a través de los diferentes dispositivos que la tecnología y el mercado han puesto a nuestro alcance.
Pero, ¿cómo afecta esto a los sistemas educativos?, ¿es tan revolucionario como se quiere pensar, y si es así, es mejor esta forma de trasmitir y adquirir conocimientos?.

Sistema educativo y tecnología

Desde temprana edad, a los niños se les pone en contacto con esta nueva tecnología, que además manejan de manera casi innata, y crecen y se desarrollan con ella y los avances que se van introduciendo. Para estos chicos no supone ningún esfuerzo el manejo del hardware ni el software al igual que para nosotros no lo eran la regla o calculadora.
En los colegios es fácil encontrar aulas en las que los alumnos disponen de ordenadores o ipad en lugar de los vilipendiados cuadernos. Se utiliza la wikipedia en lugar de la enciclopedia, se lee en notebooks en lugar de en los libros, y los temarios están disponibles en dichos dispositivos electrónicos, y no en libros de texto. Sigue leyendo