Algunos Aspectos del Coaching

El Coaching (entrenamiento) no es un tema nuevo. Frecuentemente los individuos están haciendo coaching a través de diferentes maneras, desde una conversación hasta una exposición planeada, estructurada o sistemática de varias semanas o meses. El coaching puede ser informal o formal, es en este segundo ámbito es que se ha venido desarrollando como un medio de aprendizaje, que para varias personas que reciben el coaching, es para toda su vida. El coaching informal lo divido en dos campos, el positivo y el negativo, este último lo asocio con la transferencia consciente o inconsciente de los hábitos o costumbres reñidas con la ética, el respeto y la responsabilidad social. En el ámbito laboral los gerentes, supervisores o jefes hacen coaching (positivo o negativo) y pueden o tienen impacto en los resultados de la empresa, incluso en las relaciones interpersonales de los trabajadores, colaboradores o empleados, fortaleciendo o debilitando las mismas.
Según el ámbito de aplicación se han definido algunos tipos o maneras de coaching, entre ellos se pueden mencionar el coaching sistémico, coactivo, autocoaching, personal o individual, ejecutivo, estructural, integral, integrativo, deportivo, empresarial, etc. Todas estas maneras de hacer coaching se hacen desde hace varios siglos y se ha enfatizado en los últimos quince años en el campo empresarial aplicado a procesos de análisis de la realidad comercial, toma de decisiones, mejora de procesos productivos, gestión del capital humano, etc. involucrando a todos los gerentes estratégicos y ejecutivos de la empresa con el objetivo de mejorar el nivel de control sobre su entorno inmediato, reducir el estrés, mejoramiento del clima laboral, entre otros, con el objetivo de ser eficaces y eficientes en el contexto empresarial. Sigue leyendo

El contagio emocional

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

En los entes humanos primitivos muy probablemente la amígdala actuaba como un radar para el cerebro, manteniéndole en un continuo estado de alerta o de atención de los posibles riesgos y peligros potenciales del entorno de esa era, siendo este sistema de circuitos cerebrales válidos para esa época. El estado de alerta intensificado por la amígdala genera fuertes emociones y sentimientos facilitando el contagio emocional. El contagio emocional se puede observar en los mamíferos (monos, perros, gatos, etc.), e incluso lo he observado en algunos pájaros.

Según investigaciones realizadas por neurocientíficos, descubrieron que el ser humano de nuestro tiempo tiene dos rutas diferentes para tomar información externa, una de ellas toma información directa desde el tálamo a la amígdala, la que procesa y traduce el significado emocional de los mensajes corporales (alteración de voz, tonos, expresiones faciales, corporales etc.), mucho antes de que llegue por la otra ruta al sistema nervioso que procesa metódicamente, paso a paso y piensa o analiza lo que está sucediendo. El contagio emocional toma la ruta más rápida, con relación a la otra que conduce a la corteza pre-frontal del cerebro, por lo cual no se piensa y hace que se tomen decisiones instantáneas, que un poco más tarde o después se puede lamentar o tener que justificar, deteriorando la integridad personal. La diferencia de tiempo entre una ruta y la otra es la clave del éxito de la persona o individuo en lo social y empresarial (en otro escrito se ampliará sobre este tema, asociado con el éxito personal y/o empresarial, adicional se comentará sobre una tercera ruta para la toma de información de los sistemas cerebrales, inferida por el autor). Sigue leyendo

Beneficios a empresas que implanten la Responsabilidad Social.

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

De acuerdo con la Guía sobre Responsabilidad Social ISO 26000, la Responsabilidad Social (RS) de una empresa corresponde a los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medioambiente mediante un comportamiento ético y transparente que contribuya al desarrollo sostenible, incluyendo la salud y bienestar de la sociedad. Entonces la RS puede entenderse como la contribución de las empresas al desarrollo sustentable. La RS considera a las empresas como interdependientes con la sociedad por tanto ésta debe estar estrechamente conectada con el giro del negocio, adaptando el nuevo modelo de la Responsabilidad Social en su propio contexto y estrategia empresarial. El concepto de Responsabilidad Social, se ha venido posicionándose de forma progresiva en la agenda de los empresarios nicaragüenses, es una transición de la empresa tradicional a una empresa con responsabilidad social y se debe a que en la última década las tendencias de incluir programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se fue extendiendo de los países desarrollados a los países emergentes y en vías de desarrollo. En Latinoamérica, por ejemplo, donde las crisis económicas ahondaron la situación del desempleo y la pobreza, las empresas asumieron el compromiso de emprender proyectos sociales en conjunto con organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo cabe hacer una reflexión y es lo referido a la jurisdicción del Estado en las acciones de RS y si: ¿puede la empresa privada cubrir las acciones que corresponden al gobierno?, ante la existencia de vacíos en la gestión gubernamental, la empresa debe pensar en RS, con la claridad que ésta no debe suplantar las labores del Estado, sino complementarlas. Sigue leyendo

El Rol del Estado en la Promoción de la RSE

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

En la actualidad, el tema de la responsabilidad social de las empresas forma parte de la agenda de muchos de los gobiernos de países desarrollados, emergentes y en vías de desarrollo, así como en organismos mundiales como la ONU y la OIT. El tema va ganando importancia también en los organismos internacionales de crédito, como en el caso del BID, el Banco Mundial y el BCIE.

La construcción y desarrollo conceptual de la definición de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) fue ganando perfiles propios en la región. Paulatinamente, se comenzó a entender que la empresa tiene un nuevo papel dentro de la sociedad, que ya no se limita a su tradicional desempeño en el mercado. De esta manera, las empresas asumen un papel más activo y participativo en lo que atañe al desarrollo social, aspecto que le ha correspondido al Estado. En el nuevo modelo de gobernanza no sólo es el Estado quien se ocupa de la formulación y ejecución de políticas públicas, sino que también participan empresas y organizaciones de la sociedad civil. Se busca la cooperación entre el Estado, la sociedad civil, los agentes del mercado y la ciudadanía. Esta cooperación puede realizarse a nivel local, nacional o internacional, y se incluyen también en este modelo, formas de autorregulación social en las que actores privados cumplan funciones que son de interés público. Sigue leyendo

El arbitraje de equidad y los contratos de proyectos de construcción (II parte)

fajardo2
Carlos J. Pérez Fajardo

El Arbitraje de Equidad (Ex aequo et bono) referido o contemplado en la Ley No. 540 antes mencionada, en su artículo No. 24 lo definió como: “Se da cuando el Tribunal Arbitral resuelve conforme a sus conocimientos profesionales y técnicos”. La definición está incompleta debido a que también deberán considerar los principios del derecho general o natural y público además de lo establecido en el contrato entre las partes. Por otra parte la experiencia ha demostrado y enseñado que cada arbitraje de equidad es único.
En la definición referida en el párrafo anterior aparece la frase ex aequo et bono (en latín significa: de acuerdo con lo correcto y lo bueno, o desde la equidad y la conciencia) el cual es un término legal en el contexto de los arbitrajes o juicios, que alude el poder de los árbitros o jueces para dar una solución a un caso especifico o particular utilizando las normas que consideran más justa y apropiada para dicho caso. Estamos hablando de la equidad integral o integradora.
En un arbitraje de equidad, el Árbitro o el Tribunal Arbitral de Equidad puede actuar corrigiendo importantes asimetrías o desigualdades que debidamente justificadas le permiten apartarse de la norma jurídica general, que para un caso especifico puede no ser aplicable. Sin embargo esto no significa que no se respeten las leyes o ser “arbitrario” sino que se deberá actuar en el marco de los principios reconocidos del Derecho. En otras palabras no hay un arbitraje de equidad puro, siempre está enmarcado en los principios del derecho natural o general y público además de lo establecido en el contrato entre las partes.
En el arbitraje de equidad habrá de ponderarse con la aplicación de las normas técnicas, administrativas, financieras, económicas, según el caso, además de los principios del derecho. Los árbitros o tribunales arbitrales de equidad deben ser conocedores de algunos de los principios del Instituto para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT) que son aplicables en los arbitrajes de equidad. Sigue leyendo

El arbitraje de equidad y los contratos de proyectos de construcción (I parte)

Introducción y Generalidades del Arbitraje
Antes de entrar en el tema específico del arbitraje de equidad y los contratos de proyectos de construcción es conveniente introducir algunos de los principales elementos de los procesos de arbitraje, con el objetivo de tener un marco referencial para el mismo. El arbitraje es uno de los métodos alternos de resolución de controversias (MARC) heterocompositivo mediante el cual se somete una o varias controversias, por acuerdo o consenso de las partes, a un árbitro o a un tribunal arbitral (varios árbitros) el que emite una decisión sobre la(s) controversia(s), decisión que es de obligatorio cumplimiento para las partes.
En la actualidad no existe consenso respecto a la naturaleza jurídica del arbitraje ni tampoco respecto al área del derecho a la cual pertenece el mismo, o sea que para algunos especialistas es de naturaleza procesal, porque es un procedimiento, para otros es de naturaleza contractual por que el arbitraje se pacta a través del convenio arbitral, para otros autores es de naturaleza comercial sosteniendo que es donde se encuentra más desarrollado el arbitraje, para otros expertos es de naturaleza mixta y para otros especialistas el arbitraje es un área autónoma del derecho a la cual se le denomina derecho de arbitraje y su naturaleza jurídica consiste en un mecanismo alterno de resolución de controversias, que es por la cual me inclino, adicionalmente es complementario a los sistemas judiciales. Sigue leyendo

El proceso de Mediación en el ámbito Mercantil y Social

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

El proceso de Mediación tiene una larga trayectoria e historia a través del tiempo en los ámbitos diplomáticos, familiares y mercantiles.
Con el impulso y la promoción del comercio mundial mediante la Organización Mundial de Comercio (OMC), en el marco de los Tratados de Libre Comercio (TLC) y otros, el interés y la utilización del método de mediación se ha incrementado en los últimos quince (15) años, como una opción o resultado, derivado de los retrasos, altos costos, corrupción y excesiva duración de los procesos judiciales o la aplicación de justicia en varios países del mundo. Pero hay otro elemento que se considera importante para motivar el uso de la Mediación como es la ventaja comparativa para las partes, como es controlar el procedimiento a que se somete(n) la(s) controversia(s) o diferencia(s).  Lo anterior se fundamenta en que el procedimiento de Mediación no es obligado para las partes o sea que aún cuando las partes hayan acordado resolver una diferencia o controversia a través del proceso de mediación, no están obligadas a continuar o seguir después haber iniciado las reuniones de mediación. La no obligatoriedad también se entiende o significa que no se puede imponer una decisión a las partes, la solución o decisión debe ser aceptada voluntariamente, por las mismas.
Fundamentalmente existen dos modalidades de Mediación utilizadas frecuentemente en el ámbito mercantil y social. La primera modalidad es la Mediación-Facilitación, en la cual el Mediador dirige sus esfuerzos en ayudar a facilitar la comunicación y entender o comprender la perspectiva, enfoques, intereses y posiciones entre las partes, en relación a la controversia o controversias. La segunda modalidad consiste en la Mediación-Evaluativa en la cual el Mediador realiza un análisis evaluativo (previo acuerdo y consenso de las partes) de la controversia o controversias que posteriormente y dentro del plazo establecido para el proceso de mediación, presenta a las partes, las que son libres de aceptar o rechazar como solución a la diferencia o diferencias. Esta segunda modalidad presenta varias variantes en función de las características de la controversia o controversias y cultura de las partes. En la realidad nacional y según las experiencias, lo que normalmente ocurre es un híbrido de las dos modalidades de mediación, influenciadas por el entorno y la cultura. Sigue leyendo

¿Es la Responsabilidad Social Empresarial Competitiva?

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un nuevo modelo de negocio, así desde finales de la década de los ochenta se vuelve estratégica en el marco de la competitividad empresarial.
Antes de continuar, es conveniente hacer una diferenciación entre RSE y la filantropía. Las actividades filantrópicas están al margen del giro y la estrategia del negocio, debido a que normalmente son iniciativas derivadas de individuos decisores en la empresa, cuya característica es la dispersión y en alguna medida son costes. La filantropía puede crear valor social en distintos niveles de medición, pero no necesariamente genera valor económico o financiero a la empresa. En cambio la RSE, se refiere a iniciativas sociales, ambientales y económicas, compatibilizadas o planeadas, alineadas con la estrategia empresarial, que crea o genera valores agregados para la empresa y la sociedad.

La función de las empresas cualquiera que esta sea, es crear o generar valor para la sociedad. Crear valor es que los recursos de la empresa se mantengan, que el usuario o cliente obtenga más valor que el pagó y que sea sostenible a mediano y largo plazo, en otras palabras estamos hablando de competitividad.

La RSE, trata de que la empresa agregue y genere valor social, él que está estrechamente vinculado y es interactuante con las dimensiones, financiero-económicas y ambiental, en que se desenvuelve u opera la empresa. Sigue leyendo

¿Las MIPYMES de América Central Pueden Hacer RSE?

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

Muchas PYMES de América Central perciben y piensan que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no es para ellas y que no pueden implementar un plan de RSE porque es sumamente costoso y no está a su alcance. Esta creencia o paradigma se ha extendido en Nicaragua e incluso en casi el resto de los países de América Central, lo cual no es cierto, la RSE se puede implementar en todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño, capacidad y sector de actividad económica.

Para ejecutar un plan de RSE en una MIPYME que contribuya a la comunidad directa no se requiere de desembolsos líquidos o en efectivo, se puede hacer en especies por ejemplo de los inventarios en exceso, renovación de materiales o de equipos informáticos, prestar servicios a la comunidad cuando se tenga la disponibilidad para ello, asesorar en temas de interés mutuo, prestar un servicio puntual, etc. Se puede colaborar con personas de la comunidad que tienen una situación crítica, la empresa junto con el resto de colaboradores pueden sistematizar las microdonaciones y crear un pequeño fondo para ello. Como parte de este sistema también se pueden hacer campañas entre los colaboradores de las MIPYMES para que a su voluntad donen de sus salarios una pequeña cantidad de dinero (cinco a diez córdobas en el caso de Nicaragua) y con el dinero recaudado se hace una donación a una persona que requiera de una medicina, por ejemplo. La empresa, por su parte, podría aporta una cantidad también pequeña, pero importante para completar el valor del medicamento, si es necesario. Sigue leyendo

Las MIPYMES y la Economía Informal en Nicaragua

Carlos J. Pérez Fajardo
Carlos J. Pérez Fajardo

Nicaragua está atrapada en una vorágine perniciosa con un aparente equilibrio macroeconómico en el cual parece que la economía está funcionando bien, sin embargo no hay inversión, ni empleo, etc. y a la vez las personas están y andan mal y una de sus alternativas para sobrevivir es la informalidad, la que es fuente de bajos ingresos e incrementa la posibilidad de aumentar la pobreza y el subdesarrollo. Existe una estrecha relación entre la pobreza y la informalidad, como efecto de mercados laborales precarios, bajos salarios, la baja calidad del empleo y el pequeño tamaño de los mercados comerciales.

La formalización de las MIPYMES tiene como principal promotor al Estado a través del IMPYME (Instituto Nicaragüense de Apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa adscrito al MIFIC), el MIFIC (Ministerio de Fomento, Industria y Comercio) y la DGI (Dirección General de Ingresos, adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua) que buscan incorporar al mayor número de micro, pequeñas y medianas empresas a un sistema formal mediante campañas que persiguen principalmente la recaudación tributaria y no el desarrollo de las mismas empresas, que constituyen una de las principales fuentes de empleo del país. Esto significa que el Estado impulsa campañas de educación tributaria y no de conciencia ciudadana, considerándolos fundamentalmente como potenciales contribuyentes. Sigue leyendo