Personal Branding, lo queramos o no

Es incuestionable que todos ofrecemos una imagen de nosotros mismos. A nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo,… pero también, cada vez más, a personas con las que apenas hemos tenido tiempo o posibilidades de interactuar directamente.

Por supuesto es siempre una imagen inexácta, tanto más nítida cuanto más tiempo y experiencias hemos compartido con aquellos a quienes tratamos de darnos a conocer.

Vivimos en un mundo de percepciones donde las emociones cuentan mucho más de lo que nos atrevemos a reconocer y donde la simpatía o el rechazo por parte de los demás es, a menudo, cuestión de una primera impresión.

Reconócelo, tu también los has sentido. Cuando te presentan a alguien a quien jamás has visto y de quien nada sabes, cualquier detalle, de manera casi inconsciente, deja una impresión en ti. La forma en que te da la mano, su mirada, si sonríe, su forma de vestir, su olor e incluso su forma de moverse, son factores que casi de manera inmediata, te provocan una afinidad o algún tipo de antipatía. Rara vez indiferencia. Sigue leyendo

Tu marca personal (Personal branding)

El término Marca Personal o Branding Personal se relaciona con establecer una identidad como persona. Se lo asocia al trabajo que se realiza con las marcas comerciales, donde se cuida la imagen del producto o de la empresa. Este concepto no es moderno, pero con el devenir de los cambios sociales, se necesitó que las personas sean algo más que un curriculum vitae, donde se establece los estudios cursados y los datos personales.

Las personas necesitaban realizar un cambio, y ¿Cómo podían ser recordadas por los demás? ¿Qué podían utilizar para convertirse en personas que se diferenciarán del resto del grupo?

Acá es cuando comienza el trabajo de la Marca Personal, es el profundo sentimiento de querer ser recordados, que los identifiquen como personas especiales, desean comunicar lo que hacen o sus profesiones. Ahora bien, ¿la marca personal solo se relaciona con diferenciarse o con sobresalir?

¿Consideras que cambiar tu imagen exterior es suficiente? tener un lindo traje y tarjetas de presentación especial ¿es crear tu marca personal? Lamentablemente para los que consideran que es suficiente, les tengo que decir que no es así. Se puede pedir asesoramiento de imagen o contratar una persona para que te cambie el look y parezcas una persona diferente a la que la gente había conocido.

Pero para establecer una marca personal hace falta muchos más elementos que estos. Sin dudas que tener una linda imagen cuidada, vestir bien, ponerse un reloj de diseño o zapatos a la moda, a la gente le llama la atención, pero tienes que trabajar mucho más para que realmente te conviertas en una marca personal.

Si observamos a las personas que son sus propias marcas, podemos apreciar que no solo tienen una excelente imagen exterior, sino que ellos se diferencian por otras cosas que van más allá de esta fase superficial.

Todo esto sería el envoltorio, lo más importante es el contenido. Entonces ¿cómo podemos empezar a delinear esta marca personal?

En primer lugar, no pienses que una marca se establece superficialmente, para dejar esa huella que tu deseas en los demás, para diferenciarte, tienes que cambiar tu manera ver las cosas. Es un trabajo profundo que tienes que dedicarle tiempo y paciencia, no se produce de golpe, es un trabajo interno que se reflejará en tu exterior. Sigue leyendo