7 reglas de oro a la hora de elegir un máster

1.- ¿Por qué estudiar un curso de Postgrado? La importancia de estudiar un postgrado radica en que la persona será capaz de desarrollar habilidades para la aplicación de un conocimiento específico en un área determinada. Hoy en día, las grandes empresas requieren de trabajadores altamente competentes para resolver problemas y con capacidad de análisis. Un empleado bien preparado siempre será altamente valorado en una empresa.

2.- ¿Qué tipo de curso debo elegir? Los generalistas, como el MBA, dan una visión de todas las áreas de la empresa, mientras que los másteres más especializados, son recomendables para recién titulados que quieran encaminarse a un determinado sector, o para profesionales que quieren reorientar su carrera hacia otros sectores o reinsertarse en el mercado de trabajo.

3.- ¿A distancia, online, mixto o presencial? Los programas online cada día son más numerosos y variados. Los cursos de e-learning son especialmente aconsejables para aquellos que, por su ocupación o por motivos geográficos, no pueden seguir un programa que implique asistencia a las clases. Bien es cierto que muchos expertos consideran que el aprendizaje en el aula es más rico y completo, por lo que recomiendan los programas tradicionales. Escoger también la opción mixta, puede ser una buena elección.

4.- ¿Qué criterios debo tener en cuenta para elegir un programa/institución? Debe escoger el posgrado que más se adapte a sus características personales, perfil, ambiciones y circunstancias, poniendo un punto de atención en el reconocimiento que el programa y el centro tengan. No obstante está condicionado por la capacidad de inversión de cada persona.

Tendremos en cuenta también otros aspectos tales como: objetivos del curso, flexibilidad de estudio, calidad de la enseñanza y prestigio del centro, profesorado, Networking, Relaciones internacionales, como algunos de los aspectos a tener en cuenta en tu análisis y que te ayudarán a completar tu mapa mental en la toma de decisión.

5.- ¿Qué metodología de enseñanza escojo? Debe tener un enfoque práctico, en el que cobra especial importancia el método del caso, muy extendido en los programas de gestión empresarial. El profesor selecciona un caso real de una empresa y los alumnos deben demostrar su capacidad analítica para juzgar su estrategia y decisiones, y preparar una exposición.

6.- ¿Incluye prácticas en empresas estos programas? Son un punto a favor para alumnos recién titulados. Algunos másteres dirigidos a recién titulados universitarios sin experiencia o a jóvenes con una corta trayectoria las ofrecen.

7.-Precio: Realizar un análisis entre el coste del programa, calidad y prospección de futuro, merece la pena. Según datos de la consultora de recursos humanos ICSA, la retribución de los jóvenes de 24 a 30 años con un posgrado es de 27.700 euros anuales, un 10% más que los licenciados, un 22% más que los diplomados y un 57% más que los titulados en Formación Profesional. Por lo tanto, invertir en un máster adecuado, en una institución de prestigio y con proyección internacional te ayudará a mejorar tu perfil profesional.

¿Conoces qué es el Método del Caso?

Realizamos un acercamiento a las características de El Método del Caso y como cada vez más, muchas escuelas de negocios lo incorporan en sus metodologías. Breve análisis de lo que es El Método del Caso y cómo en su época fue considerado una revolución y que aún hoy en nuestros días se asume como una de las metodologías más adecuadas en las escuelas de dirección.

Nació en 1914 en la Universidad de Harvard motivados por la necesidad surgida en los estudiantes de la facultad de Derecho. Pensaron que enfrentar a estos estudiantes a situaciones reales, a valorar los hechos, a que tomaran decisiones rápidas y emitieran juicios fundamentados sería un avance y una mejora en sus conocimientos. Con el paso de los años, el Método del Caso, se fue extendiéndose a otras escuelas, en otras facultades, en otros continentes, hasta convertirse a la fecha en una de las estrategias de educación post universitaria más eficaces.

El empleo del Método del Caso como medio pedagógico se justificaba y se justifica gracias a la idea de que los estudiantes, tanto de forma individual como en grupo, aprenden mejor porque aceptan más responsabilidad en el desarrollo de la discusión y se acercan a la realidad de su futuro profesional; se trata de un método activo que exige una participación constante del estudiante y cuyo éxito depende fundamentalmente de la competencia del docente en su utilización.

Según ya indicaba (Bruner 1960), el Método del Caso, empleado adecuadamente, es una de las técnicas que favorece el aprendizaje por descubrimiento. Aprendizaje que anima al alumno a hacer preguntas y formular sus propias respuestas así como a deducir principios de ejemplos prácticos o experiencias.

Autores como Reynolds (1990:20) existen cinco razones fundamentales que avalan la eficacia del Método del Caso:

1) Los estudiantes desarrollan mejor sus capacidades mentales evaluando situaciones reales y aplicando conceptos que aprendiendo esos mismos conceptos simplemente a partir de ejemplos teóricos.

2) Los alumnos estarán mejor preparados para el desarrollo de su actividad profesional que aquellos que hayan aprendido fórmulas teóricas con poca práctica.

3) Las ideas y conceptos se asimilan mejor cuando se analizan en situaciones que han surgido de la realidad.

4) El trabajo en grupo y la interacción con otros estudiantes constituyen una preparación eficaz en los aspectos humanos de gestión.

5) Los alumnos dedican voluntariamente más tiempo a trabajar ya que consideran más interesante trabajar con casos que las lecciones puramente teóricas.

Fuente: http://www.upv.es/nume/descargas/fichamdc.pdf;

Estudio Universidad Politécnica de Valencia. Grupo metodologías activas (GIMA-UPV).

ISEAD en el especial de Formación y Postgrado de El Pais

elpais-21

El pasado 27 de septiembre el diario El País publicó un especial sobre Formación y Postgrado donde se hacían varias referencias a ISEAD.

A continuación, podéis descargar dos de los artículos en formato PDF haciendo click en los siguientes enlaces:

Másteres cada vez más singulares

Reciclarse o morir