Los líderes son dirigidos por propósitos, no sólo por resoluciones

Hace unas semanas escribí sobre Las 25 Preguntas que todo líder se debe hacer en 2016! preguntas que nos llevan a enfocarnos en el presente y en lo que realmente queremos en esta vida.

Hoy quiero hablar un poco sobre la importancia de ser dirigidos por propósitos, en vez de ser guiados por resoluciones, algo que se tiene por costumbre hacer cada comienzo de año.

Es común encontrar en enero, diversos artículos hablando sobre cómo deberían ser tus resoluciones para este nuevo año que comienza. Todos queremos seguir con nuestros planes, empezar nuevos proyectos o hacer cosas que cada año se han pospuesto.

Pero sinceramente pienso que si no estamos claros con lo que queremos, no podremos conseguir lo que buscamos. Cuando sabes exactamente lo que quieres es muy fácil apuntar.

La historia muestra que todos los grandes líderes son dirigidos por propósitos, no sólo por resoluciones. Saber qué se quiere es la clave número uno que nos lleva al éxito. Sigue leyendo

Consejos y ejercicios para la superación personal

Esta guía no se detiene en exponer pensamientos, consideraciones, reflexiones ni teorías sobre la atención al presente. Esta guía esta centrada en lo importante de la “atención al presente“, que es su práctica. Ningún conocimiento sobre la atención a uno mismo es más importante que su práctica. De acuerdo a lo expuesto, esta guía esta centrada en proponer ejercicios para practicar la “atención al presente”.

Vivir “atentos al presente” es como tomar una “píldora diaria de salud“, para nuestro cuerpo, nuestro pensamiento, nuestra emoción y nuestras relaciones.

Un propósito saludable

El propósito de practicar la atención al presente consiste, en superar la ansiedad y el estrés que me produce vivir divagando y en sostener la empatía que me permite relacionarme respetuosamente conmigo mismo y con los demás.

La Atención que necesitamos

Durante mi vida, muchos estímulos externos o internos terminan “atrayendo” mi atención. A este tipo de atención le llamo atención involuntaria, pues generarla no depende de mi intención, sino de las características e importancia que el estímulo tiene para mi.
Para promover y sostener la atención al presente es imprescindible sostener la atención, voluntariamente.

La atención voluntaria es una atención que demanda esfuerzo. Y lo es porque esta capacidad, solo surge de la voluntad, es decir, solo si uno quiere. Sigue leyendo